lahoradigital.com
Gabriel Rufián y Edmundo Bal, portavoces de ERC y Ciudadanos en el Congreso de los Diputados
Ampliar
Gabriel Rufián y Edmundo Bal, portavoces de ERC y Ciudadanos en el Congreso de los Diputados (Foto: Europa Press)

Pedro Sánchez fortalece sus apoyos parlamentarios ante la aprobación del RDL de la ‘nueva normalidad’

martes 09 de junio de 2020, 15:16h

El pasado 6 de mayo, el Gobierno del PSOE llegaba al Congreso de los Diputados sin la certeza de poder aprobar la prórroga del Estado de Alarma. Un acuerdo con Ciudadanos a pocas horas del comienzo del debate le salvó del desastre. El PP amenazaba ya con votar en contra y ERC dejó al Ejecutivo a su suerte. Desde entonces, Sánchez ha conseguido fortalecer sus apoyos, aprobar otras dos prórrogas más y ahora contará, una vez más, con el partido de Inés Arrimadas y con PNV para sacar adelanta el Real Decreto que marca las medidas que habrá que cumplir en la “nueva normalidad”. La relación con ERC es la más volátil, aunque las llamadas al diálogo son constantes. Ahora, el objetivo de los socialistas es lograr que estos apoyos se mantengan en los Presupuestos Generales del Estado, un auténtico desafío político.

Este martes, en el Consejo de Ministros, el Gobierno de Pedro Sánchez ha dado curso al Real Decreto Ley que regulará la salida de la desescalada tras terminar el Estado de Alarma que será el próximo 21 de junio. Ahora debe ser refrendado por el Congreso de los Diputados para lo que el Ejecutivo debe sumar apoyos. No habrá urgencias ya que el PSOE ha acordado con el PNV y con Ciudadanos sendos acuerdos que le aseguran 171 votos. Además, el diálogo con ERC continúa y de conseguirlo llegará a la mayoría absoluta necesaria. Y eso sin contar con otros posibles apoyos de Más País, BNG, PRC y otros grupos minoritarios del Congreso.

Atrás queda aquel 6 de mayo, cuando se debatía la cuarta prórroga del Estado de Alarma y que hubo el peligro real de que el Gobierno quedara en minoría y sin mecanismos legales para enfrentarse a la pandemia del Covid-19. Tan solo un mes después, Sánchez ha conseguido fortalecer sus apoyos parlamentarios sumando a Ciudadanos a la ecuación en un cambio de postura de los de Arrimadas que han levantado todos los vetos a los socialistas.

Ahora, el presidente del Gobierno, rizando el rizo, debe intentar conservar esos apoyos para acometer, por fin, la aprobación de unos Presupuestos Generales del Estado que son indispensables. Esta será una cuestión más espinosa y habrá que ver la estrategia política y los vetos cruzados de las formaciones tras salir de la emergencia sanitaria. Pero no deben olvidar que nos queda por afrontar una emergencia económica que parece ser duradera.

Lo seguro ahora es que Ciudadanos mantiene su apoyo a las medidas del Gobierno y votará a favor del RDL de nueva normalidad. Su portavoz parlamentario, Edmundo Bal, ha anunciado que “ahora reina la crispación en la política, y nosotros apostamos por la bajada de tono y por el pragmatismo”. El dirigente del partido ‘naranja’ apunta a que “la política útil es afrontar los problemas de los españoles”. Y ha desvelado que sus aportaciones para ‘mejorar’ el RDL han sido tenidas en cuenta “hemos incluido una batería de mejoras técnicas en el contenido, destinadas a potenciar las medidas sin el paraguas del Estado de Alarma”.

El Partido Nacionalista Vasco, también anunció este pasado lunes su posición y su voto afirmativo. En un comunicado de Prensa adelantaron que “en coherencia con la posición política mantenida a lo largo de toda la crisis sanitaria, EAJ-PNV, ha conseguido (…) salvaguardar el autogobierno vasco y despejar las dudas en cuanto a una posible recentralización o invasión competencial. Gracias al pacto, se apuntan líneas de colaboración respetuosas con el autogobierno vasco y las competencias de las Comunidades Autónomas para el supuesto de una nueva situación de emergencia epidemológica”.

Por otro lado, en ERC siguen las conversaciones. Aunque el buen entendimiento entre el Gobierno y Ciudadanos cada vez irrita más a los independentistas catalanes. Este martes, la portavoz republicana, Marta Vilalta, advertía a los socialistas que el decreto “es un nuevo intento de recentralización de competencias” y acusó al Ejecutivo de improvisación e imposición. Además, amenazan con acudir a los tribunales si consideran que el RDL no se rectifica para respetar las competencias de cada uno “basta de la gestión sin diálogo, sin cooperación ni coordinación, a golpe de titular y cambiado de un día para el otro”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios