lahoradigital.com
El Presidente Sánchez y la ministra Maroto con la patronal
Ampliar
El Presidente Sánchez y la ministra Maroto con la patronal (Foto: EP)

Reconstrucción social y económica inclusiva

martes 23 de junio de 2020, 15:24h

Esta semana finalizan los trabajos de la Comisión del Congreso para la Reconstrucción Social y Económica. De la capacidad de los y las diputadas de aprobar conclusiones inclusivas, dependerá que la reconstrucción sea o no un éxito, que todas las personas se sientan parte de la nueva normalidad. De la inclusión se espera que no se obvie a las mujeres, ni se las tenga por presentes cuando sean subsumidas en un genérico masculino, o cuando se de a la economía estatus "sin impacto de género". Por todo ello habrán tenido que estar vigilantes las personas integrantes de la Comisión.

Las mujeres representamos mas del la mitad del conocimiento académico, mas de la mitad de la reproducción social (reproducción biológica, funciones de cuidado y atención a los y las menores, personas enfermas, vulnerables y dependientes), y el 26,24% del PIB en que se cuantifican las tareas domésticas que realizamos solo las mujeres, porcentaje similar al del sector industrial en España (Observatorio Social de la Caixa). Las mujeres realizamos mas del 70% del trabajo no remunerado.

Para que la reconstrucción social y económica sea inclusiva, las y los integrantes de la Comisión tendrían que plantear, como mínimo, tres planes de calado e inversión económica:

a) Un plan de ocupación y autoocupación de mujeres en la economía del conocimiento y sectores estratégicos.

b) Un plan de estimulo a las y los cabezas de familia, para contratar a personas cuidadoras y trabajadoras domésticas, para que las empleadas tengan reconocidas condiciones socio-laborales y dejen de formar parte del sector de la economía sumergida.

c) Un plan de corresponsabilidad en la conciliación de la vida laboral, familiar y personal.

Las mujeres suponen aproximadamente el 3% en las carreras universitarias relacionadas con la economía del conocimiento, no obstante son mas del 15% del total de los y las que llegan a fin de carrera. Las diferencias y obstáculos surgen cuando hay que afrontar los prejuicios de género en la valoración curricular.

Un plan de estímulo al empresariado para la contratación de mujeres en el campo de la economía del conocimiento o vinculadas a sectores estratégicos supondría, además de un valor añadido, el inicio de una ruta hacia una masa critica en el ámbito de la economía, donde las personas fueran un eje esencial.

Dado que es una realidad que las grandes corporaciones subcontratan con PYMES la ejecución de muchos proyectos, no es descabellado pensar, que entre las mujeres universitarias y/o con FP superior, haya mujeres emprendedoras que puedan canalizar sus conocimientos de un modo autónomo o creando pequeñas empresas o cooperativas.

Ese plan pues debería ser de ocupación y autoocupación, pero además, para el buen resultado del plan hacen falta formación en dos áreas. Para contrarrestar la sociología estoica en la que se nos ha educado a las mujeres, hay que reforzar el empoderamiento y desarrollar habilidades en buenas prácticas competitivas; para las emprendedoras habrá que adicionar a sus conocimientos, la gestión de PIMES y las obligaciones tributarias.

La COVID19 ha supuesto una gran perdida de empleos sumergidos en el terreno de los cuidados y trabajo doméstico, a la vez que una gran precariedad económica para las personas que, bien por sus circunstancias administrativas o por otras razones, no estaban dadas de alta como empleadas de hogar o cuidado de personas dependientes.

Si el empleador o la empleadora cabeza de familia, viera bonificadas parcialmente las cuotas a la seguridad social de la empleada de hogar/cuidadora/limpiadora, etc., igual que cuando un/a autónomo/a contrata a su primer/a empleado/a habría menos economía sumergida, habría mas cotizaciones a la seguridad social, a la vez que la garantía de derechos que ello conllevaría.

Un plan de estimulo a los y las cabezas de familia que necesitan contratar personas bien para el trabajo doméstico o cuidado de menores o personas mayores, destaca por su sencillez en su aplicación, bien puede deducirse directamente de las cuotas abonar mensualmente bien puede ser una bonificación en la declaración anual del IRPF.

La corresponsabilidad es otra prioridad, en el cuidado de los y las menores y las personas enfermas, vulnerables o dependientes así como en las tareas domésticas, las personas que comparten una pareja o comparten hijos e hijas menores, son corresponsables, a pesar que ello ha sido la gran ausente hasta la fecha, aun cuando esta previsto como un deber legal en el Código Civil desde el año 2005.

La corresponsabilidad supone trabajo no remunerado, pero también supone uso del tiempo, y, lo que ya no es posible es que la autonomía económica de las mujeres esté condicionada a que solo ellas o mayoritariamente, sean las que concilien la vida laboral, familiar y personal, hasta el punto que nuestra legislación todavía contempla los permisos, reducciones de jornada y excedencias por cuidado de familiares hasta el segundo grado de afinidad, es decir, los parientes consanguineos del cónyuge.

Las medidas de conciliación que de haber habido corresponsabilidad habrían sido una buena iniciativa, han supuesto para las mujeres un impuesto regresivo: cuanto mas concilian mas reducción de ingresos, mas fomento de brecha salarial, mas exclusión táctica de la promoción profesional y del acceso a la formación continua, y a ello cabe adicionar una reducción de las bases de cotización, que son los indicadores tanto para el calculo de las prestaciones de desempleo, como de las pensiones públicas.

Cuando se dice que a las crisis hay que tomarlas como oportunidades, tal vez la crisis causada por la COVID19 haya supuesto un punto de inflexión y un cambio radical en el modelo de vida y relación, y ha de servir precisamente para incorporar una nueva perspectiva en esta reconstrucción social y económica que suponga el rescate de valores como la igualdad de hombres y mujeres, la justicia social y la inclusión de todos los seres humanos en el proyecto colectivo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios