lahoradigital.com
Arrimadas sienta las bases para una nueva configuración de Ciudadanos
Ampliar

Arrimadas sienta las bases para una nueva configuración de Ciudadanos

lunes 27 de abril de 2020, 18:18h
Tras la salida de Albert Rivera de la dirección del partido, la dirección de Ciudadanos se está encauzando hacia una vuelta a sus orígenes, en los que abandone las posturas plenamente de derechas y pueda servir como puente de diálogo entre el PSOE y el PP. De momento, el cambio de rumbo no vislumbra efectos positivos en las encuestas, pero sí que ha servido para mejorar la valoración de su líder, Inés Arrimadas.

Ciudadanos quiere enmendar su viraje a la derecha de los últimos compases. La formación naranja nació con la intención de servir como punto de encuentro entre los partidos tradicionales. Así lo demostró pactando en 2016 en solo un año la investidura de Sánchez con el PSOE y la de Mariano Rajoy con el PP. Sin embargo, tras la moción de censura que llevó a Pedro Sánchez a la Moncloa, con los votos a favor de partidos nacionalistas e independentistas, Albert Rivera rompió todo vínculo posible con el Partido Socialista.

Tras las elecciones de abril de 2019 arrojaron un resultado que les habría permitido negociar una investidura conjunta, igual que en las elecciones autónomicas y municipales de mayo, Ciudadanos prefirió escorarse a la derecha y establecer como único socio posible de Gobierno al Partido Popular. Este cambio de rumbo le costó los peores resultados de la formación en las elecciones de noviembre, en las que perdieron 46 escaños.

Con la dimisión de Albert Rivera, Inés Arrimadas parece ahora emprender un nuevo cambio de ruta en una vuelta a los orígenes del partido. En plena crisis derivada de la pandemia, Ciudadanos está tratando de servir de puente para la comunicación entre el Partido Socialista y el Partido Popular. Arrimadas se ha mostrado, en todo momento, predispuesta a firmar pactos de reconstrucción nacional que creen un consenso entre las distintas formaciones políticas, comparando la situación actual con lo que sucedió en 1977 con los Pactos de la Moncloa.

La secretaria general de la formación naranja estaría dispuesta a sentarse en una mesa de negociación con partidos nacionalistas, un marcado cambio de rumbo respecto a la beligerancia que venían mostrando hacia este tipo de formaciones. E incluso, en Cataluña, han propuesto a Quim Torra, a quien no reconocían como presidente tras su inhabilitación como diputado por parte de la Junta Electoral Central, un plan de reconstrucción de Cataluña.

La nueva postura de Ciudadanos, mucho más negociadora, y menos orientada hacia la derecha, por el momento no repercutiría positivamente en materia electoral, según los resultados de las últimas encuestas. Sin embargo, y según el barómetro de Metroscopia, sí que han servido para que la valoración de Inés Arrimadas haya crecido hasta 16 puntos, situándose como la líder política mejor valorada tan solo por detrás del Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios