lahoradigital.com
Pedro Sánchez y Quim Torra durante su última reunión en diciembre del 2018, en Pedralbes.
Ampliar
Pedro Sánchez y Quim Torra durante su última reunión en diciembre del 2018, en Pedralbes.

Pedro Sánchez traslada a Torra su deseo de que se inicie la “legislatura del diálogo”

martes 17 de diciembre de 2019, 12:09h

El presidente del Gobierno en funciones ha comenzado este martes la ronda de diálogo con todos los presidentes autonómicos para trasladarles el objetivo del PSOE de gobernar desde valores progresistas y con el deseo de construir grandes consensos con las fuerzas políticas y con los máximos responsables de las Comunidades Autónomas. Sánchez ha llamado en primer lugar al Lehendakari vasco, Íñigo Urkullu, y después al presidente de la Generalitat, Quim Torra. A ambos dirigentes les ha expresado su deseo de que comience ya una legislatura que debe ser la del “diálogo” que afronte y busque soluciones a la cuestión territorial.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, anunció tras recibir el encargo del Rey de someterse a la sesión de investidura que mantendría un contacto telefónico con todos los presidentes autonómicos para hacerles partícipes de la situación política y de las negociaciones que el PSOE está manteniendo con otras fuerzas parlamentarias con el objetivo de sumar el apoyo necesario para formar un Gobierno estable y solvente.

Este martes, el secretario general de los socialistas mantendrá conversaciones telefónicas con todos los líderes territoriales a los que les está trasladando la importancia de que España salga de una vez por todas del bloqueo político en el que lleva inmerso desde las primeras elecciones generales de este 2019 que tuvieron lugar el pasado 28 de abril.

La primera llamada del dirigente socialista ha sido al lehendakari vasco, Íñigo Urkullu, a quien ha transmitido que espera que esta sea la legislatura de diálogo territorial. Sánchez también ha explicado al presidente vasco que desde el pasado 10 de noviembre su partido trabaja para evitar una tercera convocatoria electoral y para conseguir la investidura y un gobierno estable que afronte los asuntos pendientes y dar curso a la agenda territorial. El dirigente socialista le ha trasladado al lehendakari que el propósito de su futuro gobierno será abordar el calendario pendiente de transferencias que recoge el Estatuto Vasco.

El presidente del Gobierno en funciones también ha mantenido una conversación con el president Torra, con quien no mantenía contacto alguno desde hace meses. Los desencuentros se acentuaron con los graves disturbios que vivió Cataluña tras la publicación d la sentencia del ‘procès’. En aquellos días, el presidente Sánchez pedía a Torra que condenara con firmeza los actos violentos que se estaban produciendo en algunas ciudades catalanas.

Tras las elecciones, el PSOE ha retomado el diálogo con las fuerzas independentistas catalanas, ante la imposibilidad de encontrar caminos alternativos a través del diálogo con otras formaciones como el PP o Ciudadanos. Todo hace indicar que esta necesidad de diálogo para formar Gobierno se puede convertir en una oportunidad para afrontar un conflicto político que lleva mucho tiempo larvado y que está imposibilitando el normal desarrollo de la política nacional. Así lo ha expresado en varias ocasiones el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos.

Con la llamada de este martes, se reanudan los contactos entre el presidente de España y el de la Generalitat lo que no deja de ser un signo de vuelta a la normalidad. Fuentes de Moncloa trasladan que el diálogo se ha desarrollado con normalidad y que se ha extendido unos quince minutos.

El presidente le ha trasladado a Torra su deseo de que la legislatura se inicie para lo que necesita conseguir la confianza de la Cámara baja. Al igual que le ha dicho a Urkullu, el presidente Sánchez le ha trasladado a Torra su objetivo de que la próxima legislatura esté protagonizada por el diálogo.

Sánchez le ha dicho a Torra que se necesitará tiempo, pero que el diálogo y la consecución de un gobierno y de unos presupuestos harán posible abrir vías que resuelvan el conflicto abierto en Cataluña. Sánchez ha puesto de relieve la importancia de abordar también otros asuntos que afectan en la vida de millones de españoles y también de catalanes y catalanas como la sanidad, la educación, las infraestructuras, los transportes, la dependencia o la industria.

Por su parte, el president Torra ha insistido en que su idea es que “la solución al conflicto pasa por el ejercicio del derecho de autodeterminación y el fin de la represión, así como la libertad de los presos políticos”. El presidente Sánchez le ha recordado al líder catalán que España es un Estado Social y Democrático de Derecho, además, ha recalcado que defiende plenamente la independencia de la Justicia. Por todo ello, el líder socialista considera que la Constitución y la ley incluyen los mecanismos adecuados para encontrar una respuesta a la crisis política catalana.

El president Torra ha aprovechado la conversación para solicitar una reunión con el presidente Sánchez. El dirigente socialista el ha asegurado que no tendrá ningún problema en realizar dicho encuentro, pero cuando haya un gobierno y arranque la legislatura. Es más, le ha asegurado que así lo hará con el resto de presidentes y presidentas autonómicos.

Tras las dos primeras llamadas a los líderes vasco y catalán, ha sido el turno del presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijoó. El presidente popular ya anunció que aprovecharía este contacto para trasladar a Sánchez su deseo de que explore otros caminos para llegar a la investidura que no pasen ni por Unidas Podemos ni por los independentistas catalanes. Sin embargo, el presidente del PP, Pablo Casado, ya se encargó de dejar claro que su partido no facilitará de ninguna manera y bajo ninguna circunstancia la investidura del líder socialista.

La siguiente conversación del presidente ha sido con el Jefe del Gobierno andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla. En las próximas horas se producirán el resto de llamadas que se están haciendo en el orden protocolario normal que se establece según la aprobación de los diferentes Estatutos de Autonomía.

SÁNCHEZ ANUNCIA LA CELEBRACIÓN ANUAL DE UNA CONFERENCIA DE PRESIDENTES

Pedro Sánchez está anunciando a todos los líderes territoriales de las Comunidades Autónomas que si sale investido nuevamente impulsará una Conferencia anual de presidentes. Se trata de uno de los ejes principales de una legislatura que debe estar protagonizada por el diálogo con todos los territorios. Esta reunión anual fue creada en el 2004 por José Luis Rodríguez Zapatero y se celebraron seis ediciones en 2004, 2005, 2007, 2009, 2012 y 2017. Las dos últimas ediciones fueron ya bajo la presidencia de Mariano Rajoy.

Los otros dos ejes de esta política de normalización territorial serán las reuniones bilaterales que tendrán lugar con cada uno de los presidentes autonómicos tras la investidura y el compromiso de renovar la financiación de las Comunidades Autónomas. La voluntad del Gobierno de España será siempre la de establecer la máxima colaboración con las Comunidades Autónomas y, a juicio de Sánchez, para impulsar, entre todos, la renovación del sistema de financiación autonómica.

En cada llamada, Pedro Sánchez está conversando con los presidentes sobre las preocupaciones principales de cada territorio. Así, con el presidente de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, ambos han dialogado sobre las medidas tomadas en relación con las cuentas andaluzas. Sánchez ha reiterado a su interlocutor que no son en ningún caso una intervención, sino una tutela hasta que se cumplan los objetivos de estabilidad. Se trata de medidas ajustadas a la legislación, no discrecionales, que no perjudican a Andalucía, puesto que las condiciones financieras del FLA son buenas.

Del mismo modo, en las conversaciones con los presidentes de Galicia y Cantabria se ha hablado sobre la necesidad de encontrar una solución a la situación de la industria electrointensiva. Sánchez ha recordado a sus interlocutores que para su Gobierno será una prioridad la aprobación del "Estatuto del Consumidor electrointensivo", que sólo podrá abordarse cuando haya un gobierno estable y no un Gobierno en funciones.

Trabajar conjuntamente en todas estas cuestiones requiere la formación de un Gobierno cuanto antes para poner en marcha la legislatura del diálogo y la distensión territorial.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios