lahoradigital.com
El 'escrache' no desalienta a Idoia Mendia que exige una condena contundente ante el 'matonismo' de la extrema derecha
Ampliar

El 'escrache' no desalienta a Idoia Mendia que exige una condena contundente ante el "matonismo" de la extrema derecha

jueves 21 de mayo de 2020, 15:02h

La secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, y su marido, Alfonso Gil -teniente de alcalde de Bilbao-, sufrían el pasado martes por la noche un ataque a su vivienda. Pero no es un hecho aislado. También se ha podido ver cómo sedes de partidos políticos como el PNV, Podemos e incluso el propio PSOE, eran saboteados. Las reacciones no se han hecho esperar, aunque la candidata socialista advierte que no se va a achantar ante la vuelta al "matonismo y al amedrentamiento".

Durante la noche del martes al miércoles varias pintadas, así como pasquines, aparecieron en la casa de la candidata a lehendakari socialista. Al día siguiente, no hubo declaración institucional en el Parlamento Vasco al no haber unanimidad a la hora de secundar el texto en el que se refería "la absoluta condena y enérgico rechazo a estas agresiones a la intimidad personal". El documento fue respaldado por PNV, PSE-EE, Elkarrekin Podemos y PP, lo que supuso un mazazo a los "espacios de libertad conquistados" a los que se refería la propia Mendia durante el día de ayer.

Por su parte, el grupo municipal de la coalición 'abertzale' que se negó a dar su espaldarazo a la declaración y la propia candidata de EH Bildu, Maddalen Iriarte, manifestaban en cambio "no compartir de ninguna manera" los ataques, lamentando que se "haya cruzado una línea".

La secretaria general del PSE-EE considera "intolerable" que la autonomía vuelva a los tiempos del "matonismo y al amedrentamiento". Por ello, no dudó en exigir "contundencia" tanto a EH Bildu como a Sortu, con el fin de parar este tipo de actos vividos en los últimos días en sedes de diferentes partidos o en su propio domicilio, donde ha querido recordar que ha criado a sus hijos durante 20 años en 'confinamiento'.

Pasquines con la palabra "asesina" en la puerta de su domicilio

Fue en Radio Euskadi donde Mendia se abrió y contó en primera persona su experiencia personal durante los 'años de plomo' del País Vasco: "Los que hemos hecho política en Euskadi desde hace muchos años, estamos acostumbrados sufrir ataques, a la violencia de persecución, que ha sido muy cotidiana durante muchos años en la vida de muchas personas que hacíamos política en Euskadi".

Pese a esto, se mostró asombrada de que "a estas alturas todavía queden personas que creen que el amedrentamiento, el matonismo, puede conducir a algo en Euskadi o en cualquier otro lugar".

"Tenemos que poner la tolerancia y el respeto al pluralismo en el centro de la vida política"

"Nos ha costado mucho llegar hasta aquí en Euskadi y es el valor máximo que, a mi entender, tenemos que preservar, el respetarnos, saber escucharnos y saber llegar a acuerdos en beneficio de una mayoría de la ciudadanía. Debería ser nuestra hoja de ruta compartida por todos los actores políticos en Euskadi", afirmaba, apelando a la responsabilidad del resto de formaciones para que sean "contundentes" ante estas situaciones.

Recordaba, además, que hay "responsables políticos que durante muchos años han defendido la amnistía de los presos de ETA y han señalado un camino que nunca ha podido ser". Y es que, a su juicio, "el camino tiene que ser el de cumplir la legalidad y reconocer el daño causado. Por lo tanto, quienes han alentado determinadas esperanzas, tienen que ser quienes con más claridad y rotundidad hablen en circunstancias como la que me afectó a mí o a la que afecta a las sedes de los partidos políticos, con pintadas y con acoso. Es la responsabilidad que tienen", concluyó.

"Fascistas" y "falsos abertzales"

Las reacciones no se han hecho esperar, y los líderes de Elkarrekin Podemos-IU, Miren Gorrotxategi, y de Equo-Berdeak, José Ramón Becerra, hacían llegar su apoyo a Mendia. También desde el PP Amaya Fernández expresaba su rechazo a la situación vivida por la candidata socialista y las sedes de los partidos políticos: "Los violentos, los nostálgicos del señalamiento y la persecución a quienes no piensan como ellos, vuelven a salir a la calle. Vuelven a querer ser protagonistas en una sociedad vasca que les rechaza. Y los responsables políticos, los representantes de esos ciudadanos, tenemos la obligación de defender la democracia y demostrar unidad y compromiso".

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha tachado de "inadmisibles" tanto los sabotajes como algunos "silencios", mientras que para Andoni Ortuzar, presidente del PNV, los responsables de las pintadas en una docena de sus locales son "fascistas" y "falsos abertzales": "Detrás hay totalitarismo, ganas de amedrentar y falta de respeto al adversario político".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Hora Digital

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.