lahoradigital.com
La derecha monta bronca en un debate que gana con sus votos el PSOE y las fuerzas progresistas
Ampliar
(Foto: Europa Press)

La derecha monta bronca en un debate que gana con sus votos el PSOE y las fuerzas progresistas

domingo 05 de enero de 2020, 15:05h

Pedro Sánchez ha ganado la primera votación de la sesión de investidura con 166 votos procedentes de su grupo parlamentario y del resto de formaciones políticas que conformarán durante esta Legislatura el bloque del progreso y que sustentarán al gobierno progresista que liderará el PSOE. Enfrente, una derecha y ultraderecha radicalizada, sumida en el rencor del perdedor que les lleva incluso a no aceptar el resultado democrático salido de las urnas, ha conformado el frente del bloqueo, al que se suman los antisistema, parte de los independentistas catalanes e, inexplicablemente, CC y PRC. La bancada de la derecha ha parado varias veces las intervenciones de los portavoces con sus graves insultos y han tenido que ser llamados al orden por la presidenta de la Cámara, Meritxel Batet. En esta primera vuelta, Pedro Sánchez necesitaba la mayoría absoluta para ser investido por lo que hay que esperar al 7 de enero cuando se produzca la segunda votación en la que se exigen más votos afirmativos que negativos, algo que el líder socialista ya tiene asegurado.

El candidato a presidente del Gobierno propuesto por el Rey Felipe VI en esta sesión de Investidura, Pedro Sánchez, ha conseguido el apoyo de 166 diputados de la Cámara Baja en la primera votación de este solemne trámite parlamentario. No ha sido suficiente para que se considere que tiene la confianza de la Cámara para conformar Gobierno ya que en esta primera votación se exigen 176 votos que conforman la mayoría absoluta. Sin embargo, si lo será el próximo 7 de enero, cuando la ley estipula que el candidato deberá aunar más votos afirmativos que negativos. Dentro de dos días, además, el líder socialista tendrá un voto más, hasta los 167, ya que en esta votación ha faltado un diputado de UP que no lo hará el próximo martes.

El presidente del Gobierno en funciones y candidato para repetir en el cargo, Pedro Sánchez, ha contado con los votos del PSOE (120), de Unidas Podemos (34), del Partido Nacionalista Vasco (6), Más País (3), Nueva Canarias (1), BNG (1) y Teruel Existe (1) lo que le ha servido para ganar la votación, aunque no le ha servido al no alcanzar la mayoría absoluta.

Pedro Sánchez: “No se va a romper España, se va a romper el bloqueo a un Gobierno progresista”

Leer más

En la abstención se han situado los trece diputados de Esquerra Republicana de Cataluña y los 5 de EH Bildu. El PSOE ha negociado con los independentistas catalanes esta abstención, a cambio de formar una mesa de diálogo entre el futuro Gobierno y el Govern de la Generalitat. Sin embargo, no han negociado nada con los independentistas vascos, pero éstos suelen votar junto al grupo catalán.

Enfrente del bloque progresista que sustentará el futuro Ejecutivo de coalición de Pedro Sánchez se ha situado el frente del bloqueo conformado por las tres derechas: Partido Popular, Vox y Ciudadanos. Estos partidos han protagonizado escenas vergonzosas durante la sesión de investidura, que ha tenido que ser parada en algunos momentos porque han interrumpido con sus gritos a otros portavoces parlamentarios como la de EH Bildu, Mertxe Aizpurua. La presidenta de la Cámara, Meritxel Batet, ha tenido que llamar al orden en varias ocasiones a la bancada conservadora.

Esta actitud de bronca prevé una legislatura en la que estos tres partidos, que luchan por la hegemonía de la derecha, prometen torpedear desde el primer momento la acción de Gobierno.

Pablo Casado ha recuperado su tono duro que le llevó a la presidencia del PP, pero también le llevó al peor resultado electoral de la historia de su partido. Quiere con ello, ser más radical que Vox, el partido que aspira a quitarle el papel de jefe de la oposición. Por su parte, Abascal llevó su discurso basado en datos falsos a la tribuna del Congreso. En esta ocasión, el candidato a la presidencia Pedro Sánchez refutó con datos oficiales los argumentos del ultraderechista. Por último, una perdida Inés Arrimadas va a llevar a Ciudadanos a la irrelevancia política y casi al esperpento. Sus sobreactuaciones desde la tribuna de oradores y desde su propio escaño no son lo más apropiado para tratar de recuperar el enorme capital electoral que perdió su ex líder, Albert Rivera, por su equivocada estrategia.

Junta al bloque de las tres derechas, han votado ‘no’ al candidato Sánchez los antisistema de la CUP y parte del bloque independentista, el representado por la derecha catalana de JxCAT. Inexplicablemente se han sumado a este frente del bloqueo los diputados de Coalición Canaria y del Partido Regionalista Cántabro. La dirigente canaria, Ana Oramás, ha roto la disciplina de su partido y ha votado en contra de la decisión que democráticamente decidieron sus compañeros de partido. Y el diputado del PRC que en junio sí apoyó al PSOE ahora se sitúa en el ‘no’ por su desconfianza ante el diálogo que se va a establecer entre los socialistas y los independentistas catalanes. Con este gesto, ha puesto en peligro la coalición que sustenta al presidente Revilla en la Comunidad Autónoma de Cantabria.

Inexplicablemente se han sumado a este frente del bloqueo los diputados de Coalición Canaria y del Partido Regionalista Cántabro

El próximo martes, con toda probabilidad se repetirá este mismo resultado. Y con ello, Pedro Sánchez será investido presidente. Y todo ello, a pesar de la campaña de acoso proveniente de la derecha para que algún diputado protagonice un “tamayazo” y cambie su sentido del voto.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios