lahoradigital.com
Reunión de la Mesa del Congreso
Ampliar
Reunión de la Mesa del Congreso

Todos los partidos aprueban por unanimidad la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica

miércoles 29 de abril de 2020, 12:28h

Pedro Sánchez lleva semanas pidiendo lealtad y unidad para que España pueda afrontar lo mejor posible la crisis producida por el Covid-19. Sin embargo, algunos partidos de la oposición siguen instalados en la confrontación y el choque con el Ejecutivo central. El presidente del Gobierno ofreció a todas las formaciones un Pacto de Reconstrucción, pero el PP exigió que se hiciera dentro de una comisión parlamentaria. Y así se ha hecho. Este martes, la Mesa del Congreso de los Diputados acordó por unanimidad crear la Comisión no permanente para la Reconstrucción Social y Económica a propuesta del os Grupos parlamentarios del PSOE y de Unidas Podemos.

A pesar de que la desescalada de la tensión política que pedía el presidente del Gobierno no se ha producido como se puede observar al oír las declaraciones políticas de líderes como Pablo Casado o Santiago Abascal, el Congreso de los Diputados sacó adelante este pasado martes la Comisión no permanente para la Reconstrucción Social y Económica donde se establecerá el debate necesario para poner en marcha con el mayor consenso posible las medidas que España precisa para superar la crisis sanitaria y para afrontar la crisis económica que ha venido detrás y que ya están sufriendo los españoles.

La Mesa de la cámara baja acordó por unanimidad la creación de esta comisión que versará sobre cuatro grandes cuestiones, tal y como se establece en la propuesta que presentaron los grupos parlamentarios del PSOE y de Unidas Podemos: el reforzamiento de la sanidad pública; la reactivación de la economía y la modernización del modelo productivo; el fortalecimiento de los sistemas de protección social, de los ciudadanos y la mejora del sistema fiscal; y la posición de España ante la Unión Europea.

Tras la aprobación de la comisión, se abre un plazo para la designación de sus miembros, que finaliza este próximo jueves 30 de abril. La comisión estará formada por 46 miembros, distribuidos de la siguiente manera entre los grupos parlamentarios, según su proporción de escaños:

PSOE: 13 miembros.
PP: 9 miembros.
Vox: 5 miembros.
Unidas Podemos: 4 miembros.
G.P Republicano: 1 miembro.
G.P Plural: 4 miembros.
G.P. Ciudadanos: 1 miembro.
G.P. Vasco (EAJ-PNV): 1 miembro.
G.P. Euskal Herria Bildu: 1 miembro.
G.P. Mixto: 7 miembros.

Las decisiones se adoptarán por voto ponderado en función del número de diputados de cada uno de los grupos parlamentarios en el Pleno de la Cámara. En el caso de los grupos Plural y Mixto la ponderación se realizará de acuerdo con la representación de cada una de las formaciones políticas que los integran.

El plan de trabajo de este órgano se acordará en la propia comisión. El plazo previsto inicialmente, que podrá ser prorrogado por la Mesa oída la Junta de Portavoces, es de dos meses, y una vez finalizadas sus sesiones la comisión emitirá un dictamen que se remitirá al Pleno de la Cámara para su debate y aprobación, y que contendrá resoluciones y propuestas sobre el objeto de sus trabajos.

Los grupos deben elegir ahora quién presidirá la comisión y los objetivos

Tras este primer acuerdo los Grupos Parlamentarios deben decidir quién presidirá la Comisión no permanente. Tanto PSOE como PP la quieren para sus respectivos partidos por lo que ahí podrían empezar ya las discrepancias.

Para los socialistas este espacio de debate y diálogo debe servir para establecer la legislación y las medidas que deben ponerse en marcha en los próximos meses para reactivar la economía que ha estado semanas parada y ha tenido una incidencia profunda en empresas, trabajadores, y tejido social.

Sin embargo, el PP quiere que la Comisión se convierta también en una forma de fiscalizar y recriminar al Gobierno por las medidas tomadas durante el Estado de Alarma.

Por ello, la desconfianza entre todos los grupos es la tónica con la que empieza esta comisión.

Para la presidencia, el PP ha propuesto a su diputada Ana Pastor, que ocupó en el pasado la presidencia del Congreso de los Diputados. Sin embargo, no parece que ni PSOE ni Unidas Podemos hagan más concesiones a los de Pablo Casado después de aceptar que la Mesa de Reconstrucción se convirtiera en una comisión parlamentaria como exigió el Partido Popular al presidente del Gobierno.

Otro de los temas de debate serán los objetivos de la comisión. El PSOE y Unidas Podemos han propuesto cuatro asuntos que consideran esenciales como base para ese gran acuerdo nacional que buscan: reforzamiento de la sanidad pública; fortalecimiento del sistema de protección social; reactivación de la economía y la posición de España ante la Unión Europea.

El PP ha anunciado que presentará su propio plan en el que quieren incluir la valoración de la gestión del Ejecutivo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios