lahoradigital.com

En total 243.038 personas del extranjero y el resto de España se mudaron a la comunidad.

Así era el flujo de residentes que llegaban y abandonaban Madrid antes del coronavirus
Ampliar

Así era el flujo de residentes que llegaban y abandonaban Madrid antes del coronavirus

Venezuela fue el país que más creció dentro de Madrid en los últimos años. De la misma manera, rumanos fueron los que más abandonaron la Comunidad.

lunes 08 de junio de 2020, 18:56h

Según los últimos informes publicados, en el 2018 la Comunidad registró el mayor crecimiento de residentes de la década. La mayoría se mudó desde el exterior a la comunidad. Los movimientos migratorios provocaron que en el 2019 se registrara uno de los crecimientos más importantes en la población desde el 2008. Pero, la llegada del Covid19 lo paralizó todo.

Laura no sabe qué hacer. Se mudó a Madrid en el 2018 desde Argentina, su país natal. Es cocinera y profesora de inglés, y hoy forma parte de los cuatro millones de personas que quedó desempleada a causa del Coronavirus. Preocupada por lo que va a venir, recuerda el momento en el que salió de casa, con 27 años, para “probar suerte y conocer el mundo”.

Ropa, algunos ahorros, un pasaporte del Reino Unido heredado de la familia, y un pasaje a Madrid desde Uruguay. Eso era todo lo que necesitaba para emprender la aventura más grande de su vida.

Su historia nos ayudará a conocer cómo se comportaba el flujo de residentes inmigrantes y emigrantes de Madrid antes del Coronavirus. La Comunidad es un escenario cosmopolita de tránsito constante, para muchos una puerta a nuevas realidades.

“Una de cada cinco personas que residen en la Comunidad de Madrid es de origen extranjero” -Según el Plan de Inmigración de la Comunidad Madrid 2019-2021-

En el 2018, la Comunidad de Madrid recibía el flujo más grande de inmigrantes de la última década. En total 243.038 personas del extranjero y el resto de España se mudaron a la comunidad. Esto provocaría el mayor aumento en la población de la Comunidad desde el crítico 2008.

Entre todos los que llegaron estaba Laura. Según cuenta, eligió Madrid porque “era el destino más barato de Europa”. Su meta: conseguir trabajo, reunir dinero y seguir viajando por el mundo.

Madrid y el Mundo

Ese año llegaron residentes desde todos los continentes. Pero el éxodo más grande se produjo desde América. De allí arribaron 93.146 ciudadanos, mientras que ese mismo año otros 9.270 dejaban la capital española para mudarse hacia el continente.

Ese mismo año, la Unión Europea fue el destino más elegido por los emigrantes de Madrid. El intercambio dejó un saldo negativo de 35.411 residentes que abandonaron la comunidad para instalarse en alguno de los 28 países de la UE.

El mayor crecimiento de la década

Los movimientos migratorios del 2018 provocaron que la población extranjera de Madrid creciera un 6,45% al año siguiente. En total sumó 57.640 residentes nuevos, el mayor crecimiento en valores absolutos desde el 2008.

La comunidad extranjera de Madrid contabilizaría en total 950.916 habitantes, de los cuales 40% eran europeos, el 37% americanos, el 12% africanos y el 11% provienen del continente asiático.

El 2018, el año que más creció la población de España

La tendencia de Madrid reflejaba el momento que vivía el país. Ese año llegaron a España 643.037 ciudadanos de todo el mundo. Según el INE, fue gracias a ellos que la población alcanzaría el aumento más grande desde el 2008 y se situaría en 46.934.632 habitantes.

Ya en Madrid Laura pasó a formar parte de los 4.848.516 extranjeros que habitaban España en enero del 2019. Año en el que la población perdía 9.368 españoles.

Madrid y las Comunidades Autónomas

El flujo migratorio entre Madrid y el resto de las Comunidades Autónomas es un fenómeno que históricamente favoreció a la capital. Todos los años miles de personas dejan las zonas rurales para instalarse en grandes urbes españolas, dejando a una España cada vez más “Despoblada”.

El 2018 no fue excepción, y a Madrid llegaron, desde las CCAA, más habitantes de los que se marcharon hacia ellas. Pero, por segundo año consecutivo aumentó la cantidad de emigrantes. Mientras las listas de residentes de Madrid sumaban 5.855 españoles, perdían 3.174 extranjeros.

Venezuela, el país que más creció en Madrid

Fue la nación que más residentes exportó a la Comunidad en el 2018. En total sumó 13.271 residentes nuevos.

Nicolás Maduro era elegido presidente de Venezuela por segunda vez, y su mandato se extendía hasta el 2025. Mientras tanto, Madrid recibía 24.792 ciudadanos desde el país latinoamericano. La mayoría de venezolanos se instalaron en Madrid, Leganés, Alcalá de Henares y Getafe.

Ese año esta nacionalidad encabezó la lista de con más arribos a la capital española, y cayó al sexto lugar en la de emigrantes.

Nacionalidades

Llegaron a Madrid

Se fueron de Madrid

Venezuela

20.715

6.167

Colombia

18.305

8.406

Rumanía

13.289

16.334(*)

Marruecos

12.163

8.148

Perú

10.879

4.144

China

9.892

7.959

Honduras

9.827

3.372

Italia

8.077

3.609

Paraguay

5.294

3.372

Ecuador

5.163

3.959

República Dominicana

5.029

3.230

Una ciudad con el mundo en su interior

En el 2018, Madrid estuvo cerca de recibir por lo menos un ciudadano de cada uno de los 195 países del mundo. En total llegaron inmigrantes de 175 nacionalidades diferentes. Entre todos ellos estaba Laura, que junto a otras 3.111 personas dejaron Argentina para empezar una nueva vida en la comunidad madrileña. Pero solo cinco tenían pasaporte británico al igual que ella.

El contexto era diferente al del COVID-19. Por tercer año consecutivo crecía el PBI madrileño, la generación de empleo ya había cubierto la depresión del 2008. La economía se fortalecía.

Solo pasaron tres semanas y Laura ya había conseguido un trabajo. Era ayudante de cocina en un restaurante a escasos metros de Plaza Mayor.

Asegura que su doble nacionalidad “fue la llave” para conseguir empleo. Según cuenta fue el pasaporte británico el que le dio “seguridad para poder trabajar”. Como ella miles de inmigrantes llegan a España año tras año en búsqueda de trabajo y una mejor vida.

El Brexit todavía era una historia interminable, y el Reino Unido formaba parte de la Unión Europea. Madrid recibía a 1.708 británicos, de los cuales solo 972 arribaban directamente desde el Reino Unido.

“Caminar y escuchar idiomas de todo el mundo es increíble. La multiculturalidad, la seguridad que siento en la calle, lo accesible que es viajar y las comodidades a las que puedo acceder son las cosas que más me gustan de Madrid”. Desde que llegó Laura vive en Palos de la Frontera, en un piso compartido ubicado junto a otros cuatro extranjeros. Uno de los cuáles retornó a su Japón natal el primer día del Estado de Alarma.

El idioma un factor determinante entre los extranjeros que eligen a Madrid como su próximo hogar, es algo que une a España y Latinoamérica.

Tal es así que hoy siete de las once nacionalidades con mayor flujo de inmigrantes y emigrantes de Madrid tienen al español como lengua materna. De la misma manera, tres de las siete poblaciones extranjeras más grandes en Madrid son latinoamericanas.

Los rumanos representan el 20,1% de los extranjeros de Madrid, los marroquíes el 8,6%, los chinos el 6,6%, los colombianos el 5,2%, los venezolanos el 4,6%, los ecuatorianos el 4,1% y los italianos el 3,7%. Todo juntos suman más del 53% del total de población extranjera en la región.

Rumanos. Primeros en Madrid y segundos en España

A pesar de haber sufrido la mayor fuga de residentes en Madrid, Rumania sigue siendo el país extranjero con mayor presencia en la comunidad. Si bien la fuga de rumanos dejó un saldo negativo de 2.057 residentes menos, en la actualidad la capital alberga a 191.474 rumanos.

El mismo año en el que Laura desembarcó en Madrid, lo hacían 13.289 rumanos. De todos ellos 6.804 provenían desde el extranjero y solo 3.835 de Rumania. El Reino Unido, Moldavia, Italia, Alemania y Francia, lideran la tabla de países de procedencia.

Los rumanos son la primera población extranjera de Madrid y la segunda más grande de España. Según el INE en la actualidad 665.598 rumanos habitan el suelo español.

Entre Madrid y el interior de España en total se movilizaron 4.131 rumanos. Todos ellos se mudaron sin abandonar el territorio español. El caudal más importante de inmigrantes y emigrantes rumanos fue entre Madrid y Castilla de la Mancha. Esta Comunidad Autónoma recibió a 1.162 rumanos provenientes de Madrid, mientras que desde allí 676 se cambiaron a la capital madrileña.

Madrid es un territorio vivo en transformación permanente. Un escenario que se nutre de sus poblaciones y al mismo tiempo influye sobre ellas. Miles pasan por aquí en búsqueda de trabajo, mejor educación, mejor calidad de vida, amor, aventuras, o para continuar viajando por Europa. Contabilizar todas las razones sería imposible, pero la historia de Laura nos permite conocer una de las infinitas posibilidades que atraen la atención del mundo hacia Madrid.

El coronavirus paralizó al planeta. Las fronteras están cerradas, las rutas desérticas y los cielos libres. Sería demasiado anticipado pensar en el impacto que esta situación tendrá en la población extranjera de Madrid. De momento sabemos que Laura espera cobrar el dinero de su ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) para pagar los tres meses de alquiler que adeuda. Cuenta que hace unas semanas recibió el primer giro desde sus familiares en Argentina.

Desde el trabajo le informaron que el futuro del negocio está en duda. Las nuevas regulaciones que regirán para los locales gastronómicos y la disminución del aforo ponen en riesgo la continuidad del local.

Seguramente en el Madrid de la “nueva normalidad” los flujos migratorios variarán y con ellas sus poblaciones. Durante el confinamiento en la cabeza de Laura empezó a germinar la posibilidad de retornar al norte argentino para recuperar fuerzas. La idea gana fuerzas con el pasar de los días. Pero sabe que solo sería momentáneo, ya que también planea como volver a unirse al movimiento de viajeros que hacen del mundo un lugar de paso.


Nota metodológica
Las cifras de este reportaje se calcularon a partir de la comparación de los datos que arroja el Informe de Población Extranjera de enero de 2019; los Indicadores de Migraciones con Origen o Destino la Comunidad de Madrid del 2018, y la Estadística del movimiento migratorio de la Comunidad de Madrid. Los microdatos se lograron de las variables contenidas en las bases del Sistema de Tabulación Online del Instituto de Estadística de la Comunidad de Madrid.
Estas estadísticas consideran migrantes a aquellas personas que cambian de residencia, y dependiendo del sentido los denominan emigrantes o inmigrantes. Inmigración es cuando el alta en el padrón se produce en un municipio de la Comunidad de Madrid, mientras que una emigración es cuando la baja se produce en la Comunidad de Madrid. En tanto los saldos migratorios son la diferencia entre el número de inmigraciones y el número de emigraciones.
Los movimientos migratorios incluyen los movimientos desde otras Comunidades Autónomas y desde el extranjero hacia la Comunidad de Madrid. También recoge las variaciones residenciales en las que el origen es la Comunidad de Madrid hacia otras Comunidades Autónomas y hacia el extranjero.
El material fue elaborado para publicar en La Hora Digital, medio periodístico digital de España (https://lahoradigital.com/).
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios