lahoradigital.com
La militancia socialista toma la palabra para apoyar, o no, el gobierno de coalición
Ampliar

La militancia socialista toma la palabra para apoyar, o no, el gobierno de coalición

viernes 22 de noviembre de 2019, 15:07h

El PSOE, Unidas Podemos, Izquierda Unida e incluso ERC han convocado a sus militantes para someter a su votación los acuerdos ya firmados y aquellos que se puedan firmar en el futuro para que desemboquen en la formación de un nuevo gobierno de izquierdas lo antes posible.

Ya no cabe duda que este 2019 será el año de las votaciones. Por si fuera pocas las veces que los españoles hemos acudido a las urnas durante los últimos meses (dos generales, unas municipales, unas autonómicas y unas europeas) ahora los partidos políticos llaman a la participación a su militancia.

El PSOE y Unidas Podemos preguntarán a sus militantes por el acuerdo que ambas formaciones han firmado para construir un gobierno de coalición liderado por Pedro Sánchez, pero en el que también estará Pablo Iglesias. Las bases socialistas tendrán que responder a la pregunta “¿apoyas el acuerdo alcanzado entre el PSOE y Unidas Podemos para formar un Gobierno progresista de coalición?” Por su parte, los inscritos de Unidas Podemos responderán a una cuestión similar: “¿Estás de acuerdo en que participemos en un gobierno de coalición en los términos del preacuerdo firmado por Pablo Iglesias y Pedro Sánchez?”

La formación socialista aprobó el pasado lunes, por medio de la Comisión Permanente de la Ejecutiva Federal, las bases y el calendario de la consulta a sus bases. Según recogen los estatutos del partido, esta consulta es obligada y el resultado será vinculante. Pueden participar todos los militantes afiliados director del PSOE y de Juventudes Socialistas. Durante la semana, líderes destacados del partido como el secretario de Organización, José Luis Ábalos; la presidenta del partido, Cristina Narbona; o la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, no solo han animado a sus compañeros a participar en la consulta, sino que también piden que se apoye el acuerdo alcanzado ya que consideran que es el más beneficioso para el país, teniendo en cuenta que la derecha más extrema acecha a todos.

La votación podrá hacerse de forma presencial, este sábado 23 de noviembre entre las 10:00 y las 20:00 horas en las mesas electorales que se constituirán en las agrupaciones municipales o de distrito. Pero también se podrá optar por el voto on-line durante el viernes 22 de noviembre y el sábado 23.

El resultado de esta consulta se sabrá a última hora del sábado 23, después de que se lleve a cabo el escrutinio en todas y cada una de las mesas dispuestas para la votación.

En el PSOE no es la primera vez que se llama a la militancia para que respalde una decisión de sus dirigentes. Tras el último congreso federal, la voz de las bases debe ser escuchada y tenida en cuenta. En el 2016 Sánchez ya preguntó por el acuerdo de investidura que se había alcanzado, en esa ocasión, con Ciudadanos. Ganó el sí con abrumadora mayoría por un 80%. Ahora todos esperan que los militantes vuelvan a arropar al secretario general.

Por su parte, Podemos abre las urnas a sus inscritos desde este sábado y hasta el próximo miércoles 27. En el partido morado también están acostumbrados a participar en este tipo de consultas, aunque la baja participación siempre ha sido la tónica frecuente. Las bases ya avalaron el pasado mes de julio, cuando PSOE y UP no tenían tanta cercanía como se comprobó después, que la opción que elegían era la coalición integral entre ambas formaciones de izquierdas. Un 70% de los participantes respaldaron las posiciones de Pablo Iglesias.

En el seno de Izquierda Unida también se pondrán las urnas a disposición de sus militantes. En este caso, las bases tienen que responder a la siguiente pregunta: “En base al preacuerdo programático de 10 puntos y el último acuerdo de Presupuestos Generales del Estado, ¿está de acuerdo con que miembros de IU participen en un Gobierno de coalición entre Unidas Podemos y el PSOE?”. En plenas negociaciones, eso sí muy discretas, sobre la arquitectura del nuevo Ejecutivo parece que hay reservado un sitio para un representante de la coalición de izquierdas. Y los dirigentes del partido quieren tener el respaldo de sus compañeros y compañeras para participar en él.

De entre todas las consultas a la militancia de sus respectivos partidos, quizás la más importante y la que más puede decidir el devenir de los acontecimientos sea la que se producirá en Esquerra Republicana de Cataluña. Los independentistas catalanes se debaten entre la abstención, o incluso el voto afirmativo, a un gobierno progresista en Moncloa, o entre negar ese apoyo lo que haría más difícil aún la conformación de un Gobierno. La pregunta a la militancia republicana no es vinculante como ocurre en otras formaciones y tampoco parece muy clara: “¿Está de acuerdo con rechazar la investidura de Pedro Sánchez si previamente no hay acuerdo para abordar el conflicto político con el Estado a través de una mesa de negociación?” La intención de los dirigentes de ERC ha sido no atarse de pies y manos, pero también han querido poner algo de presión tanto en el PSOE y UP para trasladarles el mensaje de que están dispuestos a dar luz verde a su futuro Ejecutivo pero no gratis. Sin embargo, saben que no pueden tensar mucho la cuerda porque de romperse las consecuencias pueden ser desastrosas. A nadie se le pasa por la cabeza volver a llamar a las urnas a la ciudadanía en una nueva repetición electoral que podría ser catastrófica para las fuerzas de izquierdas. Nadie olvida, además que ahora, cada vez que se abren las urnas, la ultraderecha de Vox consigue más y más apoyo.

El problema para ERC es que en su lucha por la hegemonía del independentismo en Cataluña con JxCAT es muy fuerte. Las elecciones autonómicas pueden llegar en cualquier momento, a pesar de que este jueves el propio Torra dijera que piensa en acabar la legislatura, y los republicanos no pueden ni quieren quedar como los ‘traidores’ al proceso independentista que comenzaron hace unos años.

La semana próxima, con los resultados de estas distintas consultas a las respectivas militancias se debería ir aclarando el panorama. Desde las filas socialistas y de UP son optimistas y siguen creyendo que habrá un nuevo gobierno antes de que finalice este 2019. Las reuniones con los grupos regionalistas van por buen camino. Sólo queda ganarse la confianza de los republicanos, que no es poco.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Hora Digital

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.