lahoradigital.com
Sánchez estudia la desescalada de las medidas contra el Covid-19 con los presidentes autonómicos
Ampliar

Sánchez estudia la desescalada de las medidas contra el Covid-19 con los presidentes autonómicos

lunes 06 de abril de 2020, 13:39h

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, mantuvo una reunión con los líderes de los Ejecutivos autonómicos este domingo, la cuarta desde que se decretó el Estado de Alarma, y ya estudian el proceso de desescalada o transición de las medidas impuestas para frenar el coronavirus. Por este motivo, el Gobierno central ha pedido a las autonomías un listado de infraestructuras y espacios disponibles para albergar a posibles pacientes asintomáticos y leves para mantenerlos aislados durante el tiempo que pudieran contagiar la enfermedad. También ha pedido toda la información de residencias de ancianos públicas y privadas para hacer un seguimiento de la situación. También se prepara un estudio con test rápidos para conocer en poco tiempo el número aproximado de inmunizados frente al Covid19 en España lo que ayudará en gran medida a impedir un nuevo rebrote de la pandemia.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha iniciado este fin de semana una nueva ronda de contactos con líderes políticos y presidentes de las Comunidades Autónomas. El pasado sábado, contactó con todos los políticos de la oposición a los que adelantó que el Consejo de Ministros pedirá una nueva prórroga del Estado de Alarma. Todos contestaron a la llamada salvo la ultraderecha de Vox. Y el domingo, el jefe del Ejecutivo español realizó una nueva videoconferencia con todos los presidentes autonómicos para comenzar a preparar la segunda fase de lucha contra la pandemia, que incluirá las medidas de desescalada y transición para volver a la normalidad.

Por ello, el Gobierno central ha pedido a las Autonomías un listado de hoteles, espacios e infraestructuras públicas y privadas para poder alojar a todos aquellos pacientes asintomáticos y leves del Covid-19 con el objetivo de mantenerlos aislados durante el periodo de desescalada y para que no contagien al resto de la población.

Otra de las medidas que se plantean ahora es hacer test masivos a la ciudadanía para que en pocas semanas se pueda controlar a aquellas personas que tienen ya antivirus contra la enfermedad al superar el virus. Hay que tener en cuenta que hay muchas personas que han pasado la enfermedad de manera asintomática o con síntomas muy leves que han podido ser confundidos incluso con síntomas alérgicos.

En un primer momento se prevé que este denominado “cribado rápido” se hará en zonas de alta prevalencia como residencias de ancianos y hospitales.

Precisamente la situación de las residencias de ancianos públicas y privadas en todas las Comunidades es otra información que ha pedido el Gobierno Central para poder hacer un seguimiento adecuado de estos centros que son de altísimo riesgo.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, explicó este domingo que “desde el principio, el Gobierno ha mostrado una preocupación clara por este grupo de población que es frágil ante la pandemia”.

Uno de los principales desafíos a los que se enfrenta nuestro país en la segunda fase de contención de la pandemia es identificar a las personas que ya han pasado la enfermedad, aquellas que están pasando la infección con síntomas leves o incluso sin presentar síntomas, y aquellos pacientes que no han pasado la enfermedad. Es fundamental tener en breve tiempo un conocimiento de ello. Para conseguirlo, el Ministerio de Sanidad está comenzando a repartir por las Comunidades autónomas test rápidos. El primer reparto se eleva a un millón de unidades que deberá ir completándose en las próximas semanas. Por el momento, la Comunidad de Madrid es la región que más test rápidos tendrá ya que recibirá 206.400 de ellos. Le siguen Cataluña (180.000) y Andalucía (130.000). El ministro Salvador Illa anunció que el Gobierno ha adquirido cinco millones de test rápidos y que se recibirán y repartirán en próximos días.

Con la puesta en marcha de estos test rápidos también se conseguirá una mejor optimización de las pruebas PCR ya que aquellos que den positivo en estos test no necesitarán más pruebas.

Ahora lo que se está haciendo son pruebas de diagnóstico PCR a los pacientes con síntomas más graves. Al día se realizan entre 15.000 y 20.000 pruebas, lo que sitúa a España en uno de los países que más pruebas realiza con una media de alrededor de 500.000 pruebas al mes. Estas pruebas PCR son las más precisas y también las más lentas ya que los resultados se obtienen unas horas después de su realización.

No ocurre así con los test rápidos que son similares a un test de embarazo y dan una respuesta en unos 15 minutos. Eso sí, son menos fiables. A este respecto, la doctora María José Sierra, del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, afirmó este domingo que hay que “desplegar medidas fundamentales” entre las que se encuentra la “detección precoz de todos los casos y el aislamiento de todos ellos”. Los test rápidos no solo son capaces de detectar si hay una presencia o no de virus sino también si hay anticuerpos lo que significa que una persona es inmune y ha pasado la enfermedad.

El presidente quiere incluir a las Autonomías en los nuevos “Pactos de la Moncloa”

El presidente Sánchez también comunicó a los presidentes autonómicos que tendrán un papel fundamental en la nueva edición de los Pactos de la Moncloa. La participación de las Autonomías se considera clave ya que son ellas las que gestionan servicios como Sanidad o Educación.

Los propios presidentes pidieron al presidente su participación en estos pactos, como el jefe del ejecutivo castellanomanchego, Emiliano García-Page; el de Extremadura, Guillermo Fernández Vara; el de Asturias, Adrián Barbón; el de Aragón, Javier Lambán; o el de Valencia, Ximo Puig. Éste último dijo en la reunión telemática que hay que plantear “un gran acuerdo de país que incorpore a todos los partidos, empresarios, sindicatos y autonomías para vencer desde la ética y la corresponsabilidad a la mayor catástrofe en España desde la Guerra Civil”.

Pero en la reunión también hubo críticas, sobre todo desde las autonomías gobernadas por los independentistas y por el Partido Popular. El presidente de Catalunya, Joaquim Torra, pidió recuperar las competencias en Sanidad que asume desde el pasado 14 de marzo el ministerio de Sanidad que dirige Salvador Illa. Y pidió más medidas duras de confinamiento ya que considera que el Covid19 no está ni mucho menos controlado. Así opina también el presidente de Murcia, el popular Fernando López Miras, que pidió que se endurezcan las multas por saltarse el confinamiento domiciliario.

Por su parte, el Lehendakari, Íñigo Urkullu, lamentó que el Ejecutivo de Sánchez no consensuara con ellos el decreto que estableció el parón de la economía hasta el próximo 13 de abril. Aunque también agradeció que se flexibilizaran esas medidas tras las protestas de los diferentes territorios.

El presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, se sumó a las críticas y dijo que la mayor parte de los recursos que se están poniendo son procedentes de las administraciones autonómicas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios