lahoradigital.com
Bernie_Sanders disputa la presidencia a Donald Trump con otros cuatro candidatos.
Ampliar
Bernie_Sanders disputa la presidencia a Donald Trump con otros cuatro candidatos.

Caucus o la Teoría del Caos Demócrata

lunes 17 de febrero de 2020, 12:36h
El partido republicano tiene el espíritu del conquistador, del pionero que asume, subido en su carreta tirada por mulos y con sus enseres a cuestas, los derechos y las responsabilidades de una vida llena de peligros que ha elegido o que se ha visto forzado a llevar. En el caso de un tiroteo; el problema lo tiene el que recibe el balazo. (¿Para qué voy a pagar yo al médico si la bala está dentro de otro?). Mientras que el demócrata tiene su esencia en la comunidad, lo que podemos llamar “responsabilidad colectiva” (muy lejos del término socialismo que tanto asusta aquí, no lo distinguen del comunismo, aquí ese término les suena a “yuyu” ruso).

Podríamos resumir más: el republicano quiere que lo dejen en paz con su vida, sus armas y su dinero (menos en temas de fe y aborto que quiere decir a los demás lo que tienen que hacer) y el demócrata es un liberal que querrá votar para ordenarlo todo (incluso el orden mundial). Son las dos esencias de este país, contraste y virtud.

Han comenzado los caucus, las primarias, la esencia de la orgullosa democracia norteamericana. Caucus, la “reunión de los jefes” es un termino que empleaban los indios algonquinos dominadores de la franja norte de este país, y de su vecino Canadá hasta la llegada de los colonos europeos (por curiosidad: según los últimos censos sólo quedan once mil miembros vivos de esta tribu).

Un caucus es como una reunión de la comunidad de vecinos. Todavía en el 2016 se hacía el recuento a mano alzada y en alguna ocasión se zanjaban los debates, en caso de empate, tirando una moneda al aire.

Un caucus es como una reunión de la comunidad de vecinos. Todavía en el 2016 se hacía el recuento a mano alzada y en alguna ocasión se zanjaban los debates, en caso de empate, tirando una moneda al aire. Los votos minoritarios tienen que integrarse en los grupos de los candidatos más numerosos cuando uno de ellos no alcanza el umbral de corte (15%) en la primera votación.

Estas primarias tienen dos finalidades, ver que candidatos tienen más posibilidades de presentarse por un partido, y dependiendo del número de apoyos, poder tener un grupo de delegados que les voten en el congreso del partido correspondiente. Es ahí donde saldrán elegidos los candidatos de los dos grandes en liza: republicanos y demócratas. Los republicanos tienen claro a su postulante esta vez.

Hay que saber que ante un electorado masivo, heterogéneo y geográficamente disperso, el monto económico para darse a conocer juega un papel esencial en las elecciones americanas

Por supuesto, independientemente de este bipartidismo, se pueden presentar a la presidencia los candidatos que lo deseen. Pero hay que saber que ante un electorado masivo, heterogéneo y geográficamente disperso, el monto económico para darse a conocer juega un papel esencial en las elecciones americanas. Es muy normal que los candidatos tengan muchísimo dinero (o digan que lo tienen) para soportar el coste de una campaña.

Este es un país esencialmente democrático con puntos oscuros y caóticos. A saber: en muchos estados siempre están bajo sospecha los registros de votantes, con desapariciones de grandes listados, o colegios de zonas marginales que no se abren el día de la votación. Sobre todo de los barrios mayoritariamente afroamericanos. Además el sistema no hace un recuento general de votos. Trump es presidente con un 46% de los votos en 2016; recibió 2.868.686 menos que Clinton.

El partido republicano tiene el espíritu del conquistador...En el caso de un tiroteo; el problema lo tiene el que recibe el balazo. (¿Para qué voy a pagar yo al médico si la bala está dentro de otro?). El republicano quiere que lo dejen en paz con su vida, sus armas y su dinero.

Pero para explicar brevemente la esencia ideológica de ambos partidos sería una banalidad trazar aquí la similitud de línea derecha-izquierda de la política europea. El partido republicano tiene el espíritu del conquistador, del pionero que asume, subido en su carreta tirada por mulos y con sus enseres a cuestas, los derechos y las responsabilidades de una vida llena de peligros que ha elegido o que se ha visto forzado a llevar. En el caso de un tiroteo; el problema lo tiene el que recibe el balazo. (¿Para qué voy a pagar yo al médico si la bala está dentro de otro?). Mientras que el demócrata tiene su esencia en la comunidad, lo que podemos llamar “responsabilidad colectiva” (muy lejos del término socialismo que tanto asusta aquí, no lo distinguen del comunismo, aquí ese término les suena a “yuyu” ruso).

Mientras que el demócrata tiene su esencia en la comunidad, lo que podemos llamar “responsabilidad colectiva”.

Podríamos resumir más: el republicano quiere que lo dejen en paz con su vida, sus armas y su dinero (menos en temas de fe y aborto que quiere decir a los demás lo que tienen que hacer) y el demócrata es un liberal querrá votar para ordenarlo todo (incluso el orden mundial). Son las dos esencias de este país, contraste y virtud.

Como vemos, el libre entendimiento de estas visiones del mundo crea paradojas. Como la de que el actual presidente Donald Trump que estaba inscrito como demócrata, (aquí un elector se da de alta y se inscribe en el partido que quiera), intentó presentarse como demócrata, pero se presentó finalmente como republicano y ganó; o la candidata demócrata, Elisabeth Warren, que permanece adscrita como republicana. Aquí no se entiende esto como un tema de “chaqueterismo” si no como una mutación natural en la vida.

La teoría del caos nos muestra que pequeñas variaciones en las condiciones iniciales de los sistemas complejos y dinámicos pueden implicar grandes diferencias en el comportamiento futuro, imposibilitando la predicción a largo plazo. De ahí el famoso ejemplo: si colocáramos un huevo en la cúspide de una pirámide no sabríamos hacia dónde caería.

Los cinco candidatos demócratas principales son conscientes de quien es su rival en el ring presidencial. El actual campeón habla con desparpajo, seguridad y gracia (para sus electores), mensajes cortos y directos, la provocación es su bandera.

La teoría del caos explica que el resultado de algo depende de distintas variables y que es imposible de predecir. Los demócratas están en plena eclosión del huevo en la pirámide. El espectro que barajan sus candidatos es enorme y en muchos casos supone caminar por terrenos nunca explorados en la primera potencia económica mundial. La sanidad universal, la regulación de las armas o la condonación de la deuda de la educación universitaria son algunas de estas variables. No olvidemos que deben elegir a mediados de julio a un candidato que luche contra el inventor de la Teoría del Caos en la política.

Los cinco candidatos demócratas principales son conscientes de quien es su rival en el ring presidencial. El actual campeón habla con desparpajo, seguridad y gracia (para sus electores), mensajes cortos y directos, la provocación es su bandera. Quizá el único que se le acerca para un cara a cara es Bernie Sanders. No digo que los demás sean peores candidatos, no, pero frente a un rival disruptivo como Trump, no necesitas programa, necesitas aumentar el caos. Los factores no están en ser mujer, gay, millonario y mucho menos en una lista de los deseos, está en la tensión generada. Biden es un candidato de libro, Buttigieg es un tipo de altas capacidades, Warren es una luchadora, Klobuchar es la credibilidad, hay más pero no están es la pomada.

De un sistema normal y con unas condiciones iniciales fijas, se puede conocer exactamente su evolución en el tiempo. Pero en los sistemas caóticos, una insignificante diferencia en esas condiciones iniciales hace que el resultado sea absolutamente impredecible. Mira tú por donde si al final los americanos van a votar a un socialista, judío y con un ataque al corazón a sus espaldas... (continuará).

*José Miguel Sánchez Guitián, trabaja en AI, vive en Los Ángeles, California y ha escrito la saga de libros de Flamenco Killer y Synchro editados por Kolima.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Caucus o la Teoría del Caos Demócrata

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    5088 | Se acabó la democracia - 26/02/2020 @ 00:07:54 (GMT)
    Se acabó la democracia, como se demuestre que las elecciones las gana quien más trolls controle, se acabaron las propuestas y el mérito de los políticos. Todo será una trampa y todo será antidemocrático, me horroriza pensar en este mundo que se nos avecina.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de La Hora Digital

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.