lahoradigital.com
El 94,6% de las bases de Esquerra avala a sus dirigentes y solo desbloquearían la investidura si hay una mesa de diálogo
Ampliar
(Foto: Europa Press)

El 94,6% de las bases de Esquerra avala a sus dirigentes y solo desbloquearían la investidura si hay una mesa de diálogo

martes 26 de noviembre de 2019, 22:24h

Los 8.700 militantes del partido republicano estaban llamados este lunes a una consulta para que decidieran si estaban de acuerdo con rechazar la investidura de Sánchez si previamente no se forma una mesa de negociación para abordar el problema catalán. La respuesta ha sido contundente de los 5.953 participantes, el 94,6% ha avalado la posición de sus dirigentes. Por tanto, si el PSOE quiere una abstención o un “si” de los 13 diputados de ERC en el Congreso tendrá que aceptar la creación de este espacio de diálogo.

Sobre las 20:30 de este pasado lunes, la secretaria general adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha anunciado el recuento final de la consulta que su partido ha trasladado a las bases republicanas. Podrían participar en esta consulta 8.700 militantes, pero solo lo han hecho 5.953, lo que supone una participación del 70% del censo de la militancia. Eso sí, la respuesta ha sido bastante contundente y previsible.

A pesar de que la pregunta a la que debían responder los independentistas estaba cargada de retórica, las bases han respaldado la posición política que desde el pasado 10 de noviembre mantienen los dirigentes de la formación.

Vilalta ha confirmado que sus trece diputados votarán “no” a una posible investidura de Pedro Sánchez si antes no hay una mesa de negociación para buscar la solución democrática al conflicto. “Ahora la pelota está en el tejado del PSOE: si no se mueven, todo acuerdo es imposible”, ha afirmado la dirigente catalana.

Vilalta, igualmente, ha explicado que la propuesta negociadora que proponen consta de dos fases. La primera fase consistiría en negociar entre los partidos sobre el voto en la investidura; y la segunda, en caso de superar la primera, consistiría en la creación de una mesa de negociación entre los dos gobiernos, el español y el catalán, para la resolución del problema “Ahora mismo estamos en el no, y nos sobran los motivos: las amenazas constantes, el aplauso de la sentencia injusta, las manifestaciones en contra de la inmersión y los medios públicos de Cataluña”, ha reiterado Vilalta.

En su comparecencia en la sede del partido, la portavoz republicana ha explicado que ERC y ha constituido un equipo negociador que lideraría las conversaciones con el PSOE y que estaría formado por el presidente del grupo republicano en el Congreso, Gabriel Rufián; el presidente del Consejo Nacional de Izquierda, Josep María Jové; y la propia Vilalta.

En esa posible negociación los representantes de ERC, en palabras de Vilalta “nos sentimos fuertes para exigir al PSOE que se mueva. Sánchez tiene que escoger entre negociar o una investidura fallida. La pelota está en su tejado”.

Desde el PSOE están dispuestos a retomar el diálogo con los partidos independentistas catalanes donde se dejaron, es decir en la declaración de Pedralbes. Los socialistas también dejan claro que ese diálogo se debe producir siempre dentro del respeto a la Constitución española y al Estatuto de Autonomía. No irán más allá por lo que no accederán a que, por ejemplo, en ese espacio de diálogo se ponga encima de la mesa la cuestión de la autodeterminación o la posibilidad de convocar un referéndum que sería a todas luces inconstitucional.

En esta postura de máximos en la que se colocan ERC, comparte el “no” a Sánchez con la derecha del PP y con la ultraderecha de Vox, algo que con el paso de las semanas podría producir bastante incomodidad a los independentistas catalanes. Saben que una nueva investidura fallida a un gobierno, esta vez de coalición, entre el PSOE y Unidas Podemos llevaría a España a una situación insostenible con una posible segunda repetición electoral.

Además, el PSOE todavía tiene esperanzas, aunque remotas, que los 10 diputados de Ciudadanos puedan finalmente acceder a que comience la Legislatura y el futuro Ejecutivo encabezado por Pedro Sánchez no dependa de fuerzas independentistas. Con la dimisión de Albert Rivera todo puede pasar en la formación ‘naranja’ que hasta marzo no tendrá nuevo líder, aunque todo apunta a que la nueva presidenta del partido podría ser Inés Arrimadas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Hora Digital

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.