lahoradigital.com
El 12 de Octubre participa en un exitoso proyecto para crear vínculos solidarios entre los niños ingresados en diversos hospitales españoles
Ampliar

El 12 de Octubre participa en un exitoso proyecto para crear vínculos solidarios entre los niños ingresados en diversos hospitales españoles

lunes 13 de enero de 2020, 13:08h
El Servicio de Pediatría del Hospital 12 de Octubre de la Comunidad de Marid participa en un exitoso proyecto, 'Varitas Mágicas', en la que se ha conseguido crear vínculos solidarios de apoyo entre los niños ingresados en los diversos centros sanitarios de España. La actividad persigue conectar emociones positivas entre los pacientes pediátricos ingresados en distintos hospitales.

El Servicio de Pediatría del Hospital 12 de Octubre de la Comunidad de Marid participa en un exitoso proyecto, 'Varitas Mágicas', en la que se ha conseguido crear vínculos solidarios de apoyo entre los niños ingresados en los diversos centros sanitarios de España este lunes, día 12. El hospital madrileño es el único hospital de la Comunidad que forma parte de esta red, en la que también trabajan dos centros de Huelva y otras dos de Albacete.

El proyecto, ideado en su principio por el Hospital de Huelva e impulsado por el doctor Antonio Cepillo del Complejo Universitario de Albacete, es una iniciativa que persigue conectar emociones positivas entre los pacientes pediátricos ingresados en los distintos hospitales de España, involucrando así el cuidado del paciente, comenzando por el mismo, e incluyendo también a su familia, profesores del aula escolar del hospital y profesionales sanitarios.

El programa cuenta con una serie de manualidades simbólicas (varitas mágicas 'antimiedo') que realizan los niños de cada centro y que son enviadas a otros adheridos a la red. De hecho, los pacientes de cada hospital crean las varitas con la ayuda de los profesores del aula escolar o profesionales sanitarios, y las colocan en una caja especial, junto con una carta redactada por ellos mismos en la que explican lo que quieren transmititr a otros niños en circunstancias similares, en virtud de su experiencia como pacientes.

Lo que se consigue al enviar la caja a otros hospitales es romper el aislamiento de los niños que en muchas ocasiones se le ha asociado con la hospitalización de los pacientes. Además, se enriquece las relaciones humanas con los médicos y profesionales de enfermería.

Pero el proyecto, segundo premio en la categoría pediátrica de los galardones Hospital Optimista de 2018, también hace eficaz el acercamiento de los profesionales sanitarios a los pacientes ofreciéndoles de esta manera un cuidado integral y humano. Igualmente, ayuda a los padres de los pacientes en compartir momentos buenos con sus hijos y mejorar el estado anímico familiar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios