lahoradigital.com
Investidura o involución
Ampliar

Investidura o involución

domingo 29 de diciembre de 2019, 17:22h

En los últimos diez meses la política no está aportando soluciones ni satisfacciones a la ciudadanía. Cada día que pasa el desacuerdo general y la crispación aumentan a la espera de que sea posible una investidura que permita un gobierno de izquierdas.

Si nosotros, los socialistas, vivimos la situación con preocupación y ansiedad, es un ejercicio obligado reflexionar sobre lo que puede estar pensando el conjunto del electorado. Es innegable el hastío y la pérdida de credibilidad de líderes, partidos e instituciones.

A las incertidumbres que soporta en su vida cotidiana la inmensa mayoría de la población se suma, desde hace meses, la incertidumbre sobre la formación de gobierno. Necesitamos afrontar la agenda social pendiente, el conflicto territorial, el papel de una voz de izquierda en Europa y los retos de la globalización del planeta.

Si Pedro Sánchez consigue los apoyos para su investidura se podrá dar la vuelta a la situación, recuperar la confianza y responder a tanta intoxicación de las derechas. La tarea costará un esfuerzo supremo y será necesaria una explicación prolongada sobre los resultados del proceso negociador con UP y con ERC. También habría que perfeccionar las formas de hacer política y de gestionar el interés general.

Si Pedro Sánchez consigue los apoyos para su investidura se podrá dar la vuelta a la situación, recuperar la confianza y responder a tanta intoxicación de las derechas

Un gobierno que nazca entre sombras tendría que superar importantes retos democráticos para generar confianza. ¿Cuáles? De entrada, fortalecer la democracia en España desde un gobierno que funcione con lealtad y cohesión interna, actuando con trasparencia y buscando consensos transversales ante los grandes desafíos económicos, climáticos y tecnológicos. Además, deberá ejercitar el diálogo social y territorial, promover procesos legislativos participativos y rendir cuentas de su gestión con regularidad. Apasionante y compleja resultaría la experiencia histórica de un gobierno de coalición haciendo frente al acoso de las derechas.

Ese desafío va a requerir un PSOE con una función propia, una organización más deliberativa para ganar en cohesión, una militancia volcada en el activismo ciudadano que evite el aislamiento social del gobierno y fuertes convicciones socialdemócratas que orienten la gestión desde Moncloa.

Llevamos tiempo pendientes de un sinfín de pronunciamientos judiciales. La política debe dejar de estar supeditada al laberinto judicial y apostar por el diálogo y el protagonismo de un Parlamento desentrenado. Entiendo que el PSOE está acertando en su estrategia para culminar una investidura que hará posible cumplir con los compromisos de progreso y la articulación federal de España que hemos contraído con la mayoría social. Si hubiera terceras elecciones, Pablo Casado entraría en el Congreso montado en el caballo de Abascal.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Hora Digital

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.