lahoradigital.com
Celaá prioriza las clases presenciales en todos los niveles educativos para el curso 2020-2021
Ampliar
(Foto: La Moncloa)

Celaá prioriza las clases presenciales en todos los niveles educativos para el curso 2020-2021

Isabel Celaá avisa a Madrid: “Si Madrid no respeta la distancia estaría incumpliendo la ley, y no creo que esté en esta disposición”.

viernes 12 de junio de 2020, 13:19h
El Ministerio de Educación y Formación Profesional (MEFP) y las comunidades autónomas han acordado adoptar la actividad lectiva presencial como principio general para el inicio y el desarrollo del curso escolar 2020-2021. Sin embargo, la Comunidad de Madrid y Euskadi han sido las únicas regiones que han planteados pegas a las medidas propuestas por el Gobierno de España.

Un acuerdo de catorce puntos, que han adoptado todas las comunidades autónomas, excepto Madrid y País Vasco y recoge orientaciones para reforzar los déficit de aprendizaje provocados por la suspensión de clases presenciales a causa del Covid-19.

Así lo anunciaba la ministra del MEFP, Isabel Celaá este jueves tras una reunión telemática con los consejero autonómicos en ‘La Conferencia Sectorial de Educación’,la cuarta desde que se declarase el estado de alarma en España.

Con este acuerdo, los centros educativos deberán adaptar sus programaciones didácticas para “recuperar los aprendizajes imprescindibles no alcanzados” en los meses de enseñanza a distancia durante el confinamiento.

Cada centro deberá tener de forma complementaria un Plan de Inicio de Curso y Planes de Contingencia que prevean las actuaciones a realizar en función de los distintos escenarios que pudieran irse presentando.

El curso comenzará en las fechas previstas y habituales durante el mes de septiembre, cumpliendo el mínimo de 175 días lectivas y adaptándose a las circunstancias de cada centro educativo. La actividad lectiva presencial será el principio general regente en estas comunidades autónomas.

Las comunidades autónomas, por su parte, asumirán el compromiso de elaborar protocolos para garantizar la higiene, la limpieza y el control sanitario en los centros. Estos planes se prepararán de forma conjunta con los equipos de prevención de riesgos laborales e incluirán medidas específicas para la atención de las personas incluidas en los grupos de riesgo.

De igual forma, recae en la competencia de las autonomías el objetivo de reducir “la brecha digital” y “limitar” sus consecuencias en el alumnado, aunque el Ministerio colaborará en mejorar la “oferta de recursos para el refuerzo de la competencia digital” de profesores, familias y alumnos.

La distancia de seguridad será obligatoria

En este acuerdo no se incluyen ninguna de las recomendaciones sanitarias anunciadas por el ministerio de Educación para el próximo curso. Entre ellas, que los escolares de Educación Infantil y Primaria no tengan que mantener la distancia personal de seguridad de metro y medio ni tampoco usar mascarillas porque se consideran, serán grupos “estables de convivencia” que evitarán mezclarse con otros alumnos.

La ministra Celaá ha recalcado que este documento ha sido elaborado con el ministerio de Sanidad y que es solo “una base” que todavía puede recibir “aportaciones” de las comunidades autónomas, y que, por lo tanto, no es definitivo ni de obligada aplicación para el próximo curso.

Algunas comunidades como Galicia, Castilla y León y Murcia han presentado objeciones durante la reunión y han pedido posponer la votación para otra reunión.

Este documento presenta medidas de “prevención” de higiene frente al coronavirus que fijará un máximo de 20 alumnos por clase a partir de septiembre. La ministra ha asegurado que eso no supondrá reducir los ratios de alumnos por profesor que marca la ley, y puntualiza: “es una alternativa pero no es de obligado cumplimiento”.

En la rueda de prensa posterior a la Conferencia Sectorial de Educación, Celaá declaraba que la distancia o separación de un metro y medio, de momento, es la única medida obligatoria por ley para los centros educativos el próximo curso.

La ministra ha recordado a las comunidades críticas con este acuerdo como Madrid, que sería ilegal no respetar la distancia de seguridad entre los escolares el próximo curso tal y como está dispuesto por ley: “Si Madrid no respeta la distancia estaría incumpliendo la ley, y no creo que esté en esa disposición”.

Mientras tanto, la Comunidad de Madrid y País Vasco, han expuesto razones distintas para “descolgarse” del acuerdo. La consejera de Educación del País Vasco, Cristina Uriarte, ha defendido su autonomía para diseñar el próximo curso escolar y el consejero de Educación de Madrid, Enrique Ossorio, añade que algunas de estas medidas serían “letales” para evitar contagios de coronavirus: “La cifra de un máximo de 20 alumnos por aula es letal para una vuelta normal al curso 2020-2021”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios