lahoradigital.com
Foto: Europa Press.
Foto: Europa Press.

Sanidad apuesta por los test genéticos de PCR para controlar el coronavirus tras levantarse el confinamiento

martes 07 de abril de 2020, 15:18h
El Ministerio de Sanidad ha apostado por los test genéticos de PCR para controlar el brote de coronavirus que se puede ocasionar una vez que se levante el confinamiento. “Entramos en una nueva etapa que va a ser larga y para la cual estamos planificando estrategias”, ha destacado este lunes en rueda de prensa María José Sierra, del Programa de Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad.

El Ministerio de Sanidad ha apostado por la utilización de los test de diagnóstico genético, que se basan en la técnica de PCR para poder utilizarlo en el control del brote de coronavirus que pueda ocasionarse una vez levantado el confinamiento.

Los PCR (siglas en inglés de 'Reacción en Cadena de la Polimerasa') es una prueba de diagnóstico que permite la detección de un fragmento del material genético de un patógeno. En este sentido, con la pandemia del coronavirus, se está utilizando para confirmar si una persona está infectada o no con coronavirus.

Por un lado, los test de diagnóstico rápido son menos fiables que la PCR, y por tanto serán destinados a acelerar la detección de pacientes de COVID-19 en servicios de urgencias de los hospitales y residencias de ancianos. Sin embargo, no resultan ser bastante sensibles para diagnosticar la infección con garantías en personas que aún no han presentado algún tipo de síntomas.

Por otro lado, los tests rápidos de anticuerpos, también llamados tests serológicos o tests sencillos, servirán para analizar qué parte de la población ha tenido el coronavirus, pero no para diagnosticar la enfermedad en sus fases iniciales.

María José Sierra, jefa del Programa de Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, ha destacado este lunes en rueda de prensa, que “entramos en una nueva etapa que va a ser larga y para la cual estamos planificando estrategias”.

De esta manera, Sierra ha señalado que en esta nueva etapa que comienza se perseguirá dos objetivos claros con la aplicación, además, de tests diferentes. El primero, Sierra destacó que se ampliará a “la detección precoz de casos para aislarlos porque así evitaremos que aumente la circulación del virus”. El segundo, "es importante ver quién ha pasado la enfermedad".

La prueba serológica es la que verifica si el paciente ha pasado el virus, tras detectar anticuerpos en su sangre. Los resultados, que tardan en confirmarse entre los 15 y 30 minutos, se obtienen a partir de una gota de sangre. Mientras, las pruebas diagnósticas tiene el objetivo de demostrar que el paciente padece la enfermedad en ese momento. Éste último se puede realizar de dos formas a través de obtener muestras a partir del fondo de la boca del paciente: la primera, con un test rápido se querrá detectar las proteínas de la superficie de los antígenos (virus) y tarda en confirmarse los resultados entre 15 y 30 minutos; la segunda, con la técnica PCR, cuyos resultados se obtienen después de 4 horas, se corteja el material genético de la muestra del paciente con el genoma del coronavirus.

La aplicación de estos tests será competencia de cada comunidad autónoma pero se hará de manera coordinada entre todas, según ha informado María José Sierra, del Ministerio de Sanidad. “No tendría sentido que cada comunidad hiciera cosas distintas”, añadió. De esta manera, se está llevando a cabo protocolos para coordinar correctamente el uso de los tests cumpliendo a su vez con los criterios sanitarios.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios