lahoradigital.com
Los incidentes del Camp Nou tuvieron más repercusión que el clásico Baça-Madrid
Ampliar

Los incidentes del Camp Nou tuvieron más repercusión que el clásico Baça-Madrid

viernes 20 de diciembre de 2019, 10:21h

El clásico más deseado acabó siendo decepcionante para los aficionados. Un resultado (0-0) que deja La Liga tal y como estaba, en un encuentro en el que el Real Madrid fue superior pero su falta de gol condenaron a los blancos a un empate. Poco del FC Barcelona, ni siquiera tuvo el dominio del balón, solo a expensas de que Leo Messi les rescatará una vez más. Pero si hubo altercados en los aledaños del Camp Nou que generaron más repercusión que el partido en sí, eso, y el arbitraje de Hernández Hernández.

El Real Madrid domino en todas las facetas del juego, arrinconó al equipo de Valverde aunque sin generar muchas ocasiones de peligro. Un FC Barcelona sorprendido, quizás por la gran presión que estaba realizando los blancos, no podía salir del área de castigo, y se quitaba del medio el balón en busca del tridente blaugrana. Esa fue la tónica de prácticamente toda la primera parte, el Madrid perdonaba mientras que el Barcelona, liderado por Messi, intentaba hacer daño a su rival en transiciones rápidas, algo poco usual.

En las mejores fases del partido del Real Madrid, hubo dos posibles penaltis (los dos a Varane), en los cuales, el árbitro Hernández Hernández no señaló nada ni el VAR le advirtió de que lo consultara. Los blancos se sintieron perjudicados, y así lo hico saber el director de Relaciones Institucionales del club, Emilio Butragueño. "Es desconcertante que, caray, el VAR no haya intervenido: son dos jugadas clarisísimas", afirmó.

En la segunda parte, el dominio blanco no fue tan claro, era imposible mantener el nivel de presión durante todo el encuentro y ahí fue cuando el Barcelona disfrutó de algunas posesiones largas para que los laterales, en este caso Jordi Alba y Semedo (y luego S.Roberto), pudieran subir y hacer daño al Madrid. Poco a poco, el nivel físico de los 22 jugadores fue decayendo y las pocas ocasiones que se generaron fue más por despistes que por el cierto del atacante.

Al final, se llegó al empate, en un clásico que no pasara a la historia ni por las hazañas de los jugadores, ni por las ocasiones, ni por la dinámica del partido, sino por todo lo que ha generado a nivel político.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios