lahoradigital.com
ERC cierra su congreso apostando por la vía dialogada y prepara su abstención a Sánchez
Ampliar

ERC cierra su congreso apostando por la vía dialogada y prepara su abstención a Sánchez

domingo 22 de diciembre de 2019, 14:57h

El partido republicano, liderado por Oriol Junqueras, celebró este sábado la segunda parte de su Congreso Nacional en el que debatieron y aprobaron su estrategia política para los próximos años. En su ponencia hablan de ampliar el apoyo a la independencia para que sea “inevitable” realizar un referéndum de autodeterminación. Su primera opción es el diálogo con el Gobierno central y se alejan de la unilateralidad, aunque no la descartan de forma definitiva si fracasan todas las vías. Además, aseguran que les toca ejercer el papel de “rompehielos” que desbloquee la política española y ya preparan su abstención en una inminente sesión de investidura de Pedro Sánchez que podría producirse entre la última semana de este 2019 o la primera del año 2020.

Esquerra Republicana de Cataluña lleva semanas siendo el centro de la política catalana y española. Con el acuerdo sellado entre PSOE y Unidas Podemos para formar el primer gobierno de coalición de la historia de España y con las negociaciones muy avanzadas con partidos regionalistas, con los nacionalistas vascos y con Más Madrid, los de Pedro Sánchez comenzaron unas arduas y difíciles negociaciones con ERC para lograr la abstención de los republicanos que diera, por fin, luz verde a la investidura de Pedro Sánchez. La resolución a este enorme puzzle político está a punto de concluir.

Este sábado ERC ha celebrado su 28º Congreso Nacional en el que ha aprobado su propuesta política para los próximos años. Y los republicanos se alejan de la vía unilateral apostando por la vía dialogada para encontrar una resolución al conflicto catalán.

El partido liderado por Oriol Junqueras sigue teniendo como objetivo principal y prioritario conseguir la independencia de Cataluña para, según su visión, construir un país más libre, justo y próspero. La estrategia política fue aprobada con los votos a favor de 558 votos, lo que supone el 93% de los sufragios emitidos.

Los republicanos se conjuraron así para seguir fortaleciendo su apuesta por la independencia y por buscar la celebración de otro referéndum, pero en esta ocasión hablan de abrir vías de diálogo con el Estado y con el Gobierno para lograr sus objetivos y se alejan, aunque no lo descartan del todo, de la vía unilateral que fue la que siguieron en el pasado reciente. A lo largo de su resolución política contemplan tres posibilidades: La primera es pactar con el Estado un referéndum de independencia; la segunda es ampliar las bases independentistas y la presión “pacífica”, que incluya la internacionalización de sus peticiones, para que no haya más salida que consultar en las urnas a los catalanes por el futuro; y la tercera, que sólo se contempla si fracasa todo lo demás, es lo que ellos denominan el “volverlo a hacer”, es decir repetir la vía unilateral (que no la nombran) que ha acabado con Oriol Junqueras en la cárcel de Lledoners condenado por sedición, malversación y desobediencia. La opción que estiman como más probable es la segunda.

Precisamente, Junqueras, intervino en el Congreso a través de un mensaje grabado en el que afirmó sentirse “profundamente orgulloso de estar en la cárcel por haber puesto las urnas, por haber puesto el futuro de nuestro país en manos de cada uno de sus ciudadanos y ciudadanas. Estoy tan orgulloso que lo volvería a hacer. Sé que lo volveremos a hacer”.

Junqueras, cerró su discurso afirmando que “la victoria no es una opción, es una obligación. Varias generaciones han resistido a darnos a nosotros la oportunidad de ganar. No podemos fallar”.

Junqueras: “profundamente orgulloso de estar en la cárcel por haber puesto las urnas, por haber puesto el futuro de nuestro país en manos de cada uno de sus ciudadanos y ciudadanas. Estoy tan orgulloso que lo volvería a hacer. Sé que lo volveremos a hacer

Por su parte, la secretaria general republicana, Marta Rovira, también participó en el cónclave republicano por videoconferencia desde Ginebra, donde vive tras huir para no enfrentarse a la justicia española. La dirigente catalana, como el resto de dirigentes, hizo hincapié que en el futuro su alternativa es la vía del diálogo, aunque para ello pidió que se acabara con la “represión” que cree que sufren “no es posible un diálogo honesto, responsable y en igualdad de condiciones sin desbrozar el camino de la represión, porque lo hará intransitable”, destacó.

El coordinador nacional de ERC y vicepresidente del Gobierno de la Generalitat, Pere Aragonés, afirmó desde el plenario que “la represión nos ha hecho ganar porque hemos ganado y seguiremos ganando hasta conseguir la libertad y la justicia de nuestro país”

Aragonés lanzó mensajes a los socialistas, con los que se prevé que sigan negociando para decirles que en la nueva etapa que ahora se abre queremos que la política “venza a la represión. Queremos que quede claro: solo la política puede desplazar la represión, ¿verdad que se entiende?”, dijo en castellano.

Pere Aragonés afirmó que en la nueva etapa que ahora se abre queremos que la política “venza a la represión. Queremos que quede claro: solo la política puede desplazar la represión, ¿verdad que se entiende?”

La última en tomar la palabra fue la secretaria general adjunta. Marta Vilalta, que recordó y pidió un reconocimiento para los que ellos denominan “presos políticos” y también para los “exiliados, los represaliados y todos sus familiares”.

Vilalta puso en valor el trabajo de Junqueras y Rovira “Hace cuatro años Marta Rovira y Oriol Junqueras encabezaron el último congreso diciendo que poníamos ERC al servicio del país. Y lo hicimos cumplir. Hicimos todo lo que la ciudadanía nos pidió. Y quizás el precio que pagamos es más alto de lo que habíamos imaginado. Pero vale la pena para conseguir un país justo, para conseguir la libertad”.

Mientras esto se escuchaba desde la tribuna de oradores, en los pasillos del Congreso, las conversaciones se centraban en saber qué pasaría con las negociaciones con el PSOE y si, finalmente, darían luz verde, con su abstención, a la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno. Prácticamente todos asumen que el acuerdo es inevitable y está cercano. Y consideran que solo falta un gesto de la Abogacía del Estado sobre la sentencia del TJUE que reconoce la inmunidad de Oriol Junqueras para que se precipite el acuerdo. Cabe recordar que ya durante el juicio del procés, la Abogacía apostaba por dejar en libertad a Junqueras para permitirle llevar a cabo los trámites que le convirtiera en eurodiputado. Ahora, su posición se mantendrá y está por ver si esto es suficiente para los republicanos (todo hace indicar que sí).

En esta situación, muchos se aventuran ya a poner fecha a la investidura del líder socialista. Podría ser el próximo 30 de diciembre o, sino, el domingo 5 de enero, en la segunda votación en la que el PSOE se aseguraría más ‘síes’ que ‘noes’ en el Congreso de los Diputados para que el socialista Pedro Sánchez pueda formar definitivamente gobierno.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios