lahoradigital.com
Vista de la bandera de la Unión Europea (UE) fuera del edificio del Parlamento en el centro de ciudad de Bruselas, Bélgica.
Ampliar
Vista de la bandera de la Unión Europea (UE) fuera del edificio del Parlamento en el centro de ciudad de Bruselas, Bélgica.

La segunda reunión del Eurogrupo acaba sin acuerdo Norte-Sur y se pospone a este jueves

La reunión de ministros de Economía y Finanzas de la Eurozona se retomará mañana jueves 9 de abril, con el objetivo de pactar una respuesta económica a la crisis provocada por la pandemia de coronavirus.

miércoles 08 de abril de 2020, 23:02h
Tras intensos debates entre los ministros de Economía y Finanzas de la Eurozona, no se ha conseguido llegar a un punto de acuerdo y se retomarán las negociaciones el próximo jueves con el objetivo de dar respuesta conjunta a la crisis provocada por la pandemia de coronavirus. Los dos aspectos que han provocado la división entre el Norte y el Sur, han vuelto a ser la activación del fondo de rescates (el Mecanismo Europeo de Estabilidad, MEDE) y la emisión de deuda conjunta.

La reunión de ministros de Economía y Finanzas de la Eurozona se retomará mañana jueves 9 de abril, con el objetivo de pactar una respuesta económica a la crisis provocada por la pandemia de coronavirus, después de que el encuentro telemático que comenzó este martes y se prolongó durante dieciséis horas terminará en un nuevo fracaso.

Así lo ha anunciado el presidente del Eurogrupo, Mário Centeno, en un mensaje que ha compartido en Twitter: "Tras 16 horas de discusiones nos hemos acercado a un acuerdo pero no hemos llegado. Suspendo el Eurogrupo y continuaremos mañana, jueves".

"Mi objetivo sigue siendo el mismo: una red fuerte para la UE contra los efectos del Covid-19 para proteger a trabajadores, empresas y países y comprometerse a un cuantioso plan de recuperación", ha añadido el portugués.

Así, la reunión se renaudará el mismo día en el que se cumple el plazo que los jefes de Estado y de Gobierno dieron a sus ministros para encontrar una respuesta fiscal a los efectos de la pandemia sobre la economía.

El ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, y el vicecanciller alemán, Olaf Scholz, han pedido en sus redes sociales estar a la altura de los desafíos excepcionales y alcanzar un acuerdo ambicioso. "Pido a los países de la eurozona que no se nieguen a resolver las cuestiones complicadas y permitan un buen compromiso para los ciudadanos", ha expresado el alemán.

Los dos aspectos que han provocado la división entre el norte y el sur, han vuelto a ser la activación del fondo de rescates (el Mecanismo Europeo de Estabilidad, MEDE) y la emisión de deuda conjunta.

Condiciones en los créditos del MEDE

El paquete de medidas de emergencia activiaría medio billón de euros en préstamos a través del MEDE (240.000 millones), el Banco Europeo de Inversiones (200.000 millones) y el fondo contra el desempleo propuesto por la Comisión Europea (100.000 millones).

En el Eurogrupo existe un consenso entorno a que dichos créditos sean utilizados en primer lugar para cubrir los costes de la emergencia sanitaria, pero los problemas surgen una vez superada esta etapa, según diversas fuentes comunitarias.

En concreto, Países Bajos reclama claridad para que los países que recurran a estos créditos adopten reformas estructurales que corrijan el déficit y la deuda provocados por la pandemia, sin embargo, Italia rechaza que se impongan condiciones.

En todo caso, las futuras condiciones no supondrán reformas como las vinculadas a un rescate completo al estilo de los lanzados durante la crisis financiera y que requerirían también la supervisión de la 'troika'.

Por otro lado, hay un acuerdo cerrado sobre el papel del BEI para movilizar 200.000 millones en préstamos a empresas, sobre todo pymes. En cuanto al fondo de 100.000 millones contra el desempleo que propuso la Comisión Europea, el grupo de países del norte exige que tenga una naturaleza temporal.

La fase posterior de recuperación

El diseño del plan de recuperación económica a medio plazo también está siendo un foco de confrontación. España, Italia y Francia abogan por poner en marcha un mecanismo que pueda financiarse en los mercados a través de deuda europea mutualizada, pero Países Bajos, Alemania, Finlandia o Austria rechazan esta iniciativa.

En cuanto a la cuestión de los eurobonos, las posiciones se mantienen tan alejadas que no se ha abordado en profundidad. De hecho, existe la posibilidad de que la financiación del futuro fondo de recuperación se deje en manos de los líderes.

Mientras tanto, el Eurogrupo ha intentado pactar un texto sin mencionar de manera explícita la emisión de deuda conjunta y en un futuro, podrían ser valorados algunos borradores que se presentaron durante la noche en la mesa virtual de los ministros que hablaban de "instrumentos innovadores de financiación".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios