lahoradigital.com
Messi anuncia la rebaja salarial voluntaria de los jugadores del primer equipo y llama la atención a la directiva del Barça
Ampliar

Messi anuncia la rebaja salarial voluntaria de los jugadores del primer equipo y llama la atención a la directiva del Barça

viernes 10 de abril de 2020, 15:20h

El jugador argentino carga contra los altos cargos del club a través de un comunicado en redes sociales en el que anuncia que la plantilla del primer equipo rebajará en un 70% su salario.

En el fútbol, como en cualquier ámbito, hay momentos buenos y malos. Los primeros suelen están asociados a la consecución de premios y títulos, a fichajes esperados o a permanecer siempre en lo alto de las estadísticas y pronósticos de cada uno de los encuentros que disputa cada equipo. Los segundos, por el contrario, están relacionados con los malos resultados sobre el terreno de juego, con las lesiones de jugadores o con la cancelación de competiciones y eventos, entre otros.

Lo que no suele ser tan habitual, o al menos no lo era hasta ahora, es que los conflictos entre la plantilla y la dirección de un club terminen por convertirse en uno de los principales problemas de la entidad en cuestión. Sí, es cierto que no es una novedad que existan ciertas tensiones entre ambas partes, sobre todo cuando los resultados no acompañan, pero que estos encontronazos pasen a liderar la agenda deportiva es cuanto menos llamativo. Y esto es lo que parece que le está sucediendo al Barça en los últimos meses con su primera plantilla de fútbol.

La entidad azulgrana no gana para disgustos. El parón forzoso y hasta nuevo aviso de todas las competiciones futbolísticas en las que los catalanes cuentan con representación, LaLiga y Champions, ha provocado que el club se haya visto obligado a llevar a cabo una serie de restructuraciones para que la entidad salga lo mejor parada posible de esta situación que también implica un importante impacto económico. En este sentido, el Barça anunció hace unas semanas su intención de presentar un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) con el objetivo de minimizar al máximo las repercusiones que la falta de actividad tendrá a corto y medio plazo en las arcas del club. En este sentido, es importante destacar que cuando se habla de un ERTE no debemos pensar únicamente en los jugadores o en el cuerpo técnico, sino que la plantilla de trabajadores de la entidad es mucho más amplia, con empleados encargados de la seguridad de las instalaciones, de la limpieza de las mismas, etc. Además, también hay que tener en cuenta que, aunque habitualmente siempre se piensa en la plantilla del primer equipo de fútbol, la entidad cuenta con más secciones profesionales, en concreto de baloncesto, fútbol sala, balonmano y hockey sobre patines.

Cuando el Barça hizo pública su intención de apostar por el ERTE en esta situación, fueron muchos los que se llevaron las manos a la cabeza, especialmente pensando en los jugadores de fútbol. Con el tiempo, otros clubes de Primera, aunque con una estructura financiera mucho menor que la del club catalán, también hicieron pública la necesidad de diseñar una estrategia conjunta y común para hacer frente a una situación en la que las cuentas, lamentablemente, no dan.

La gran sorpresa llegó cuando varios medios de comunicación se hicieron eco de que los jugadores del primer equipo de fútbol no estarían por la labor de ver reducido su salario. No fue una noticia que sentara demasiado bien entre los ciudadanos de a pie, sobre todo teniendo en cuenta los contratos millonarios con los que cuentan todos los jugadores, a los que habría que sumar en muchos casos ingresos procedentes de otras actividades empresariales como los patrocinios y la publicidad. La plantilla al completo no salió bien parada y su nivel de popularidad cayó entre los culés.

Sin embargo, Lionel Messi ha querido desmentir todas estas informaciones y ha hecho público un comunicado a través de sus redes sociales en el que anuncia que todos los jugadores reducirán su salario en un 70% para paliar la situación de presión económica en la que se encuentra la entidad azulgrana. De esta forma, el rosarino ha dado un paso adelante en esta polémica afirmando que su voluntad y la de todos sus compañeros de equipo “siempre ha sido aplicar una bajada del sueldo que percibimos, porque entendemos perfectamente que se trata de una situación excepcional y somos los primeros que siempre hemos ayudado al club cuando se nos ha pedido”. Con estas palabras, Messi pone sobre la mesa una nueva opción que hasta entonces no se había barajado, y es que si la reducción de sueldos ha sido de forma consensuada no se hará bajo la modalidad de un ERTE, sino que será un acuerdo interno y privado entre club y plantilla.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Leo Messi (@leomessi) el

Además, Messi, en calidad de portavoz, también anunció que, a mayores de su rebaja salarial, todos los jugadores harán aportaciones monetarias a nivel personal para garantizar que todas las personas cuyo trabajo está ligado a la entidad perciban el 100% de sus sueldos. Una acción encomiable que se une a otras iniciativas llevadas a cabo por diferentes futbolistas y deportistas del país para recaudar fondos.

No obstante, no todo son buenas palabras en este comunicado, ya que el argentino también ha aprovechado esta intervención pública para criticar la gestión de la directiva en este asunto. Así, Messi ha manifestado su sorpresa por el hecho de que tanto a él como a sus compañeros se les intentara poner “bajo la lupa” y meterles “presión” para dar un paso que, según el argentino, siempre han estado dispuestos a dar; lo más sorprendente para el capitán del Barça es que esto se llevase a cabo “desde dentro del club”. Un dardo envenenado que no hace sino poner en evidencia el malestar de la plantilla con la actual directiva. De hecho, no es la primera crítica que Bartomeu y los suyos reciben por parte del rosarino, ya que en su momento también afirmó que el escándalo de las cuentas en redes sociales le parecía “un poco raro.

Esta nueva polémica pone al Barça otra vez en el ojo del huracán. Tras la sonada destitución de Valverde y el ya comentado escándalo de las redes sociales, la mala relación entre jugadores y directiva podría acabar por dinamitar la por ahora endeble estructura del club.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios