lahoradigital.com
Sin el último adiós
Ampliar
(Foto: E.P.)

Sin el último adiós

martes 24 de marzo de 2020, 16:14h
No poder despedirse de los seres queridos es la peor de las experiencias que la pandemia del Coronavirus está trayendo. Hablamos con Blanca Tejero Claver, doctora en Psicología por la Universidad de Salamanca con la especialidad de Clínica y profesora en la UNIR para saber lo hondo del impacto de un final sin despedidas, abrazos ni presencias.
Blanca Tejero Claver, doctora en Psicología por la Universidad de Salamanca con la especialidad de Clínica y profesora en la UNIR
Blanca Tejero Claver, doctora en Psicología por la Universidad de Salamanca con la especialidad de Clínica y profesora en la UNIR

Soledad y desgarro a partes iguales. La muerte, esa que el Coronavirus está recentando sin miramientos, no solo deja el dolor en grande de los epitafios por escribir, sino que subraya en negrita y a cuerpo gigante el impacto que produce no poder despedirse, mirar a los ojos o susurrar un te quiero entre los seres queridos. “Quienes están enfermos, ya en el inicio del viaje del que no regresarán, pasan sus últimos instantes inmersos en esa soledad que les rodea y con algo pendiente antes de partir: poder despedirse de familiares y amigos. En nuestra sociedad donde la costumbre es acompañar a las personas enfermas hasta que mueren, la situación que se está viviendo va en contra de nuestras creencias y rituales, de todo lo aprendido en nuestra vida”, explica Blanca Tejero Claver, terapeuta especializada en duelo y autora de El amor lo puede todo.

Y es que como dice esta reconocida profesional no estamos preparados para morir así. “La soledad acentuará el dolor de la despedida. Nadie quiere morir sólo, queremos saber y sentir que alguien nos acompañará y sujetará nuestra mano antes de partir. Queremos poder decir adiós y mostrar cuánto queremos a los que nos han acompañado en nuestras vidas y sin embargo ahora no se puede”, explica.

Para mitigar esa tristeza ya hay iniciativas como la italiana “El derecho a decir adiós” gracias a la cual quienes están muy afectados por el virus pueden despedirse de su familia y amistades en la distancia, con una última videollamada. Hablamos con Blanca Tejero Claver para conocer el dolor de este trance y si es posible superarlo.

¿Qué impacto tiene no poder despedirse?

La despedida del ser querido es muy importante para el futuro bienestar de los familiares ya que ayuda a superar el duelo. El velatorio nos ayuda a afrontar la perdida, aceptar que la persona ya no está y a iniciar el proceso de desvinculación al mismo tiempo que nos proporciona apoyo social. Sin embargo, ahora debido a las restricciones por la situación no están permitiendo que familiares y amigos puedan despedirse de su ser querido teniendo que afrontar su pérdida de forma no acorde a sus creencias o rituales. Decir adiós a alguien es aceptar perder una parte de nosotros mismos. Esto duele mucho pero no tener elección de poder despedirnos es aún peor.

¿La situación de excepcionalidad mitiga de alguna manera el impacto de este dolor?

Las epidemias son emergencias sanitarias en las que se ve amenazada la vida de las personas y causan cantidades significativas de enfermos y muertos. En condiciones de grandes catástrofes la necesidad de enfrentar otras muchas pérdidas hace que el duelo tenga un sentido más amplio y comunitario. En estas condiciones tan inusuales implica la ruptura de un proyecto de vida no sólo por la pérdida de un familiar, sino también existe rupturas a nivel social, económica y política.

En situaciones así se sienten miedos y sentimientos de confusión por todas las rupturas que se están viviendo y donde el proceso de duelo se desarrolla a dos niveles. El primero el nivel comunitario, es decir, toda la sociedad está resultando afectada por la misma epidemia y en segundo lugar en el nivel particular que corresponde a las personas que enfrentan la pérdida del ser querido.

La manera en que la comunidad gestione todo este proceso va a incidir directamente en el duelo individual de cada persona afectada. Nuestra capacidad para reponernos de la adversidad y, de alguna manera de mitigar la pérdida, se verá afectada por la confianza que tengamos en que las autoridades y los servicios sanitarios han hecho y gestionado adecuadamente la situación.

¿Qué diferencias tiene este duelo con otros?

Duele mucho despedirse de un ser querido, pero asimilar en tan poco tiempo todo lo que está viviendo desde que su familiar enfermó y le tuvo que llevar al hospital es verdaderamente difícil. No pudo acompañarlo mientras estaba ingresado, no pudo despedirse de él antes de fallecer, y no pudo mantener un contacto físico con los suyos tras la pérdida. Esta persona en duelo se encuentra lejos de familiares, lejos de amigos, si tiene a alguien cerca casi no le puede ni abrazar y es duro y difícil no poder abrazarse en el dolor.

En estos momentos de estado de alerta, los duros procedimientos ligados a la defunción de un familiar se tienen que realizar en soledad. Tenemos que ir solos al hospital a recoger las pertenencias de nuestros familiares, firmar el acta de defunción, darle de baja administrativamente, organizar el entierro, elegir la corona y decidir un mensaje de despedida sin tener nadie cerca para consultar y apoyarnos.

Todas estas situaciones realizadas en soledad, sin poder apoyarnos en nuestros seres queridos complican ya el difícil proceso de duelo. A los familiares que han perdido a un ser querido, aunque comprendan que son normas necesarias para combatir un problema de salud pública, esas medidas adoptadas para contener la infección las sienten como "absolutamente crueles".

Las redes sociales están siendo un catalizador de desahogo a la par que solidaridad. ¿Sin apoyos somos más vulnerables en estos momentos?

En estos momentos de confinamiento y aislamiento social las plataformas digitales generan nuevos espacios para expresarse tras la enfermedad y la muerte de los seres queridos. Contamos con redes sociales e internet como un espacio para comunicarnos ya que no lo podemos realizar en la realidad. Aunque es difícil hablar de la muerte y de nuestros sentimientos cada vez hay más personas que comentan públicamente sus sentimientos por la pérdida de un ser querido.

A través de las redes sociales, con los comentarios que envían quienes leen, los me gusta que nos dan, etc. podemos sentir calor y apoyo. Esto nos refuerza positivamente, nos ayuda y también complementa nuestra parte social. Algunas personas, encuentran consuelo en las redes sociales durante esos momentos tan difíciles de la vida, en los que la soledad se siente muy profundamente y más durante un confinamiento.

¿Qué aconsejas como profesional ante una situación así?

El duelo es un proceso normal de adaptación al dolor que produce una pérdida, pero, uno de los aspectos que contribuye a que sea complicado es la imposibilidad de hacer un buen cierre con nuestros seres queridos y no poder participar en ritos heredados de nuestra cultura o por creencias.

El confinamiento impide que los familiares puedan despedirse según los distintos rituales que utilizábamos hasta hace muy poco tiempo, pero, es importante que estos existan. Puede que no existan las despedidas, ni los besos, los abrazos o las manos tendidas, pero siempre puede existir la creatividad para sentirnos vinculados a la gente que nos quiere y queremos. Por eso lo más apropiado es buscar alternativas y generar otros recursos para poder sentirnos acompañados y apoyados. Se puede escribir una carta a la persona de la que nos queremos despedir en la que contarle todo lo que nos gustaría haberle dicho, crear un grupo de WhatsApp para compartir los buenos recuerdos de quien ya no está con otras personas cercanas o hacer una ceremonia de despedida cuando el confinamiento haya pasado.

Tenemos que buscar la parte positiva, como que esta situación nos está dando la oportunidad de vivir la cercanía de otras personas de nuestra comunidad, de conectar con el dolor de esas personas anónimas y de buscar el aprendizaje que hay en todo lo que estamos viviendo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios