lahoradigital.com
La realidad paralela de Jorge Javier Vázquez

La realidad paralela de Jorge Javier Vázquez

lunes 25 de noviembre de 2019, 11:32h

El presentador de Telecinco, Jorge Javier Vázquez, sufrió un ictus el pasado mes de marzo y habla de cómo su enfermedad le ha hecho reflexionar y cómo la terapia le ayuda en su vida.

Jorge Javier Vázquez, el presentador destacado de Telecinco, pasa por una variedad de emociones desde que pone sus pies en el plató de televisión. Puede llegar a reír hasta “mearse”, enfadarse con alguno de sus colaboradores, tontear con el invitado de turno que está “bueno” o ponerse serio si alguien traspasa sus límites.

Jorge Javier Vázquez es considerado como persona y personaje, que en pocas veces esa afirmación puede servir para cualquier persona, pero en su caso es diferente. La gente cree cómo puede desarrollarse la vida de un personaje público y más, si ese personaje público, es Jorge Javier Vázquez. Que todo sea bonito. Pero es diferente. El límite de las realidades, la televisiva y la cotidiana y que al fin y al cabo son la misma, es el maquillaje con el que sale a plató o en su día a día, a los hogares españoles o con el que se sube con respeto y mucha emoción a los escenarios de teatro desde que cumplió 45 años.

Jorge Javier está en estos momentos tranquilo esperando la operación que le hará pasar por el quirófano por segunda vez desde que sufrió un ictus el pasado mes de marzo y habla sobre cómo su enfermedad le ha hecho reflexionar y cómo la terapia y la meditación le han ayudado en esa etapa dura para que, en esta ocasión, la tranquilidad que le genera ambas se quede en su vida.

Cuando recuerda la etapa de su infancia, rememoraba que él era el “mariquita del bloque” y que su padre “de los que pensaban que mejor muerto que tener un hijo maricón”. Aún asi el cariño hacia su progenitor no se olvida y la pena que siente de que su temprana muerte le impidiera ver los triunfos profesionales del hijo con quien fue muy exigente.

Jorge Javier ha hablado también de su homosexualidad y cómo fue esa etapa en la que él se sentía incomprendido y solitario, pues ocultaba su orientación sexual por miedo a los reproches. Ahora todos esos miedos los ha dejado en el pasado y a sus 49 años los ha dejado del todo. Ha llegado a tener crisis con su trabajo, pues no es fácil tener una “doble vida”, hacer cosas que no se ve uno capaz de hacer en su cotidianidad, como ha llegado afirmar Jorge Javier. Sin embargo, ahora ha aceptado su trabajo y cada día disfruta más de lo que hace, disfruta de su tiempo en casa, a la que consideraba enemiga y que estar en ella era “una pérdida de tiempo”, ha tomado el tiempo a aceptarse como es, a relajarse consigo mismo y hacer cosas que le hagan transmitir buenas vibras, como sus clases de canto, el gimnasio, salir a la calle, el teatro, su gente, pasear a sus perros, engancharse a una serie y brujulear en las inmobiliarias viendo casas, pues su sueño es tener una casa frente al mar en una zona donde pueda ser anónimo por un rato.

Después de su crisis de edad y la depresión que pasó los pasados meses a causa del ictus, ha afirmado que tiene “la maleta preparada” pues tiene conciencia de que hay que disfrutar de las pequeñas cosas del día a día y hacerlo con tranquilidad porque la muerte está más cercana de lo que pensamos porque a lo mejor esas cosas no se pueden llegar a cumplir.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Hora Digital

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.