lahoradigital.com
Pablo, ya te hemos integrado ahora sé leal a tu Presidente y a tu Gobierno
Ampliar

Pablo, ya te hemos integrado ahora sé leal a tu Presidente y a tu Gobierno

sábado 16 de noviembre de 2019, 12:19h
Desde que me embarqué en el proyecto que lidera Pedro Sánchez , hace más de 5 años, creo que siempre he intentado ser fiel a mis ideas, equivocadamente o no, expresando mis opiniones con total libertad, primero en las redes -no nos olvidemos que soy un simple militante de base en el partido socialista- y últimamente en este medio -muchas gracias a Concha Minguela por permitirme compartir las reflexiones de este humilde “juntaletras” - al lado de personas de reconocido prestigio en diferentes ámbitos sociopolíticos. Desde luego, Minguela, te gusta arriesgar…Dicho esto, mi voto es un sí a que Unidas Podemos entre en el gobierno formado por el Psoe y presidido por Pedro Sanchez. Y ahora explico las razones.

Durante todos estos años, y muchísimos más de militancia y lucha sindical, he compartido cientos de reflexiones. Especialmente desde 2014, con la única intención de aportar, modestamente, mi granito de arena con el fin de ayudar en el ilusionante proyecto de renovación del partido socialista, y por ende, de conseguir una España más progresista y más justa, donde todos, no solo unos cuantos, vivamos mejor, que nos presentó Pedro en aquellos tiempos, tras el infausto 1 de octubre de 2016.

Todo lo que he escrito permanece en las redes, no he borrado ni modificado ni una sola coma, ¡donde dije Diego digo…Diego!. Mi opinión no ha cambiado en lo básico en relación a lo que pienso de algunos líderes políticos como Pablo Iglesias. Creo que hasta ahora, se ha comportado como un oportunista de la política, es la típica persona que se sabe colocar, con la velocidad del rayo, en el sitio adecuado justo en el momento adecuado frente al foco mediático.

Los medios le han mimado desde el primer día, unos porque representaba una “revolución muy rentable” para conseguir grandes audiencias, y otros porque enseguida intuyeron que era el pequeño pac-man que se quería comer poco a poco al partido socialista. Un trabajo impagable para la derecha. Un caballo de troya desde dentro del corazón de las izquierdas desperdigadas que podía desplegar su comando de soldaditos cuando fuera necesario. Y vaya si ha hecho daño, pero al mismo tiempo nos ha servido, a los socialistas, para ser más fuertes y saber que también desde la izquierda el Psoe tiene que sortear obstáculos.

Tras la repetición electoral del 10N, Sánchez ha negociado con el caballo de troya y ha pedido una sólida lealtad que se ha sellado en un documento y un abrazo. Me creo más el documento que el abrazo. Qué le vamos a hacer, los abrazos de Iglesias han ido quemando lealtades y cartuchos que han menguado su propia organización a la mitad en apenas poco más de un año.

Recordemos brevemente para no aburrir, su trayectoria. Se colocó hábilmente frente al foco mediático a la cabeza de los movimientos sociales del 15M para crear un partido fundado por ocho profesores de ciencia política, íntimos amigos, pero lo hizo de forma personalista sellado con una foto suya, con la coleta desaliñada como sello y marca, que enlazó a la perfección con la imagen del 15M y prendió como la pólvora en el corazón de la clase joven, apática hasta entonces a la política, en los llamados “perro flautas” y en los desengañados de los movimientos comunistas de izquierdas. La derecha, lo cazó al vuelo, y se le llevó a sus platós como la herramienta mágica que menguaría el poder de un partido de izquierdas consolidado como es el partido socialista, auténtica amenaza entonces, del Gobierno popular de Rajoy.

Y no se equivocaron. Con un discurso vibrante y populista que sólo los más radicales de sus seguidores aguantaron -no olvidemos que ha dilapidado escaños y votantes, de cinco millones se ha quedado en tres, y de 71 escaños en 35- ha bloqueado hasta por cuatro veces seguidas la investidura de un gobierno socialista solo para intentar conseguir una posición política personal que las urnas no le han otorgado nunca. Esos son los hechos al desnudo, sin adornos porque ahora sea nuestro socio.

Dicho esto, Pablo, voy a hacer todo lo posible, con mis modestos medios, para encajar de buena fe, que cumplas tu sueño, que seas vicepresidente en un futuro Gobierno de izquierdas. Haciendo de la necesidad virtud. O eso, o la extrema derecha sigue avanzando en España, de manos de la derechita cobarde que la secunda y le da categoría como socio en gobiernos regionales. Está claro que mi opinión personal, y la de muchos militantes socialistas, sobre tu ambición y ego, no ha cambiado en unas pocas horas. No querido Pablo. Lo que ocurre es que los socialistas llevamos en los genes el intentar siempre buscar el bien común, lo mejor para todos los ciudadanos, aunque tengamos que tragarnos algún sapo que otro.

Después de la repetición electoral del 10N, que tu forzaste con tu bloqueo al partido ganador, junto con el PP y Cs, y tras los resultados, es evidente que el fascismo avanza, otra vez, a pasos agigantados en nuestro país. También es evidente que no podemos seguir sin gobierno de la nación. ¡Ves Pablo! Otra vez te has situado en el lugar y en el momento adecuado, pero ahora tienes que ser útil a la izquierda. Has tenido suerte, ya no tienes que seguir siendo el “tonto útil de la derecha”, ahora puedes hacer algo de verdad por tu país. Yo siempre he defendido que también se puede ser útil desde el Congreso, en la oposición, apoyando u oponiéndose al poder ejecutivo, para eso está la Cámara Baja, pero tu tenías prisa por llegar a formar parte del Gobierno. Y lo has conseguido.

Cuando el próximo sábado 23 de noviembre se convoque a los militantes y afiliados directos para que ratifiquemos o no, el acuerdo para que entréis en un gobierno de coalición, voy a votar Si. Como creo que lo hará la inmensa mayoría de los militantes socialistas. Porque hemos revolucionado internamente el partido, y dado la vuelta al Aparato, para confiar en un nuevo líder, Pedro Sánchez, con el que vamos a muerte. Y él ha entendido bien el mensaje de las urnas, repetición tras repetición electoral, bloqueados por la derecha… ¡y por tí!. Acuérdate también de agosto del 2016 cuando volviste a decir no a Sánchez y por tanto si a Rajoy, que siguió gobernando con su corrupto partido.

Voy a votar sí porque en esta vida a veces hay que tomar ciertas decisiones, tenemos que valorar, y mucho, las consecuencias derivadas de éstas. Tenemos la necesidad urgente de conformar un gobierno progresista para que siga legislando en pos de la igualdad social, de una redistribución más equitativa la riqueza, que sea un gobierno feminista, con una prioridad en el compromiso medio ambiental y de transición energética. Un gobierno que no permita más violencia machista, que defienda los derechos de las clases trabajadoras, autónomos y pequeños empresarios. Un gobierno que luche por la viabilidad de todos los servicios públicos. En resumen, necesitamos un gobierno socialdemócrata del cual tú quieres ser miembro.

Tendrás mi bienvenida, Pablo, pero como mal menor y con el retrovisor puesto en tus actitudes recientes. Se acabó el populismo, en un gobierno no se entra para conseguir votos, se entra para gobernar para todos los españoles y españolas, incluso para aquellos que votan a otros partidos. Se acabó la demagogia. A partir de ahora no solo tendrás que rendir cuentas, primero a tu gobierno y a su Presidente, y después a los militantes de Podemos y también a cada uno de los militantes socialistas que vamos a permitir que formes parte de este gobierno socialista. Tendrás que rendir cuentas a todos y todas los y las españolas, si, también a los votante de Vox. Estarás además mucho más en los focos de lo que has estado jamás y tendrás que estar disponible 24 horas los 365 días del año. Me temo que vas a disfrutar poco de tu nueva casa en Galapagar, y de tus tres retoños, por cierto ¿qué pasó con los permisos de paternidad?, discúlpame, ya sé que esto último no viene a cuento, pero no lo he podido evitar. Tú que tanto criticaste las casas grandes en las afueras, a la casta, y a los que no se cogen los permisos de paternidad… Ya sabes, “gobernar no es predicar sino dar trigo”

Espero de ti, que con las lecciones aprendidas al constatar el avance de la extrema derecha que tanta prisa y ambición tuya ha causado, a partir de ahora, sumes y no restes. Aprovecha esta oportunidad que la coyuntura política te van a brindar. Se hace camino al andar y espero que con el paso del tiempo nos podamos sentir satisfechos de haber optado -los militantes- por apoyar tu ingreso en el Gobierno socialista. Pablo, te daré un voto de confianza mientras tu demuestres ser leal al Gobierno y a tu Presidente.

Por nosotros los militantes que no sea, ahora parece que contamos con los partidos regionales constitucionalistas y veremos si ERC, PP y Cs se retratan al lado de Democracia, la Constitución y la formación de un gobierno ganador de las elecciones y junto a los intereses de los ciudadanos. Se verá claramente, más aún, quienes bloquean y quienes no, quienes son de izquierdas y quienes no…. Un último favor, desbloquéame de tus redes, y por favor, no lo estropees.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Hora Digital

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.