lahoradigital.com
El PSOE gana y se convierte en el bastión frente a la ultraderecha
(Foto: Europa Press)

El PSOE gana y se convierte en el bastión frente a la ultraderecha

lunes 11 de noviembre de 2019, 00:50h

Los socialistas, con 120 diputados, vuelven a ganar en esta repetición electoral de los comicios de abril, aunque se deja por el camino tres escaños. Pedro Sánchez no consigue reforzar su posición para conformar un gobierno en solitario y tendrá que pactar con varios partidos de izquierdas y regionalistas para tratar de ganarse una investidura. Sin embargo, el PSOE se ha convertido en el bastión frente a la ultraderecha que ha doblado sus apoyos. El gran beneficiado de esta repetición es el partido ultraderechista de Vox que escala hasta la tercera posición con 52 diputados y más de 3,6 millones de votos. El partido de Abascal ha ganado en Murcia, donde es primera fuerza política y tiene tanta fortaleza que ya puede llevar al Constitucional las leyes que considere.

España ha acudido por tercera vez en este 2019 a las urnas tras las generales de abril, que ganó con solvencia el PSOE; y las municipales, autonómicas y europeas, que también ganó el PSOE. Ahora, Pedro Sánchez, tras no poder sacar adelante una investidura en el mes de septiembre, acudía a esta cita electoral con la idea de reforzar su posición para poder tener un Gobierno monocolor, con apoyo parlamentario de otras fuerzas progresistas, pero no lo ha conseguido. Los socialistas mantienen el porcentaje de voto, pero se dejan por el camino alrededor de 900.000 votos y tres escaños. Sus posibilidades de seguir en La Moncloa pasan por negociar con múltiples partidos, incluidos los independentistas catalanes.

Pedro Sánchez recordó que son las terceras elecciones que ganan los sociallistas e hizo una llamada a todos los partidos políticos para que actuen con "responsabilidad y generosidad" para desbloquear la situación política. Sánchez dijo que "la democracia nos convocó para desbloquer la situación y debemos hacerlo. Desde el PSOE actuaremos para que esta vez sí tengamos un gobierno progresista. Los españoles nos han dicho que la gobernabilidad dependa de varias formaciones políticas y llamaremos a todos salvo a aquellos que siembran el discurso del odio y de la antidemocracia". Sánchez terminó diciendo que "hemos ganado las elecciones y a partir de mañana trabajaremos por ese gobierno progresista liderado por el Partido Socialista".

Con el 98% de los votos escrutados, la segunda fuerza política será el Partido Popular de Pablo Casado que recupera terreno respecto a abril. Pasa de los 66 escaños a 88. Sin embargo no tiene nada que celebrar porque se queda a 32 escaños del ganador y a 49 diputados de los 137 que tenía Mariano Rajoy. Además, Casado tiene muy cerca a la ultraderecha de Vox. El Partido Popular no tiene ninguna opción de gobernar ya que no suma con el partido de Abascal ni con Rivera por lo que a pesar de su subida, el partido conservador continúa en problemas.

Como tercera fuerza política y gran beneficiado de esta repetición electoral se sitúa Vox que obtiene 3,6 millones de votos y 52 escaños. El partido de Abascal dobla sus diputados acercándose al PP y haciéndose con el lugar que ha perdido Ciudadanos en tan solo seis meses. Los vaivenes de la política española tienen estas cosas. Una formación puede pasar en tan solo seis meses, con los mismos candidatos, el mismo programa, la misma estrategia de 57 diputados a 10 y al contrario. Abascal y los suyos son los únicos que celebran algo en esta extraña noche electoral, pero deberá tener en cuenta que en pocos meses puede perder todo el apoyo que hoy tiene.

Unidas Podemos, también pierde apoyos en forma de diputados y, obviamente, de votos. El partido de Iglesias no sale reforzado por lo que su exigencia de pedir un gobierno de coalición se esfuma. Sin embargo, en la noche electoral, el líder de los ‘morados’ ha seguido exigiendo esa coalición, algo inexplicable.

La derrota sin paliativos de la noche electoral tiene nombre propio: Albert Rivera y Ciudadanos. Su estrategia, poniendo un cordón sanitario a Sánchez y sus pactos con la derecha y la ultraderecha ha sido demoledora. Ciudadanos pasa de tener 57 diputados a tan solo 10. Al propio Rivera ha anunciado que a partir de mañana los máximos órganos de su partido deberán decidir el nuevo rumbo de la organización y ha dejado entrever que muy posiblemente el dejará de estar al frente de Ciudadanos.

La nueva formación de Íñigo Errejón también ha supuesto una gran decepción. Solo consiguen tres diputados y su fortaleza en la cámara baja es insignificante.

Habrá también otras nuevas formaciones en el Congreso: Los antisistema de la CUP y Teruel Existe.

Además, ERC logra 13 escaños (tenía 15); JxCat, 8 (tiene 7), PNV, 7, y Bildu, 5

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Hora Digital

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.