lahoradigital.com
Calvo reconoce que se sintió muy mal y pasó miedo con el Covid-19 y espera que esta lección 'rehumanice la política y la sociedad'.
Ampliar

Calvo reconoce que se sintió muy mal y pasó miedo con el Covid-19 y espera que esta lección "rehumanice la política y la sociedad".

jueves 07 de mayo de 2020, 12:56h

"Porque todavía hay muchas personas enfermas sufriendo.." y puede volver a haberlas considera un error histórico la negación de Pablo Casado a prorrogar el EA. En una entrevista en Los Desayunos de TVE, la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha puesto en valor el Estado de Alarma, prorrogado este miércoles en el Congreso de los Diputados por 14 días más, necesario durante la fase de desescalada. Ha señalado que "otro tipo de leyes ordinarias no permiten reducir la movilidad con el fin de evitar la propagación del coronavirus" y el temido rebrote que los expertos no descartan si las cosas no se hacen correctamente y con prudencia. La vicepresidenta primera, que ha superado la enfermedad y una neumonía, ha revelado que lo pasó "muy mal" y sintió "mucho miedo" al contraer el coronavirus. Pese a ello, ha expresado su deseo de que la vivencia con la enfermedad constituya "una gran lección para todos" y contribuya a "rehumanizar la política y la sociedad".

Carmen Calvo ha dejado claro que el diálgo permanente entre el ministro de Sanidad Salvador Illa y los consejeros, así como del Gobierno con los presidentes de las CCAA, han dejado claro que se están negociado diferentes Estados de Alarma, adaptados a cada lugar con diversas medidas "en función de la situación de la epidemia en cada territorio". La vicepresidenta primera, que es doctora en Derecho Constitucional, ha defendido que el Estado de Alarma "es el instrumento más democrático con el que cuenta España para restringir derechos como el de la libertad de movimientos" ya que, tal y como lo está planteando el Gobierno, se requiere la autorización del Congreso de los Diputados cada 15 días.

Además, tal como subrayó el Presidente del Gobierno en la sesión de Control de este miércoles en el Congreso de los Diputados, se trata de medidas de caracter totalmente eventual y aplicadas al tiempo que dure la pandemia, en ningún caso, como sugieren algunos grupos nacionalistas e independentistas, se trata de "recentralizar el Estado". Más bien al contrario, el presidente ha ofrecido diálogo, escuchar y tomar decisiones en regimen de cogobernanza mientras dura la pandemia, para cuando los expertos así lo consideren -en función del riesgo para la salud de los españoles- se pueda volver a la normalidad. Así es como se está haciendo en nuestros países vecinos europeos, eso si, con el apoyo y la unidad entre Gobierno y oposición. Apoyo que aquí, en España, ha sido reiteradamente negado por el presidente del PP y el de Vox.

La dirigente socialista ha confesado que varios presidentes autonómicos del Partido Popular, como el gallego Alberto Núñez Feijoó, le han hecho llegar en los últimos días su preocupación, entendiendo que aún se necesita cierto tiempo para "mantener la prudencia".

Por ello, le resulta "incomprensible" la postura del líder del PP, Pablo Casado, "desconectándose de todo esto". Y ha lamentado que, si Gobierno y oposición no se ponen de acuerdo "en lo mínimo", pese a la situación de excepcionalidad que estamos viviendo, entonces "cuándo será".

Calvo califica de "error histórico" la postura del PP

Calvo afirma que el PP cometió el miércoles "un error histórico", y ha admitido que también le generó "incomprensión" la posición de ERC, que pasó de la abstención al voto en contra. Esperaba, ha insistido, que un "partido de izquierdas", hubiese entendido que "para seguir protegiendo a todo el país, pero también a Cataluña de esta pandemia" era necesario prorrogar el estado de alarma.

Calvo aboga por "rehumanizar" la política

La vicepresidenta primera ha revelado que lo pasó "muy mal" y sintió "mucho miedo" al contraer el coronavirus. Pese a ello, ha expresado su deseo de que la vivencia con la enfermedad constituya "una gran lección para todos" y contribuya a "rehumanizar" la política y la sociedad.

"Es una oportunidad para cambiar muchas cosas, para que incluso la palabra progreso signifique más cosas"

"Para ser más felices, como decían los padres de la primera Constitución norteamericana y nuestra Constitución de Cádiz, 'La Pepa', que decía que teníamos derecho a la felicidad", ha recordado Calvo. "De esta crisis deberíamos sacar conclusiones éticas y personales bastante profundas", ha añadido.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios