lahoradigital.com
Pedro Sánchez preside el Comité Técnico de la desescalada
Ampliar
Pedro Sánchez preside el Comité Técnico de la desescalada

Madrid insiste en pasar a la Fase 1 mientras Sanidad ofrece flexibilizar la Fase 0

viernes 15 de mayo de 2020, 12:51h

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, tardó menos de cinco minutos en mostrar su malestar tras la reunión técnica celebrada este jueves entre los técnicos de la región y del Ministerio de Sanidad en la que no se llegó a un acuerdo sobre el pase a la Fase 1 de la desescalada. A pesar de que esta semana han mejorado los datos de la pandemia en Madrid, desde el Gobierno central se pide prudencia ya que se trata de la comunidad donde la enfermedad tiene más prevalencia y dónde aún no está funcionando un sistema efectivo de detección precoz y seguimiento de nuevos casos de Covid-19. Las partes se emplazaron a una nueva reunión este viernes donde se tomará la decisión definitiva. La solución podría ser intermedia, con una especie de Fase 0,5, en la que se flexibilicen medidas como la apertura de determinados comercios sin pedir cita previa, pero manteniendo terrazas cerradas o sin permitir aún las visitas familiares.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se ha revelado como una auténtica experta en buscar fricciones, confrontaciones, desacuerdos, escándalos políticos… En los pocos meses que lleva en el cargo, en un inédito gobierno de coalición con Ciudadanos, la nueva inquilina de la Puerta del Sol ha sido noticia por numerosos y sonados rifi-rafes con el Gobierno de España. Y así ha seguido siendo durante la crisis sanitaria del Covid-19.

Ahora, ha encontrado un nuevo motivo de confrontación en la petición de su Gobierno de pedir la puesta en marcha de la Fase 1 de la región, a pesar de los malos datos, y la negativa del Ministerio de Sanidad, precisamente por este motivo, y por la prudencia que hay que seguir en esta delicada situación de desescalada.

La semana pasada, la petición de pase de Fase ya supuso una importante crisis política en el seno del Ejecutivo madrileño, con la dimisión de la directora general de Salud Pública, que no estaba de acuerdo con la decisión política de levantar las restricciones contra la pandemia.

Y esta semana se vuelve a la casilla de salida. La Comunidad de Madrid ha pedido nuevamente su pase de Fase con un informe en el que muestra datos más positivos de la evolución de la pandemia, pero que no termina de solucionar lo que, precisamente, le impidió la semana pasada abandonar la Fase 0.

El Ministerio que dirige Salvador Illa pidió entonces que se ponga en marcha un eficaz sistema de detección precoz y de seguimiento de nuevos casos, algo que debe realizarse desde la atención primaria. Pero lo que ha presentado la Comunidad es, según el Sanidad, una mera declaración de intenciones. No fue hasta este domingo pasado cuando las autoridades sanitarias madrileñas mandaron a todos sus centros de salud el protocolo para llevar a cabo la vigilancia de los nuevos casos del Covid-19. Y a pesar de que han comunicado la contratación de nuevo personal para que ‘rastreen’ los nuevos positivos, aún no ha llegado ese refuerzo a los centros sanitarios.

En la reunión bilateral que tuvo lugar este jueves, el Ministerio de Sanidad hizo saber a los técnicos sus reticencias a levantar o flexibilizar las restricciones en la región y la presidenta mostró su malestar en las redes sociales, una nueva actitud irresponsable ya que con ello pretende meter presión a los técnicos encargados de tomar la decisión y a los políticos del Gobierno de España que deben ratificar la decisión. En un tuit, Ayuso advierte que “El Ministerio de Sanidad no parece estar dispuesto a que Madrid pase a la fase 1, pero no da razones técnicas. Nos emplazan a otra reunión mañana. Madrid cumple todos los criterios: ha aumentado su capacidad de camas y PCR, menor índice contagios...

Los datos que presenta la Comunidad, es cierto que son mejores a los de la semana pasada, pero, según explica todos los días Fernando Simón, director del CCAES, la desescalada y la flexibilidad de las restricciones no se basan en números y datos sino que hay que hacer una evaluación cuantitativa y cualitativa porque lo prioritario en estas semanas es evitar posibles y peligrosos rebrotes de la pandemia.

Por todo ello, el Ministerio podría ofrecer a la Comunidad de Madrid una solución intermedia, muy parecida o igual a la que ha propuesto Cataluña para Barcelona y su zona colindante. Se trataría de una especie de Fase 0,5 en la que se levantarían restricciones a la movilidad y a la apertura de comercios. Pero que se dejaría sin efecto otras como las reuniones familiares de hasta 10 personas o la apertura de terrazas de bares y cafeterías entre otras.

Fuentes del gobierno de Ayuso no verían con malos ojos esta solución intermedia, aunque tratándose de la presidenta regional nadie puede estar seguro de que no monte un nuevo espectáculo si Sanidad no da a la Comunidad de Madrid la tan ansiada Fase 1.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios