lahoradigital.com
Los hospitales empiezan a limpiar plantas para pacientes no contagiados y retoman cirugías

Los hospitales empiezan a limpiar plantas para pacientes no contagiados y retoman cirugías

jueves 16 de abril de 2020, 13:49h

La Sanidad comienza a enfrentarse al reto de la desescalada hospitalaria y habilita “zonas limpias” destinadas a pacientes no contagiados de Covid-19.

Los hospitales españoles han sufrido desde el inicio del brote un cambio integral para ponerse al servicio de la lucha contra el coronavirus. El aplanamiento de la curva de contagios ha estabilizado la tasa de hospitalizaciones y de entradas en UCI, que ya está por debajo del 2%. Este miércoles 15 de abril se contabilizaban 940 nuevos ingresos y 73 pacientes nuevos en unidades de críticos. Con estos datos, el sistema sanitario se prepara para una progresiva vuelta a la normalidad que se plantea lenta y durará todavía muchas semanas. El próximo desafío sanitario será volver a retomar la atención a los pacientes, que por la pandemia, ha dejado en espera este ultimo mes.

En grandes hospitales de la capital como el Gregorio Marañón, ya se ha comunicado a su plantilla que la actividad quirúrgica no se retomará hasta el próximo mes de mayo. Y aunque Ifema será el ultimo punto de la desescalada, aseguran desde la Consejería, el mando sanitario de la región también está devolviendo progresivamente a los sanitarios de centros de salud movilizados para este hospital de campaña a sus puestos.

En los hospitales, los espacios habilitados de emergencia para dar respuesta a la avalancha de ingresos se han replegado y se están reorganizando las camas para ampliar el número de "zonas limpias" libres de coronavirus en las plantas. Las carpas montadas en el exterior, como la del Severo Ochoa (Leganés), ya han cerrado aunque se ha decidido no desmontarla por precaución. Todavía existe un miedo visible a que los casos puedan volver a aumentar entre los profesionales sanitarios.

11 días con tendencia a la baja es lo que llevan en la Comunidad de Madrid: mientras el 2 de abril había 16.200 personas ingresadas en los hospitales madrileños, la cifra ha descendido hasta los 10.700 ingresos. Por ejemplo, el hospital Ramón y Cajal, tenía 927 pacientes COVID-19 ingresados el pasado 30 de marzo, según los datos recabados por la Asociación de Facultativos y Especialistas de Madrid (Afem). A fecha 12 de abril, la cifra había descendido a 568. El número de hospitalizados en UCI ha caído pero la reducción es mucho menos acusada y las unidades de críticos siguen aún por encima de su capacidad: de 103 a 82. La situación se repite en el resto de centros: en general, las unidades de críticos continúan llenas aunque la fotografía muestra un panorama un poco más alentador. Hace dos semanas había en la región 1.600 pacientes de UCI; hoy la cifra ha descendido hasta los 1.325.

Otro ejemplo de la desescalada de casos en Cataluña, donde las autoridades ya trabajan en recuperar también unidades y plantas destinadas a la atención de contagiados, es que de las 9.926 camas ocupadas por pacientes de coronavirus el día que se alcanzó el pico, el 2 de abril, ahora hay 9.256. Una reducción del 6,7%, según un informe del Servicio Catalán de la Salud que reconocía la "necesidad" de recuperar bloques quirúrgicos, trasplantes y la actividad de hospitales de día. Vall d’Hebron, Hospital Clínic o Hospital del Mar dicen estar ya planeando esta nueva fase, aunque añaden que es todavía temprano para valorarlo.

"Técnicamente la desescalada va a suponer un desafío y no será fácil", reconoce Daniel Bernabeu, vicepresidente de AMYTS (el sindicato mayor de médicos) y jefe de radiología del hospital de La Paz. Según explica Bernabeu, el paciente de urgencias "ya está cambiando" y la presión de los COVID-19 ya ha bajado mientras "se están recuperando a los de otras patologías como pueden ser cardiacas o neurológicas que hasta ahora no estaban llegando por miedo al virus".

Este médico de La Paz afirma, que de momento "no existe" un plan por parte de la Consejería, o al menos no ha llegado a los centros, de cómo debe hacerse la anunciada desescalada. "Esperamos que no sea de nuevo que cada hospital se busque la vida y actúe por su cuenta". Algunos centros como La Paz, explica Bernabeu, ya están desinfectando plantas enteras del hospital para dejarlas libres de COVID, si bien recuerdan que los quirófanos siguen reservados para los pacientes más graves.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios