lahoradigital.com
Sánchez cede para que la mesa del Gran Pacto sea una comisión parlamentaria y ahora el PP le pide la presidencia
Ampliar

Sánchez cede para que la mesa del Gran Pacto sea una comisión parlamentaria y ahora el PP le pide la presidencia

martes 21 de abril de 2020, 12:48h

Este lunes, el presidente del Gobierno aceptó sin problemas que la Mesa de la Reconstrucción que ha ofrecido a las fuerzas políticas, a los agentes sociales, a las Comunidades Autónomas y a los ayuntamientos se reconvirtiera en una comisión parlamentaria en el Congreso de los Diputados. Se trata de una exigencia de Pablo Casado para participar en los pactos. Sin embargo, no han pasado ni 24 horas y el Partido Popular, a través de su portavoz parlamentaria Cayetana Álvarez de Toledo, ha hecho una nueva petición: Quiere presidir dicha comisión parlamentaria. Así, excusa tras excusa, Pablo Casado sigue exigiendo escalonadamente condicionamientos cada vez más inasumibles, para no sumarse al llamamiento de unidad y de una Mesa de Reconstrucción de España Pedro Sánchez. Si en semanas anteriores, sus comparecencias han sido una visión exagerada y magnificada de fallos en la gestión de una crisis, ayer creyó encontrar un enésimo truco para nadar y guardar la ropa: Hacer que se unía al Gran Pacto de Reconstrucción -y evitar de este modo que le señalaran como antipatriota- pero al mismo tiempo, reventarla.

La portavoz del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados, Cayetana Álvarez de Toledo, ha anunciado que su partido reclamará la presidencia de la comisión parlamentaria que se va a crear en el Congreso de los Diputados de cara a debatir y alcanzar un gran acuerdo con medidas pensadas para reparar el daño económico, sanitario, social que deja el Covid-19.

En una entrevista en Radio Nacional de España, la dirigente popular considera que es “razonable y sensata” su petición ya que el PP es el principal partido de la oposición. Además, ha pedido que esta comisión se constituya cuanto antes ya que defiende que “llevamos semanas exigiendo que se active”.

Álvarez de Toledo ha manifestado que “la unidad no es un bien en sí mismo, tiene que ser fruto de una intensa y adulta deliberación entre pareceres distintos. No se impone, ni se exige ni se decreta, se forja a base de diálogo y discrepancias. Esa es la grandeza de la democracia, que seamos capaces de buscar puntos comunes de acuerdo”. Sin embargo, no parece que estas palabras se las autoimponga la formación popular ya que su participación en el gran Pacto al que ha llamado el presidente del Gobierno ha venido precedida por exigencias que cada día son más. El Partido Popular, además, ha exigido también numerosas cuestiones para que su grupo parlamentario vote a favor de una nueva prórroga del Estado de Alarma que el Consejo de Ministros llevará a las Cortes en breve.

A pesar de las exigencias, el PP se muestra con relativo optimismo y, según Álvarez de Toledo, esta comisión debe servir también para “reconstruir la socialdemocracia”. Quizás también deba servir para alejar al Partido Popular de las posturas radicales que defiende la ultraderecha de Vox con quien gobierna, gracias a su apoyo parlamentario, en importantes Comunidades Autónomas como la Comunidad de Madrid, Murcia o Andalucía.

Para la dirigente popular, el PSOE “se ha alejado de posturas equilibradas y se ha acercado a las radicales de Podemos que han recuperado fórmulas fracasadas de la imposición de lo público a costa de lo privado”.

La portavoz popular ha contestado también a preguntas sobre el Ingreso Mínimo Vital que el Gobierno quiere poner en funcionamiento en breve tiempo y considera que no se puede “transmitir el mensaje” que esta será una asignación “camino hacia la dependencia perpetua del Estado”. Igualmente, se ha cuestionado sobre “como se va a financiar” y ha pedido “no caer en la demagogia”. Su postura es muy similar a la defendida por la Conferencia Episcopal que esta semana ha defendido que ese Ingreso Mínimo Vital no puede ser permanente.

Pedro Sánchez y Pablo Casado ya pactaron este lunes la puesta en marcha de la comisión parlamentaria.

El presidente Pedro Sánchez se reunió este lunes por videoconferencia con el presidente del Partido Popular, Pablo Casado. En dicha reunión, el presidente del Gobierno informó a Casado de un detallado documento en el que se explicitaban las fechas, los componentes y los grupos de trabajo que se podrían establecer para comenzar a trabajar en el gran acuerdo. El Ejecutivo proponía cuatro grupos de trabajo dedicados a la reactivación económica, el estado del bienestar, la sanidad y la salud pública y Europa.

La respuesta de Pablo Casado fue que su formación está dispuesta a participar en esas negociaciones, pero difiere en el formato de las mismas. El líder del PP quiere que estos encuentros se celebren con ‘luz y taquígrafos’ y que se hagan en el seno de una comisión parlamentaria en el Congreso de los Diputados.

Esta petición fue aceptada por el Gobierno y por Pedro Sánchez, una muestra más de su apuesta clara por llegar a estos acuerdos por lo que la Mesa de Reconstrucción será ahora una comisión de Reconstrucción en la cámara baja.

Pedro Sánchez valoró positivamente la propuesta de Pablo Casado, y aceptó el modelo que se propone siempre que esté consensuada con el resto de partidos políticos.

El presidente del Gobierno manifestó que lo que le importan son los contenidos y no tanto el formato. Por ello, agradeció y reconoció la disposición de todas las fuerzas parlamentarias por alcanzar un acuerdo esencial para reconstruir el país.

Con la reunión mantenido con Pablo Casado, el presidente del Gobierno ha terminó la ronda de conversaciones con todos los líderes de las fuerzas políticas presentes en el Congreso de los Diputados, salvo con Vox que rechazó la llamada del dirigente socialista.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios