lahoradigital.com
El alcalde de Valladolid habla con sensatez de las residencias y sobre aplicación de medidas económicas
Ampliar

El alcalde de Valladolid habla con sensatez de las residencias y sobre aplicación de medidas económicas

jueves 18 de junio de 2020, 11:04h

Durante esta pandemia, el colectivo de los mayores ha sido de los más castigados, se dio inmediatamente la voz de alarma sobre las precauciones que deberían adoptar. No obstante, en las cifras de quienes nos han abandonado ocupan un elevado número. No solo duele el número, sino las condiciones en que muchos nos dejaron. La soledad, el abandono, la ausencia de profesionales sanitarios y la falta de recursos se hicieron presente en más casos de lo que hubiera sido deseable. Bien es cierto que no se debe generalizar.

El covid-19 nos cogió desprevenidos a todos, pero especialmente a las residencias de mayores. La voz de alarma se alzó con gran volumen cuando los militares de la Unidad Militar de Emergencia empezaron a descubrir ancianos fallecidos en residencias. El Gobierno envió de un modo generalizado y rápido al ejército, a la UME, para desinfección y ayuda. Quedaron patentes las deficiencias y necesidades de asistencia y cuidado de los mayores en estos centros.

La palabra mayor la detesto, personalmente la eliminaría del diccionario, en una ocasión escuché los términos de “jóvenes con edad retardada”. Todos somos jóvenes y no dejamos de serlo tengamos la edad que sea. Recuerdo de niño escuchar que la flor de la vida es cuando se tiene 18 años, que gran mentira, cada edad tiene sus características y hay que adaptarse, a los 40, a los 61, o a los 75…, pero el espíritu joven no se pierde nunca. Hay viejos de 20 años y jóvenes de 98, la juventud y la vejez no la determinan las piernas, sino el estado mental.

ANALIZAR EN QUÉ HA FALLADO EL MODELO Y VER LOS POSIBLES CAMBIOS

Óscar Puente, alcalde de Valladolid, hablando del tema de las comisiones de investigación en las residencias, mencionó dos opciones incompatibles, La primera, buscar responsabilidades personales, la segunda, ver en qué ha fallado el modelo y encontrar posibles cambios.

Mencionó que lo sensato es optar por lo segundo, pues de ese modo se lograrán efectos para evitar que se repitan experiencias como las que han sucedido, y se regenere un trato y funcionamiento donde la dignidad de la persona siempre esté a salvo. El alcalde de Valladolid manifiesta que, como Ayuntamiento, apuesta porque se mantengan la independencia y la autonomía de los jóvenes con mayor edad el mayor tiempo posible en sus vidas. Se trata de que permanezcan en sus domicilios y en su entorno social.

Para ello hace falta que el Ayuntamiento apueste fuertemente por la ayuda a domicilio, la teleasistencia, por todos los sistemas que permitan a estas personas vivir en sus casas. A lo anterior se añadirían las actividades a desarrollar en los centros de personas mayores, El desarrollo adecuado de la actividad física y mental permitirían, sin lugar a duda, llegar a una edad avanzada con las mejores facultades que mantengan la autonomía y la independencia. De este modo, los recursos públicos utilizados favorecerían a toda la ciudadanía y evitarían terminar en una residencia a una edad demasiado temprana. El modelo residencias debe ser el último recurso.

En el caso de tener que acceder a un centro residencial debería reunir unas condiciones mínimas: más espacio, apartamentos inmuebles tutelados, asistencia médica garantizada, más que modelos basados en espacios saturados, sin la suficiente luz, independencia y dignidad. Si hablamos de personas vulnerables, que han estado sacando el país adelante y abriendo el camino al resto de la familia, no bastan las buenas palabras, es un problema que debe asumir toda la sociedad y en particular lo público, las instituciones públicas, pues las mínimas condiciones de dignidad no pueden limitarse al carácter privado.

LA BÚSQUEDA DE LA RESPONSABILIDAD

La otra opción que mencionaba el señor alcalde es buscar responsabilidades de carácter personal, echarse la culpa de lo que ha sucedido. Se han producido balances muy malos en algunas residencias de la Diputación, pero también en residencias de carácter privado. Considera que no es un fenómeno exclusivo de una comunidad autónoma o de una ciudad, es el sistema el que ha fallado y el que debe ser sometido a auditoría.

Personalmente me parece razonable lo que expresa el señor alcalde, ahora bien, hay casos como el de la Comunidad de Madrid, donde la presidenta, la señora Ayuso, y otros representantes de su ideología política, de un modo prepotente, con displicencia y falta de respeto, utilizan este tema como medio para arremeter contra el Gobierno. Buscar la paja en el ojo ajeno y no ver la viga en el propio demuestra el estilo y las pretensiones que se intentan conseguir. No son formas, ni constituyen el talante democrático para contribuir a la reconstrucción del país y encontrar las mejores soluciones para que no se repitan los errores

SENSATEZ EN LAS AYUDAS DEL AYUNTAMIENTO

Sobre la concesión de subvenciones del Plan Reactiva 2020, para la dinamización de la economía de la ciudad, la concejala señora Charo Chávez ha expresado el tipo de ayudas:

1.- Ayudas directas en la línea de trabajadores autónomos sin establecimiento, 750 euros.
2.- Trabajadores autónomos con local, hasta 2000 euros.
3.- Autónomos y empresas hasta 5 trabajadores con establecimiento, hasta 3000 euros.
4.- Autónomos y empresas entre 6 y 20 trabajadores con establecimiento, hasta 4000 euros.

Entre sus características, tal como ha manifestado el alcalde de Valldolid, están que el pago es anticipado con el 100 % de la cantidad objeto de la ayuda. Es a fondo perdido. La tramitación y la celeridad para el pago de las cantidades debe ser plena, para que no sean perjudicadas las empresas y los beneficiarios. Como documentación inicial necesaria se exigirá una declaración responsable que después se someterá a control. La apertura del negocio será por un periodo de al menos 6 meses y con el mantenimiento del 100 % del empleo con que contaba la empresa o el autónomo que necesitan la ayuda. La sensatez nunca está al margen de lo que plantea este alcalde y este Ayuntamiento. Es condición indispensable para la suma de efectividad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios