lahoradigital.com
PSOE, con Podemos, trata de sumar a todos los grupos con sus propuestas en la Comisión de Reconstrucción del Congreso
Ampliar
(Foto: Europa Press)

PSOE, con Podemos, trata de sumar a todos los grupos con sus propuestas en la Comisión de Reconstrucción del Congreso

jueves 25 de junio de 2020, 13:17h

Este pasado miércoles acabó el plazo para que las distintas formaciones políticas presentaran sus borradores con las propuestas y conclusiones de la Comisión de Reconstrucción. Cada grupo podía presentar cuatro documentos, uno para cada grupo de trabajo. PSOE y Podemos han presentado sus medidas en las que han aparcado temas conflictivos como la subida de impuestos a las rentas más altas o la derogación de la reforma laboral. Anteponen la búsqueda de un consenso amplio que pudiera incluir al PP y por eso sus borradores son propuestas de mínimos para, a partir de ahí, poder debatir cuestiones más ambiciosas. Concluyen que nuestro modelo de bienestar social ha mostrado sus debilidades y proponen su fortalecimiento; también señalan los desequilibrios y cambios de nuestro modelo productivo con un débil sector industrial y asumen que hay que actualizarlo; Detallan las fortalezas y debilidades de nuestro Sistema Nacional de Salud que consideran que hay que reforzar; y estiman que el papel de la Unión Europea en la reconstrucción tiene que ser urgente, decidido y orientado a la recuperación social y económica.

El pasado martes, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, se reunían en Moncloa después del Consejo de Ministros para terminar de acordar las propuestas que sus dos partidos, PSOE y Unidas Podemos, debían presentar en la Comisión de Reconstrucción del Congreso de los Diputados. Concluyeron que lo mejor en estos momentos era aparcar los temas más controvertidos para tratar de conseguir un respaldo lo más amplio posible.

Según fuentes socialistas, el acuerdo alcanzado en la Comisión responde a la necesidad de paliar las consecuencias de la Covid-19. En este sentido, confirman las mismas fuentes, han basado sus proposiciones en línea con las directrices de los diferentes Consejos Europeos; respeta el acuerdo programático entre el PSOE y Unidas Podemos, así como el resto de acuerdos de investidura; y también recoge los temas tratados en la mesa del Diálogo Social entre patronal, sindicatos y agentes sociales.

Hay que eliminar a la ultraderecha de Vox de la ecuación ya que ni ellos quieren estar en el consenso, ni socialistas y morados harán el menor esfuerzo por intentar acordar con quien se sitúa fuera de los márgenes del sentido común. El objetivo es conseguir que Ciudadanos y PP respalden los documentos finales que salgan de la Comisión. Hay que recordar que se establecieron cuatro grupos de trabajo: Políticas Sociales y Sistema de Cuidados; Reactivación Económica; Sanidad y Salud Pública; y Unión Europea. Por cada uno de ellos saldrá una propuesta que debería contar con el máximo apoyo posible.

Ciudadanos, que también ha presentado sus borradores de propuestas, también ha aparcado sus peticiones más difíciles de pactar como la bajada generalizada de impuestos. Es una señal clara de que los ‘naranjas’ quieren formar parte de los acuerdos.

Con el PP las cosas están más complicadas. Sus estrategias de confrontación son cada vez mayores, pero corren el peligro de quedarse solos al lado de la ultraderecha. No parece haber muchos problemas en las medidas sobre Europa y Sanidad. Eso a pesar del incomprensible informe que los populares distribuyen en Bruselas poniendo en duda la salud democrática de nuestro país. En materia sanitaria todos concluyen que la crisis del Covid-19 ha puesto al descubierto las fortalezas de nuestro sistema, pero también las debilidades y la necesidad de dotar al Ministerio de Sanidad de más competencias y más recursos para coordinar cuestiones como pandemias y otras emergencias de índole global. Los obstáculos aparecen en lo que hay que hacer para la reactivación económica y en las políticas de salud y el sistema de cuidados. En cuanto a la economía, hay cosas como el sistema fiscal o la reforma laboral en las que las posiciones están muy alejadas y habrá que ver cómo pueden solventar las diferencias. En cuanto a las políticas de cuidados está en el fondo la gestión de las residencias de ancianos, el epicentro de la catástrofe del coronavirus donde se han producido más enfermos y más fallecidos. PSOE y Podemos consideran que es el momento de acabar con las políticas de recortes en los servicios públicos y recuperar lo común “sanidad, sistema de cuidados o servicios sociales”.

La búsqueda del consenso con el PP, sin embargo, le lleva a los partidos del Gobierno a distanciarse de ERC que sigue defendiendo una derogación total de la reforma laboral, una reforma de la fiscalidad que apuntale la subida de impuestos para grandes fortunas y empresas, o la recuperación rápida de los derechos sociales perdidos durante la crisis del 2008 y los gobiernos conservadores.

Ahora, los representantes de los grupos parlamentarios se han intercambiado sus respectivos borradores para presentar enmiendas (tienen de plazo hasta el día 29 de junio) y montar un documento definitivo que pueda acaparar el apoyo amplio de la cámara. Estos documentos finales se votarán ya en el Pleno y de estos trabajos depende el éxito o el fracaso de la Comisión de Reconstrucción.

Tanto el PSOE como Unidas Podemos quieren, al menos, que el consenso sea máximo en el tema sanitario y por ello aparcan sus máximos en temas económicos. Y PP y Ciudadanos no pueden quedarse al margen de estos acuerdos de país y, en definitiva, de sacar algo en claro de la crisis tan profunda que se ha vivido y que se vive en España con la llegada de la pandemia del SARS-CoV2. Los ciudadanos, desde luego, ya han hecho sus conclusiones y los partidos políticos no pueden quedar por detrás de la ciudadanía.

La Comisión para la Reconstrucción Social y Económica se reunirá el viernes 3 de julio a las 09:00 horas para aprobar las conclusiones finales que incluirá el dictamen que la Comisión remitirá al Pleno del Congreso para su debate y aprobación.

Una vez finalizadas sus sesiones, la Comisión emitirá un dictamen que se remitirá al Pleno de la Cámara para su debate y aprobación, y que contendrá resoluciones y propuestas sobre el objeto de sus trabajos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios