lahoradigital.com
Sánchez acusa a la derecha de convertir el 8-M en su nueva conspiración
Ampliar
(Foto: Europa Press)

Sánchez acusa a la derecha de convertir el 8-M en su nueva conspiración

Compara a Pablo Casado con Santiago Abascal diciendo que ambos son la extrema derecha

miércoles 03 de junio de 2020, 18:28h

La réplica del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a las intervenciones del líder del Partido Popular, Pablo Casado y de la ultraderecha de Vox, Santiago Abascal en el debate sobre la sexta prórroga del Estado de Alarma ha sido contundente y conjunta. Sánchez considera ya a ambos líderes lo mismo y les ha dedicado la famosa frase de “tanto monta, monta tanto”. El presidente ha subido el tono frente a los duros reproches y ataques de la derecha durante la pandemia y ha acusado a ambos líderes de convertirse en una oposición “de la provocación permanente” que arremete contra el feminismo, “su nueva conspiración”; de atacar al ministro Marlaska por “colaborar con la justicia para desmantelar la policía patriótica del PP”; y de poner en cuestión todo lo que el Ejecutivo hace mostrándose incapaces de asumir la responsabilidad de Estado que tienen y de “dar la espalda a los españoles”. A Casado le ha advertido que se desliza por una pendiente muy peligrosa y que su seguidismo de Vox “hacen más pequeño a su partido y agranda a la ultraderecha”.

España llega a la sexta y última prórroga del Estado de Alarma y, como ha dicho el presidente Pedro Sánchez, a medida que desciende la emergencia sanitaria, asciende la dureza de los ataques de la derecha y la ultraderecha al Gobierno y a su gestión de la mayor crisis en España desde hace más de 100 años.

En debates pasados, el presidente Sánchez eludió el cuerpo a cuerpo con la oposición, afirmaba que no era el momento del debate político, sino de la unidad, la lealtad y la moral de victoria. Ahora, con las cifras de nuevos contagios del Covid-19 muy reducida y con dos días consecutivos sin contar víctimas mortales, el presidente del Gobierno de España ha planteado su réplica a las intervenciones de Pablo Casado y Santiago Abascal de una forma algo distinta.

Sánchez ha avisado antes que no piensa entrar a responder a las provocaciones y los insultos y ha llamado a todos “a romper la cadena del odio en la cámara baja”.

Pero eso no significa que el dirigente socialista no defienda sus posiciones políticas y sus decisiones durante estos últimos meses en los que España ha vivido una pandemia durísima y complicadísima. Ahora, nuestro país se enfrenta a las consecuencias de todo ello que ha obligado a parar la práctica totalidad de la actividad económica con lo que ello implica. Y el Ejecutivo y Pedro Sánchez han tendido una vez más la mano a la oposición para que todos aporten en el proceso de reconstrucción que nos espera por delante.

Sánchez ha comenzado su réplica lanzando una pregunta al aire sobre la fijación de Abascal y de Casado, de Casado y Abascal por relacionar el feminismo con el Covid-19. Les ha recordado que en todas las grandes ciudades del mundo se celebraron movilizaciones con las de Madrid y nadie vio ni supo lo que se nos venia encima. Pero, para Sánchez, el problema es que “hay quien lucha contra el virus y los hay quien aprovecha para hacer política con esto para derrocar al Gobierno”.

Para Sánchez, el presidente del PP, Pablo Casado, se ha deslizado “por una pendiente peligrosa y se suma al señor Abascal que hace más pequeño a su partido y hace más grande a la ultraderecha”.

Sobre la polémica del coronel Diego Pérez de los Cobos, el presidente ha vuelto a decir que “con este gobierno no ha habido ni habrá una intrusión política en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”. Y ha afirmado que lo que nunca se producirá con el gobierno del PSOE y de UP será “una policía patriótica” que puso en marcha el Partido Popular para tapar sus escándalos de corrupción.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios