lahoradigital.com
Cuando Maroto pactaba con Bildu y presumía de ejemplar
Ampliar
Cuando Maroto pactaba con Bildu y presumía de ejemplar (Foto: TW)

Habrá gobierno progresista, aunque a Casado le dé igual ser arrastrado por la ultraderecha

martes 24 de diciembre de 2019, 00:33h

Aunque hay quienes pretenden desacreditar, calumniar y generar miedo e incertidumbre, todo se está desarrollando dentro de los parámetros constitucionales. Tal como manifestó el candidato socialista en la campaña electoral, de un modo inmediato tomó decisiones que llevaron al preacuerdo de formación de Gobierno con Unidas Podemos. En el horizonte que tenemos por delante solo hay una vía por la que transitar, la legal y la democrática. Al señor Casado le resulta indiferente ser arrastrado por la ultraderecha en la formación de gobiernos autonómicos o a transigir en acuerdos con esa formación en Ceuta; pero se considera con la facultad de dar lecciones de democracia sobre cómo debe actuar el PSOE.

Es normal que el tiempo transcurrido y alguna preocupación ante la formación del nuevo Gobierno puedan generar cierta inquietud en la ciudadanía. Sin embargo, podemos estar tranquilos respecto a la salida que presenta el horizonte al que nos enfrentamos. Formamos parte de una democracia consolidada y quienes están al frente de las instituciones están gestionando los tiempos y las decisiones como corresponde.

El pueblo se ha manifestado en las urnas y ha dejado clara la organización política y el candidato por el que pasa la formación del Gobierno. A quien corresponde designar oficialmente la responsabilidad de esa formación, que es al Rey, en función de los resultados electorales y de las posibilidades para alcanzar una conformación de Gobierno ya adoptó su decisión.

Aunque hay quienes pretenden desacreditar, calumniar y generar miedo e incertidumbre, todo se está desarrollando dentro de los parámetros constitucionales. Tal como manifestó el candidato socialista en la campaña electoral, de un modo inmediato tomó decisiones que llevaron al preacuerdo de formación de Gobierno con Unidas Podemos. En el horizonte que tenemos por delante solo hay una vía por la que transitar, la legal y la democrática. De ese camino el candidato socialista no se ha separado un ápice, no obstante, el PP continúa aferrado en el bloqueo. Al señor Casado le resulta indiferente ser arrastrado por la ultraderecha en la formación de gobiernos autonómicos o a transigir en acuerdos con esa formación en Ceuta; pero se considera con la facultad de dar lecciones de democracia sobre cómo debe actuar el PSOE.

Alguna dirigente del PP se ha permitido afirmar que el próximo ministro de Hacienda o de Economía puede ser un terrorista; sin embargo, olvida que de esta formación hay ex ministros que desempeñaron funciones de este nivel actualmente encarcelados. El diálogo democrático y la negociación democrática están bastantes avanzados, es posible que la formación del próximo Gobierno esté cercana, pues el país y la ciudadanía lo necesita.

Ante posibles dudas, el presidente en funciones, Pedro Sánchez ha sido muy claro, el acuerdo que se llegue a alcanzar será público, transparente y no habrá nada oculto que nos pueda preocupar. La unidad de España estará siempre garantizada, siendo el diálogo y la palabra un marco de pleno derecho en democracia, donde la racionalidad y la búsqueda de soluciones debe ser lo predominante, por el bien del país y por supuesto de Cataluña. La firmeza de la defensa del Estado de derecho no está reñida con el encuentro del diferente para encontrar soluciones al paro, la modernización, la viabilidad de empresas y la práctica de la igualdad en Cataluña, siempre que se respeten los derechos constitucionales. Eso no significa olvidarse de las competencias de la Generalitat o de la necesidad de gobernar para todos. Aseveraciones que ha reafirmado la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo.

El país sigue gobernado y la Administración no deja de realizar sus funciones. Este Gobierno aunque está en funciones, según la vicepresidenta no ha dejado de seguir trabajando por España contra la desigualdad, el feminismo, el empleo, la educación, las pensiones, la transición ecológica…

No hay nada más que escuchar y seguir todos los viernes los acuerdos del Consejo de Ministros, para darse cuenta de que el Gobierno está actuando como si hubiera tomado posesión hace escasas semanas. Por ejemplo, no hace muchas fechas se trató el Primer Plan Estratégico de la Formación Profesional. Afecta a la política pública económica del país, pues en España tenemos una amplia oferta de títulos universitarios, que es de las mayores de Europa, con una ancha base de personas con baja cualificación. El 35 % de bajas cualificaciones en nuestro país debería pasar a un 14 % en 2025, mientras que en la zona media de preparación cualificada profesional tenemos que llegar a un 49 %.

Hay que dar paso a que las empresas entren en el proceso de formación y en la oferta de títulos profesionales. Para la cuarta revolución industrial relacionada con la digitalización y otras especialidades hace falta la incorporación de 80 nuevos títulos de FP, así como la creación de 200.000 nuevas plazas en coordinación con las Comunidades Autónomas.

Siguen publicándose convocatorias de la Agencia Estatal de Investigación, favoreciéndose la contratación de doctores e investigadores en empresas; licitaciones de contratos para carreteras; se han aprobado medidas relacionadas con el Programa Nacional del reasentamiento de refugiados; decisiones sobre el pago e incremento de las pensiones; subida salarial de los profesionales sanitarios; en Ceuta la delegada del Gobierno, Salvadora Mateos ha entregado recientemente al señor Vivas un aval que garantiza los 7´2 millones de subvenciones, que cumplen con el compromiso para la planta desalinizadora así como en aspectos sobre seguridad y control de la frontera.

Podríamos seguir añadiendo la participación e implicación del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Consejo Europeo y en otros foros europeos, que requieren la presencia de nuestro país, sin dejar de citar la colaboración de España en la Cumbre del Clima. La Administración y el Gobierno no están parados, las negociaciones para la formación del nuevo Gobierno avanzan, y en el horizonte de nuestro país pronto tendremos un nuevo Gobierno, adoptando las decisiones que nuestro país necesita para seguir avanzando.

Para quienes leen mis artículos y en general para toda la ciudadanía de Ceuta, al margen de las posiciones ideológicas, les deseo todo lo mejor para estos días y el próximo año.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios