lahoradigital.com

El número de víctimas fatales en el mundo asciende a 375.711

Nueva York - Catherine Nance EuropaPress
Nueva York - Catherine Nance EuropaPress

El mundo ya contabiliza 6.274.136 personas contagiadas de coronavirus

martes 02 de junio de 2020, 14:52h

Mientras que en Europa la situación empieza a normalizarse, América está sumergida en el caos. Estados Unidos y Brasil son el epicentro mundial de la pandemia. Los países que se mostraron en contra de las medidas preventivas al inicio, hoy lideran la tabla mundial de contagiados y víctimas mortales. En el escenario además se les presentan crisis políticas, desempleo masivo y manifestaciones sociales.

El mundo ya contabiliza 6.274.136 personas contagiadas de coronavirus según los sistemas de monitoreo de la Universidad Johns Hopkins. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha elevado el número de víctimas fatales a 375.711. El dato alentador es que la cantidad de recuperados también va en aumento. Los sanitarios del mundo lograron asistir y curar a 2.693.995 personas que habían contraído la enfermedad de origen chino.

Sin embargo, el virus continúa propagándose en gran escala. América es el epicentro mundial. Las cifras aumentan todos los días, especialmente en Estados Unidos y Brasil, países que ya contabilizan 1.811.277 y 526.447 casos confirmados. Ambos territorios lideran la tabla de naciones con más contagiados junto a Rusia, que registra 414.328 casos, y el Reino Unido, con 277.736.

España quedó en el quinto lugar de la tabla de contagiados con 239.638 casos. Le sigue Italia con 233.197, la India con 199.343, Francia con 189.348, Alemania con 183.771 y Perú con 170.039. En los países europeos donde el Covid-19 causó mayores estragos los índices empiezan a bajar, en algunos casos hasta llegar a los del periodo en el que inició la pandemia.

Muchos países europeos empezaron a flexibilizar las medidas que habían implementados para enfrentar la propagación. En el Reino Unido, por ejemplo, se reabrieron las escuelas. En el país británico el ministro de Salud, Matt Hancock, informó en rueda de prensa que se está “logrando que el virus esté bajo control y por eso hemos podido dar los pequeños pasos positivos”. Sin embargo admitió que “queda todavía mucho por hacer”.

En Italia esta semana se registró el número más bajo de nuevos contagios desde el 26 de febrero, 178 casos en un día. Roma avanza por un camino de reactivación hacia su nueva normalidad, esta semana el Coliseo volvió a abrir sus puertas. “Es un momento simbólico para Roma y para toda Italia”, aseguró la directora del Parque Arqueológico del Coliseo, Alfonsina Russo.

En la India se registró el mayor aumento de casos desde el inició de la pandemia, 8.400 en un día. En simultáneo las autoridades indias anunciaron la prórroga del confinamiento hasta el 30 de junio en las zonas más afectadas. Sin embargo se informó que a partir del 8 de junio los centros comerciales, hoteles, restaurantes y templos religiosos podrán abrir nuevamente sus puertas.

En Perú, su presidente, Martín Vizcarra, anunció que el Gobierno ya realizó más de un millón de pruebas de COVID-19. Según el mandatario en un solo día “se hicieron más de 48 mil pruebas. Hicimos en un solo día el equivalente de testeos de lo realizado en todo primer mes del Estado de Emergencia”.

El país que más fallecidos contabiliza a causa del virus de origen chino es Estados Unidos. El gigante norteamericano suma 105.147 víctimas fatales, le sigue el Reino con 39.127, Italia con 33.475, Brasil con

29.937, Francia con 28.836, España con 27.127, México con 10.167, y Bélgica con 9.486.

Estados Unido y Brasil

El virus se propaga por las ciudades más pobladas de EEUU y Brasil. Desde el inició de la pandemia en el mundo, los gobiernos de ambas naciones se mostraron en contra de implementar medidas preventivas drásticas, como el confinamiento social. Esto provocó disgustos, enfrenamientos y alejamientos entre las administraciones centrales y los gobiernos locales. En Brasil el hecho, incluso, provocó la salida de un ministro de salud nacional. La falta de estrategias y acciones provocó que rápidamente ambos se transformarán en los territorios con más infectados del mundo. Hoy el escenario es caótico, las cifras no paran de crecer, se generaron quiebren en los gobiernos, y en las calles se están produciendo marchas y enfrentamientos entre ciudadanos y fuerzas de seguridad.

En las últimas 24 horas Estados Unidos, registró 743 nuevas muertes por coronavirus. Con casi dos millones de infectados, en muchos estados del país norteamericano ha empezado a relajar sus medidas de contención.

El país atraviesa por un momento de mucha tensión política y social. Como consecuencia de la crisis sanitaria 40 millones de personas que quedaron sin empleo. Además, miles de personas salieron a marchar por las calles en protesta por la muerte de George Floyd, el hombre afroamericano asfixiado por un policía blanco en Minneapolis. En estas movilizaciones 5.600 personas fueron sido arrestadas, informó The Associated Press en base a comunicados de prensa de los departamentos de policía.

Por otro lado, Nueva York informó que superó los 370 mil casos positivos de coronavirus, es el Estado con más casos. Nueva Jersey se ubica en el segundo lugar con 160 mil, en EEUU sigue Illinois con 120 mil personas enfermas. Las autoridades y los expertos americanos aseguran que las movilizaciones masivas podrían hacer que el coronavirus continúe esparciéndose.

En Brasil miles de manifestantes también salieron a las calles durante el fin de semana para pronunciarse en contra del Gobierno de Jair Bolsonaro. El país ya superó el medio millón de contagios y se acerca a los 30.000 decesos a causa del Covid-19. El presidente del país latinoamericano es un detractor público de las medidas de confinamiento y paralización que recomendó la Organización Mundial de la Salud para enfrentar el virus a nivel masivo. Esto lo enfrentó con muchos de los gobernantes locales y líderes sociales.

En varias ocasiones Bolsonaro se mostró en contra y ridiculizó la cuarentena, hasta llegar a encabezar marchas en su contra y a favor de la intervención de las fuerzas de seguridad en el Estado. Según transcendió en los medios locales el mandatario dijo “Quiero a todo el mundo armado. Que el pueblo armado nunca será esclavizado”.

São Paulo es el epicentro de la pandemia en Brasil, allí ya se superaron las 8.000 muertes y los 107.000 contagiados. El Estado además es el centro de las protestas sociales. Allí, el fin de semana, hinchas de los principales equipos de futbol, Corinthians y Palmeiras, marcharon vestidos de negro y con mascarillas en contra del presidente. Protestas similares también se registran en Río de Janeiro y Porto Alegre, donde miles de personas se pronuncian contra Bolsonaro y sus posiciones autoritarias. En la mayoría de las ciudades brasileras estas manifestaciones terminaron en enfrentamientos entre ciudadanos a favor y en contra del Gobierno, y la policía.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios