lahoradigital.com
Abalos se reune con Nuñez Feijó en Galicia
Ampliar
Abalos se reune con Nuñez Feijó en Galicia (Foto: La Voz de Galia (TW))

La derecha "echada al monte" inquieta a la derecha sensata

sábado 25 de enero de 2020, 13:48h

Hicieron lo posible y lo imposible para bloquear la legislatura y evitar que hubiera un gobierno socialista progresista emanado de las urnas (10-N). Forzaron la repetición electoral hasta cuatro veces en dos años. Han arrastrado a la derecha que creíamos moderada, y al centro liberal, hasta el absurdo de los radicalismos negacionistas, machistas, xenófobos, homófobos, y a falta de más metralla filofascista, ya le han hincado el diente a los Derechos de la Infancia. Inventándose la absurdez del “pin parental” tras el que se escudan para seguir persiguiendo a educadores por algo que les tiene tan obsesionados como a la curia y a las sotanas: el sexo y las mujeres sometidas. Esta semana toca "patria a costa de Venezuela". Ya están hiperventilando con asuntos nimios, elevándolos a cuestiones de Estado. Como la visita de Guaidó y el encuentro extra fronterizo, fuera de territorio español, de Ábalos con la vicepresidenta venezola. Al menos, el Gobierno de Sánchez ha cogido el ritmo y se dedica a lo suyo, legislar y facilitar la vida a los españoles con leyes que devuelven los derechos arrebatados a trabajadores, a mujeres, el derecho a una muerte digna, etc.

Deduzco que tanto Pablo Casado como Inés Arrimadas, tienen los días contados en el hiper liderazgo de sus respectivos partidos, que dan señales de estar al borde del hartazgo por el cariz disparatado y filofascista que está tomando la oposición en España. Al margen del partido socialista, todo el espectro del centro izquierda y centro derecha ha desaparecido. Los dirigentes sensatos de ambos partidos de la derecha demuestran estar alarmados, por el nivel de infiltración radicalizada de Abascal y sus huestes ultra. Pero mientras llega ese momento, qué eterno es el presente y cuanto daño están haciendo a España y a los españoles, a las mujeres, a los diferentes, a los inmigrantes, a las idiosincrasias y culturalidades de las comunidades autónomas. Ya solo les faltaba, tras la exaltación de la caza, la tauromaquia, el no al aborto y la misa diaria, un nuevo filón: la Infancia. Se ensañan en una de las materias más sensibles, los hijos.

Todas las semanas inventan una crispación absurda. Se entrometen en los Derechos de la Infancia, con el "veto parental" y ahora se han agarrado a Venezuela y su conflicto para seguir echando lodo sobre el actual Gobierno.

Buscan traiciones a la patria con cualquier pretexto por más absurdo que sea a sabiendas de que la caverna mediática se lo elevará de categoría con la finalidad de seguir crispando. Primero repartieron carnets de patriotas en el Parlamento, luego de españolismo (excluyendo a gran parte de catalanes y vascos), estos días entrometiendose en los Derechos de la Infancia, con el "veto parental" y este fin de semana mismo se han agarrado a Venezuela y su conflicto para seguir echando lodo sobre el actual Gobierno. Recibir o no a Guaidó -que por cierto ya está anunciado que se reunirá con él la nueva ministra de Exteriores, Arancha González Laya- lo han convertido en asunto de Estado. Que Jose Luis Ábalos se haya visto con la vicepresidenta del gobierno venezolano de Maduro, -en territorio extra fronterizo en el aeropuerto de Barajas para evitar que entrara en España, al ser persona non grata que no puede pisar territorio europeo- lo vuelven a hacer cuestión de Estado y así a ver si de paso pueden derribar a uno de los pilares fundamentales del Psoe y del Gobierno de Sánchez.

Contando cuentos como que “la guerra civil la provocaron los socialistas” tuercen constantemente la historia como en el Frente Nacional del 36 o el más reciente de Blas Piñar en el 1985.

Reeditando el Frente Nacional del 36, Santiago Abascal con el PP y Cs, tuercen la historia continuamente, asegurando cosas como que “la guerra civil la provocaron los socialistas” -frase textual- . Y Ahora, a falta de imaginación y propuestas útiles, se han englobado bajo el arrastre de Vox -engullidos los tres partidos de la Plaza de Colón- en los ideales del segundo Frente Nacional de Blas Piñar, de 1985, que negaba la muerte del franquismo y no aceptaba una sociedad democrática plena gobernada por el partido socialista de aquel Felipe González, que ya no es más. Aunque parezca mentira, en muchos aspectos nos quieren volver atrás cuarenta años. Lo peor es que los medios cavernarios, lejos de hacer su trabajo, ensalzan sus barbaridades y callan por mantener el estatus económico, como en el cine, la vida es un Cabaret, o como en Chinatown “la historia se repite”.

Se magnifican cuestiones nimias para la inteligencia humana que no siempre parece coincidir con la inteligencia mediática mayoritaria. Alimentan la crispación permanente y esto amenaza con seguir dando bandazos a cual más disparatado para intentar, por acoso y derribo, lo que no consiguieron por las urnas en cuatro ocasiones, sin contar además, las autonómicas y las locales. Están rabiosos. No saben perder y una se pregunta cómo la caverna mediática no cuestiona este ideario de Vox y las frases ultramontana de su líder Abascal. Pero es tendencia global desestabilizar democracias mediante fake news, exageraciones, medias verdades, o mentiras flagrantes, y está costando a las autoridades del Estado, separar la paja del trigo, hasta conseguir que cunda la convicción ciudadana de que tenemos una de las democracias más consolidadas de Europa y del mundo.

Algunos de los puntos programáticos y disparates retrógados de Vox que están calando en la población se definen en estas perlas y falsedades emitidas por el propio Abascal:

-“Yo soy partidario de la discriminación (racial, extranjera, etc)“

-“Quiero que se prohiba cuaquier tipo de ayuda social a la inmigración"

-“Veto migratorio a los países musulmanes"

-Los autores de los asesinatos de mujeres proceden de los países musulmanes y extranjeros”

-“Hay que derogar la ley contra la violencia de género” [1.083 mujeres asesinadas, cinco este año y 80.000 denuncias…]

-“El feminismo nos quiere oprimir"

-“El matrimonio solo puede ser el tradicional entre hombre y mujer"

-“Que se divulgue y disfrute de nuestra cultura de la tauromaquia y se enseñe caza en las escuelas”

-Estais aquí por España, porque lo que de verdad es grande es España

-“La guerra civil la provocó el PSOE"

-“VOX no pide la dimisión de los imputados por corrupción porque la corrupción es inherente al ser humano y defiende la presunción de inocencia”

Parecería que justamente lo que molesta a esta tri-derecha tramontana es el bienestar social, los derechos y la Igualdad entre hombres y mujeres. Se mueven mejor en las brechas de las desigualdades y la exclusión al diferente.

Establecido este silogismo, el Gobierno de Pedro Sanchez se ha puesto a trabajar vertiginosamente para acallar con pragmatismo la bulla mediática y ya ha aprobado unas cuantas leyes y medidas en solo un par de semanas. A saber: 1) la ley de la eutanasia -muerte digna- 2) subida salarial de los funcionarios; 3) declaración acuerdo del Gobierno para emergencia climática; 4) Entrega a cuenta 103.000 euros para las CCAA; 5) Subida del salario mínimo interprofesional de nuevo, con acuerdo entre patronal y sindicatos. Por citar sólo alguna de las medidas tomadas en tan pocos días. Visto lo visto y ante el desierto de propuestas de la oposición, una se pregunta ¿pero que le pasa a las tres derechas?¿Acaso no quieren el bienestar social de los españoles?. Parecería que es justamente lo que les molesta, el bienestar social, los derechos y la Igualdad. Se desenvuelven bien en las brechas de las desigualdad. Los ricos en su sitio y los pobres, mano de obra barata, cuanto más mejor. Tal como se expresan, éstas parecen ser sus coordenadas ideológicas alimentadas por las doctrinas ultraliberales que, por fortuna, están en entredicho en el mundo occidental que empieza a ser sensible a la salud climática y las agendas 2030 de erradicar las diferencias y la pobreza en el mundo.

Escuece que Pedro Sánchez y los socialistas hayan sabido capear el ego de Iglesias -su principal aliado indirecto- y que haya triunfado la alianza de las izquierdas en un Gobierno progresista que gusta a Europa y a nadie alarma.

Todavía les escuece, que al final, los socialistas hayan sabido capear y adaptar el ego de Pablo Iglesias, el principal aliado indirecto que ha utilizado la derecha durante estos dos años de repeticiones electorales, para hacer que fracasara cualquier idea de alianza de las izquierdas. Y lo que es peor, parece que el sector sensato en el PP y en Ciudadanos, ahora está metabolizando el lodazal en el que se metieron al aliarse -contra viento y marea y a cualquier precio- con la ultraderecha tramontana que vivía agazapada durante cuarenta años en España y ahora ha resurgido con toda su batería de barbaridades que están reventando y haciendo inviable cualquier tipo de gobierno en coalición con ellos. Perseguir trabajadores sociales por su opción sexual; amenazar de muerte a profesores de ciudadanía, constitución, sexualidad, etc, en las escuelas; negar a la mujer sus derechos; negar las autonomías; cuestionar el europeismo; cuestionar el cambio climático… Es demasiado burdo para que dirigentes del PP y todos los que se fueron de Ciudadanos, no estén alarmados. Tendrán que tranquilizar la palabrería grosera de sus líderes o el bajón del partido de Rivera, se extenderá al Partido Popular y entonces solo tendremos en España, un partido democrático al centro y centro izquierda, y a la derecha el Frente Nacional nostálgico del franquismo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

5 comentarios