lahoradigital.com
Para la OMS 'este virus no va a desaparecer” e impondrá una 'nueva realidad'

Para la OMS "este virus no va a desaparecer” e impondrá una "nueva realidad"

martes 14 de abril de 2020, 16:01h
Ante la imposibilidad de dar con la cura, los especialistas de la Organización Mundial de la Salud anticipan que hay que estar preparados para ayudar a los países más vulnerables. Además, aseguran que la distancia social y el uso de mascarilla se impondrían como hábitos globales en el futuro.

Desde la Organización Mundial de la Salud alertan que el Coronavirus no va a desaparecer. Sus especialistas anticipan que los humanos deberemos de adaptarnos a la nueva realidad que se construirá a partir del paso de la pandemia china por el mundo.

La utilización de mascarillas, la reducción del contacto y el distanciamiento entre personas se imponen como posibles hábitos de futuros escenarios. El director de la OMS David Nabarro, anticipó que “la población necesitará acostumbrarse a una nueva realidad una vez pase la crisis sanitaria provocada por el Covid-19, ya que el virus no va a desaparecer".

"Este virus no va a desaparecer. No sabemos si las personas que han tenido el virus permanecen inmunes y no sabemos cuándo tendremos una vacuna", añadió el director de la OMS.

Miles de especialistas y científicos en todo el mundo experimentan y trabajan a destajo para dar con una fórmula para prevenir o enfrentar al coronavirus. Pero lo cierto es que todavía el mundo no conoce una vacuna ni un remedio para esta enfermedad, por ello el director Nabarro asegura es necesario "estar preparados" para "defender a los más vulnerables" y "aprender cómo interrumpir la transmisión".

Cuando anticipa el futuro global y el rol que cumplirá la mascarilla en este escenario, el especialista asegura que la "forma de protección facial se convertirá en la norma, entre otras cosas para tranquilizar a las personas, pero eso no significa que se pueda hacer lo que uno quiera cuando está usando una mascarilla".

El uso generalizado de mascarillas ha generado cierta controversia, ya que los servicios médicos y sanitarios de todo el mundo ha presentado importantes carencias en algunos momentos para poder suministrar este tipo de materiales a sus profesionales.

Es por eso que la OMS ha preferido no recomendar un uso masivo de este tipo de protecciones, salvo en caso de que se sea portador de la enfermedad o se esté en contacto directo con alguna de estas personas contagiadas.

El nuevo coronavirus, surgido hace cinco meses en la ciudad china de Wuhan, ha afectado a casi 2 millones de personas, mientras que ya ha provocado la muerte de casi 200.000. Estados Unidos es el país con más contagios, más de 580.000 y el que más víctimas fatales tiene hasta el momento, cerca de 23.700.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios