lahoradigital.com
El Gobierno de Sánchez dará la batalla contra el ‘Pin Parental’ que quiere imponer la ultraderecha
Ampliar
(Foto: Europa Press)

El Gobierno de Sánchez dará la batalla contra el ‘Pin Parental’ que quiere imponer la ultraderecha

sábado 18 de enero de 2020, 11:23h

En la legislatura de la confrontación, el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez no va a rehuir ninguna batalla y se situará con determinación frente a las exigencias de la ultraderecha, de un radicalizado PP y de Ciudadanos. Los primeros desacuerdos han venido en la Justicia y su politización y en la educación con la puesta en marcha del ‘Pin Parental’ en Murcia. La ministra de Educación, Isabel Celaá, anunció que el Ejecutivo ha remitido un requerimiento al Gobierno murciano para que procedan a la retirada de la norma y avisa que recurrirá a la vía administrativa o judicial ante cualquier vulneración del derecho de los alumnos a recibir una educación integral.

España salió del bloqueo y ahora estamos en la legislatura de la confrontación. Desde las filas socialistas consideran que la derecha sigue sin asumir el resultado de las urnas en las múltiples elecciones del 2019 por lo que el PP y Ciudadanos se han unido a la ultraderecha de Vox para tratar de obstaculizar la aprobación de leyes, la renovación de la Justicia, los presupuestos… y están dispuestos a utilizar cualquier instrumento a su alcance para conseguirlo.

Este viernes se ha celebrado el segundo Consejo de Ministros del Gobierno de Pedro Sánchez, en esta ocasión de manera extraordinaria, para seguir completando la estructura del Ejecutivo. Y también se han comenzado a abordar otras cuestiones que se contemplan con preocupación en el seno del Gobierno. Una de ellas es la puesta en marcha en algunas autonomías (donde está más avanzado es en Murcia) del denominado ‘pin parental’, una exigencia que la ultraderecha de Vox está obligando a cumplir a sus ‘socios’ del PP y de Ciudadanos en las Comunidades donde éstos necesitan los votos de los de Abascal para aprobar los presupuestos.

En este sentido, la guerra abierta entre izquierda y derecha podría ser mayúscula. Este viernes, la ministra de Educación, Isabel Celaá trasladó la preocupación del Gobierno por la intención del Ejecutivo murciano de establecer en el sistema educativo el ‘pin parental’. En este sentido, anunció que “el Ministerio de Educación ha remitido un requerimiento al ejecutivo murciano para que procedan a la retirada de la norma”, y ha avanzado que “el gobierno recurrirá por la vía administrativa o judicial cualquier intento de Vox, PP o Ciudadanos de vulnerar el derecho de los alumnos a recibir una educación integral en el respeto a la libertad”.

En relación con este asunto, la ministra de Educación, Isabel Celaá, ha explicado que las actividades escolares que se pretenden controlar con el pin parental no son actividades voluntarias, sino complementarias. “Son currículo básico” que determina el centro educativo y por lo tanto, “son de obligado cumplimiento para cursar la enseñanza y forman parte del derecho fundamental de la persona a ser educada”.

Por ello, denunció que este pin parental, “que afecta la tronco común de la enseñanza, vulnera el derecho fundamental a ser educado de cada uno de los niños y niñas, va contra los valores constitucionales, y contraviene las propias competencias que el centro educativo tiene atribuidas por ley para determinar su propio currículo”. "desde su nacimiento", a ser educada.

La titular de Educación afirmó que "no podemos pensar de ninguna de las manera que los hijos pertenecen a los padres", y añadió que es "absurdo" e "ilegal" cuestionar ese derecho a la educación de los menores.

La ministra de Educación precisó que la autorización familiar que defiende Vox y organizaciones como Hazte Oír se dirigen a las actividades complementarias en horario lectivo, "que se aprueban en el Consejo Escolar" de los centros educativos "donde tienen presencia las familias", y se trata de contenido "de obligado cumplimiento para cursas la enseñanza".

Desde Murcia, el presidente popular Fernando López Miras, que está en plena negociación con Vox para poder sacar adelante sus cuentas públicas, no parece dispuesto a dar marcha atrás con el ‘pin parental’. Incluso ha considerado "inaudita" la "injerencia" del Gobierno de España y de su presidente, Pedro Sánchez, "poniendo las instituciones del Estado al servicio de un partido político una vez más, con el único ánimo de boicotear la negociación" de los Presupuestos de la Comunidad para 2020.

López Miras ha recordado que, desde septiembre, se requiere la autorización paterna para que sus hijos participen en actividades de personal que no tiene nada que ver con la plantilla docente.

Al ser preguntado por los cambios que introducen los Presupuestos a este respecto, ha anunciado que se van a intentar "coordinar mejor" los formularios de autorización "a través de órdenes y decretos" para que los padres y las madres "sepan que alguien que no tiene nada que ver con el colegio de sus hijos va a las aulas".

El Partido Popular arropa al presidente murciano y ya defiende sin ambages una polémica medida que en un principio tampoco aceptó. Sin embargo, su imperiosa necesidad de aprobar los presupuestos y de mantener gobiernos que consiguió con los votos de la ultraderecha le ha hecho asumir las exigencias de los de Abascal.

El secretario general del Partido Popular, Teodoro García Egea, ha defendido que el 'pin parental' funciona en la Región de Murcia con "normalidad" desde hace "ocho meses" sin generar "ninguna queja", y ha acusado al PSOE de estar ocupado "abriendo embajadas en el exterior con Torra y Puigdemont" para que "se haya dada cuenta ahora".

El 'pin parental' es una medida que Vox ha exigido a los gobiernos de Andalucía y Murcia, ambos formados por PP y Ciudadanos, para dar su apoyo a los presupuestos de ambas comunidades para 2020. Y hasta el propio presidente del PP, Pablo Casado hace ahora una defensa a ultranza del ‘pin parental’. En sus redes sociales, el dirigente popular afirma con rotundidad que “Mis hijos son míos y no del Estado, y lucharé para que este gobierno radical y sectario no imponga a los padres cómo tenemos que educar a nuestros niños. Saquen sus manos de nuestras familias”.

Desde el Gobierno de Pedro Sánchez se dará la batalla y no solo a través del Ministerio de Educación. En la rueda de Prensa posterior al Consejo de Ministros, la nueva titular de Igualdad, Irene Montero, añadió a las palabras de la portavoz, Mª Jesús Montero que solicitará su comparecencia a petición propia en la Comisión de Seguimiento del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, puesto que el pin parental supone “una clara ruptura” de este Pacto de Estado, dado que es un elemento claro de “censura educativa y de machismo”.

En este sentido, apuntó que los hijos e hijas de padres madres machistas tienen el mismo derecho que los demás a ser educados en los valores de la igualdad, al igual que los hijos e hijas de padres y madres homófobos, porque es uno de los pilares de la democracia.

“Esperamos que las fuerzas políticas de la derecha no se dejen arrastrar por Vox y rompan este Pacto de Estado”, dijo.

El Gobierno de Sánchez nace “con vocación de dar respuesta a los problemas reales del conjunto de la sociedad”

La portavoz de Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, subrayó en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, que el gobierno “nace con la vocación de dar respuesta a los problemas reales del conjunto de la sociedad española”; tanto los que son urgentes –y de ahí la aprobación esta misma semana de la revalorización de las pensiones-, como los grandes retos de los próximos años: “reorientar el crecimiento económico para que genere empleo de calidad, el combate contra la desigualdad, la transición justa, el reto digital o el modelo territorial”.

Tras referirse a las distintas “sensibilidades” que componen este “primer gobierno de coalición de nuestra reciente democracia”, Montero destacó que el Ejecutivo cuenta “con una hoja de ruta común, compartida, en la que vamos a volcarnos con absoluta determinación y compromiso”.

El Consejo de Ministros, que a partir de ahora pasará a celebrarse los martes, ha dedicado parte de su reunión de hoy al nombramiento de cargos en los distintos estamentos de la administración. Entre ellos, Montero ha destacado la designación de María Gámez Gámez como Directora General de la Guardia Civil. Gámez, antigua Subdelegada del Gobierno en Málaga, se convierte así en la primera mujer al frente de esta institución en sus más 175 años de historia.

También ha citado el nombramiento de Rafael Pérez Ruiz, como Secretario de Estado de Seguridad y el de Fernando Martínez López, como Secretario de Estado de Memoria Democrática.

Dolores Delgado, Fiscal General del Estado

Preguntada por el informe del CGPJ sobre la propuesta de Dolores Delgado al frente de la Fiscalía General del Estado, Montero destacó que el órgano judicial lo ha avalado y que por tanto es una persona que “cumple con lo que la ley marca para desempeñar un puesto con tanta responsabilidad”. Recordó que, mientras fue ministra, Delgado respetó los trabajos de la Fiscalía y que seguirá actuando con ese mismo criterio de respeto a la autonomía e independencia de la Fiscalía.

Asimismo, ha afeado al líder de la oposición, Pablo Casado, su intención de dictar lo que la sala tenía que decir sobre esta cuestión y su pretensión de bloquear la renovación de órganos como el Tribunal Constitucional o el Defensor del Pueblo, y ha hecho un llamamiento a la responsabilidad del PP, a los que “seguimos tendiendo la mano” para llegar a acuerdos y a los que llamaremos para abordar la renovación de los órganos pendientes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios