lahoradigital.com
Josep Borrell: “La crisis a nivel mundial va a ser de dimensión bíblica”
Ampliar

Josep Borrell: “La crisis a nivel mundial va a ser de dimensión bíblica”

lunes 27 de abril de 2020, 13:56h

Josep Borrell, Alto Comisionado de Asuntos Exteriores de la UE, ve muy positivo el último Consejo Europeo. En concreto, en lo referente a cómo financiar la solidaridad europea y cómo distribuirla. Borrell afirma también que era absurdo esperar más y recomienda a los Estados reforzar su autonomía estratégica y entrar en el capital de las empresas, algo fundamental para evitar que caigan en manos de terceros.

En una entrevista telefónica realizada por ‘La Vanguardia’ el pasado viernes, con el Alto Comisionado de la UC para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, en la que habló sobre diferentes cuestiones entre las que se encontraron su opinión sobre los resultados de la cumbre de la UE, el futuro incierto de la economía futura, las decisiones de la Unión Europea para abordar la situación actual entre otras.
Acerca de los resultados de la cumbre de la UE el pasado jueves, la valoración de Borrell es clara “El espíritu fue muy constructivo porque todo el mundo le ha visto las orejas al lobo. Le hemos visto las orejas a nuestro lobo, pero todavía no somos conscientes de cuán grandes las tiene a escala mundial. Se va a producir una crisis mundial de dimensión bíblica. A los países en desarrollo les van a caer todos los ingresos. Exportaciones, precio del petróleo, materias primas, turismo, remesas de emigrantes, está todo por los suelos”explica. “Que se acepte el principio de un fondo de recuperación es importante. Era utópico pensar que ayer se iba a avanzar más, pero eso ya es mucho”,añade Borrell.
A la cuestión sobre si la recuperación de la economía Borrell explica: “Ha habido un parón de la circulación sanguínea. Todo depende de cuantas células hayan muerto por necrosis antes de que la circulación se reactive, si las empresas superan la cuarentena financiera. Hay que mantener la financiación de las empresas y la renta de las personas, y hay que ir rápido. Mi temor es que los mecanismos europeos son lentos”.El ministro de Exteriores afirma que “el Gobierno español ha hecho una propuesta bien estructurada”y que además “define claramente lo que quiere hacer, cómo hacerlo y la cuantía”.
Acerca de las declaraciones de la portavoz de la Generalitat, Meritxell Budó, que afirmó que en una Catalunya independiente habría habido menos muertos, Borrel fue conciso y afirmó que “en Cataluña ha habido gravísimos problemas en residencias de ancianos donde afortunadamente pudo intervenir el ejército, y que yo sepa eso es competencia de la Generalidad”.
De la actuación de China ante esta crisis Borrell considera que “China está haciendo un gran esfuerzo diplomático que acompaña a la ayuda que presta a algunos países europeos, apareciendo como gran potencia”. Pero el ministro de Exteriores recuerda que no solo China ha mandado ayuda a otros países: “Al principio de la crisis, Europa ayudó mucho a China, mandamos más de 60 toneladas de material médico que luego no teníamos, y ahora China nos ha devuelto esta ayuda. Pero seguramente ha habido más publicidad por su parte de la ayuda prestada”.
La Vanguardia’ preguntó al ministro acerca del proteccionismo que defiende Trump, del cual el ministro mantiene que una vez más se ha comprobado que ese pensamiento no sirve: “cuando viene una disrupción como esta te das cuenta de que el 90% de antibióticos se fabrican en China, que Europa no produce ni un gramo de paracetamol y que no hay stocks de emergencia para crisis sanitarias. Hay que protegerse, rehabilitar el papel del Estado y organizar mejor la gobernanza mundial. Eso que dicen los nacionalistas de todo pelaje, déjenme solo, porque solo me lo monto mejor, no es verdad”. Pero Borrell cree firmemente que tras esta crisis sanitaria y económica algo debe cambiar: “Algunos productos habrá que producirlos en Europa, diversificar y tener capacidad propia”.
Sobre la cuestión de la nacionalización de las empresas Borrell explica que “los estados tendrán que aportar capital a las empresas para evitar su quiebra.Lo acaba de anunciar Francia para Air France. También hay que evitar que las caídas de su valor en bolsa facilite su compra por potencias extranjeras. Los estados tendrán que protegerse, y una manera es tomar participaciones en su capital. No es doctrina Chaves, es lógica económica y política”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios