lahoradigital.com
‘Política fake’ es lo que hace el PP
Ampliar
(Foto: E.P.)

‘Política fake’ es lo que hace el PP

domingo 05 de enero de 2020, 13:04h
El verborreico partido que acusa de ‘presidente fake’ es el principal ejemplo de una ’política fake’, una política fraudulenta, cínica y repulsiva, que quedó desnudada mediante una sentencia de mayo de 2018.

El líder del PP, Pablo Casado, ha desempolvado su discurso más bronco y tosco en el debate de investidura que se desarrolla en el Congreso de los Diputados, y amenaza con llevar a Pedro Sánchez ante los tribunales y le ha llamado, entre otras cosas, mentiroso. Ha tildado a Sánchez de sociópata, fatuo, arrogante, mentira andante, indecente... Un “presidente fake”, le ha llegado a decir.

Aunque sorprendente para la gran mayoría, este grosero calificativo es una línea argumental ya desarrollada en 2018 por la entonces portavoz del PP de Madrid y secretaria nacional de comunicación, Isabel Díaz Ayuso, muy en la línea del ala más radical de esa pseudoprensa trinchera de ultraderecha donde todo vale porque el contrario es tu enemigo y al enemigo, ya se sabe, ni agua. A modo de ejemplo, un titular de Libertad Digital: ‘La investidura fake’.

Esta corrupción semántica pervierte intencionadamente la lucha contra la desinformación que anunció Pedro Sánchez y es un peligroso anuncio de la perversión semiótica que se avecina.

Las denominadas 'fake news', uno de los fenómenos más dañinos para la confianza mutua entre la ciudadanía y la política, se acercan a la primera línea mediática por la pugna entre un Pedro Sánchez que busca combatirlas con la creación de un plan de ciberseguridad y un foro nacional de ciberseguridad para el desarrollo tecnológico ("La mentira, la calumnia y la falsedad no son fenómenos nuevos, pero la irrupción de la digitalización ha perfeccionado su producción y facilitado su expansión") y una oposición que, con gestos de sorna y burla, busca minimizar su impacto, sacarla fuera de contexto y minusvalorar su importancia dentro del actual panorama de comunicación política.

"Casado y el PP ejemplifican el por qué padecemos un constante aumento de una desafección ciudadana que ve en los políticos más un problema que una solución"

Sin altura de miras y lejos de la responsabilidad que se le presupone al partido político de la oposición, pero que empieza a ser percibido por la ciudadanía como un problema para la gobernabilidad y para la estabilidad institucional, Casado y el PP ejemplifican el por qué padecemos un constante aumento de una desafección ciudadana que ve en los políticos más un problema que una solución.

En momentos de polarización política y social como el que estamos viviendo en este debate de investidura (con una derecha cómoda en peleas de bar), es interesante realizar una primera aproximación sobre cómo esta deriva hacia la mentira permanente, con la única intención de tensar y mantener una comunidad de usuarios / votantes en tensión continua y que evite el intercambio de mensajes y contenidos de mayor calado, lo realiza el actor principal de una serie de engaños y mentiras a la ciudadanía que, con el paso del tiempo, han demostrado ser ciertas a través de innumerables casos de corrupción política y económica.

Casado escuda su discurso, plagado de fake news en la crisis territorial que provocó el PP

Leer más

El círculo se cierra y así, el verborreico partido que acusa de ‘presidente fake’ es el principal ejemplo de una ’política fake’, una política fraudulenta, cínica y repulsiva, que quedó desnudada mediante una sentencia de 1.687 páginas dictada por el tribunal que juzga las causas especiales en mayo de 2018. En la misma, la Audiencia Nacional estableció que el Partido Popular había adulterado la competición democrática española durante más de veinte años. No era una tesis en un informe policial, ni una manipulación interesada sino una acusación formal en la que los magistrados ratificaron que el partido de Casado mantuvo oculta durante más de dos décadas una financiación irregular con la que ha concurrido y ganado elecciones municipales, autonómicas y nacionales. Eso es ‘política fake’ pura y dura.

Y todo ello conformado por parte de muchos actuales actores de nula catadura ética y moral que forman parte de unas derechas (ultras y muy ultras) encantadas de conocerse, saludarse, aplaudirse y abrazarse, con el único objetivo común de distorsionar el contenido del debate público, muy centrado en los últimos meses en el interesado conflicto territorial, para así no atender esos problemas reales de la gente que ellos mismos han potenciado: precariedad laboral y desempleo, precios abusivos en el alquiler de las viviendas, pensiones insuficientes, etc…

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Hora Digital

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.