lahoradigital.com
Marlaska: “el informe de la Guardia Civil está donde debe estar ¿dónde está la injerencia?”
Ampliar
(Foto: Europa Press)

Marlaska: “el informe de la Guardia Civil está donde debe estar ¿dónde está la injerencia?

miércoles 27 de mayo de 2020, 16:05h

El ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, ha tenido que enfrentarse a una dura sesión de control en el Congreso de los Diputados y ha contestado a una batería de preguntas de la oposición sobre la destitución del coronel Diego Pérez de los Cobos como jefe de la comandancia de la Guardia civil en Madrid. Cuatro diputados del PP, dos de Vox y uno de Ciudadanos han preguntado al titular de Interior sobre las motivaciones de ese cese y su posible vinculación por la negativa del Guardia Civil de informar sobre el informe policial que vincula las manifestaciones del 8M con la pandemia del coronavirus. Se trata de un atestado policial lleno de errores, recortes de prensa y bulos ya desmentidos y comprobados. Marlaska ha insistido en que no conoce ese informe, que la destitución se debe al proceso de reestructuración de su departamento desde el mes de febrero, y que, como juez con 30 años de trayectoria profesional, nunca aceptará injerencias entre poderes del Estado. Además, ha afirmado que “el informe de la Guardia Civil está donde debe estar, en la mesa de la magistrada, ¿dónde está la injerencia?”.

La sesión de control al Gobierno estaba destinada a ocuparse, casi en exclusiva, al acuerdo de la semana pasada entre el PSOE y Bildu por el que el Gobierno ratificaba su intención de derogar la reforma laboral. Sin embargo, los acontecimientos de las últimas horas, han hecho que los grupos de la oposición se centren en la decisión del Ejecutivo de destituir al coronel de la Guardia Civil, Diego Pérez de los Cobos, como jefe de la comandancia de Madrid. En el fondo de la cuestión se encuentra un informe policial, encargado por la magistrada del juzgado de instrucción 51 de Madrid, en el que en base a recortes de periódicos y bulos de redes sociales se vincula la celebración de las manifestaciones del 8-M con la expansión del coronavirus. Como consecuencia de ello, la jueza ha imputado al delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, en un periodo en el que están suspendidos los procesos judiciales por el Estado de Alarma, excepto para esta magistrada que ha dejado al secretario general de los socialistas madrileños en completa indefensión.

Cuatro diputados del Partido Popular han dirigido sus preguntas al titular de Interior en cuestiones que parecían calcadas. Le han preguntado por la destitución, por la aprobación del tercer tramo de la equiparación salarial que acordó el anterior Ejecutivo de Mariano Rajoy que dejó sin hacer y, lo que es peor, sin presupuestar.

La primera pregunta al ministro la ha formulado la diputada Jiménez Becerril Barrios, hermana de un asesinado por la banda terrorista ETA. El ministro ha recordado que “no me es cómodo debatir con usted, porque tenemos cosas en común”, ya que Marlaska, en el ejercicio de su profesión de juez, también estuvo amenazado y acorralado por la banda terrorista. Fernando Grande Marlaska, ha dicho “sin estridencias” que “tenemos muchos objetivos por conseguir y seguiremos trabajando con la Guardia Civil y con los Cuerpos de Seguridad del Estado aplicando la legislación como siempre hemos hecho”.

Más duros han sido los reproches con el diputado Garcés o con Suárez de la Mata. El ministro les ha acusado de utilizar las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para “hacer demagogia política”. Y ha recordado que “estamos procediendo en los términos indicados, sin arbitrariedad”. Sobre la destitución de De los Cobos, el ministro ha afirmado que “estamos en un plan de remodelación del equipo del ministerio del Interior y las personas que trabajan conmigo están conformando sus equipos, con gente de libre designación, ¿no tenemos derecho a ello?” Y ha pedido que les dejen trabajar.

Tras la intervención de los populares, la diputada de Vox, Macarena Olona, con su mascarilla patriótica en ristre, ha anunciado una querella contra la directora general de la Guardia Civil y contra el secretario de Estado de Seguridad en una escalada más de la judicialización de la política española. Ese es el posicionamiento político de la extrema derecha que quiere, a toda costa, tumbar a un Gobierno elegido en las urnas hace tan solo unos cinco meses.

Marlaska ha respondido a Olona que “hacen un flaco favor a la Guardia Civil con sus comentarios. Insisten en sus intervenciones plagadas de falsedades y de odio”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios