lahoradigital.com
Control de los Mossos ante las protestas por la presencia de la Familia Real en el Palau de Congressos de Barcelona
Ampliar

Control de los Mossos ante las protestas por la presencia de la Familia Real en el Palau de Congressos de Barcelona

lunes 04 de noviembre de 2019, 20:38h

Centenares de manifestantes protestaron desde las 16 horas de este lunes contra la presencia de la Familia Real frente al Palau de Congressos de Cataluña en Barcelona, donde se acudieron para entrega los premios de la Fundación Princesa de Girona 2019. Los manifestantes estuvieron durante el tiempo que duró la visita de los Reyes, intentando bloquear el acceso a las personas que querían asistir al acto en el Palau de Congressos. Los Mossos d'Esquadra han controlado durante toda la tarde el acto y sus aledaños.

Centenares de manifestantes protestaban desde las 16 horas de este lunes contra la presencia de la Familia Real frente al Palau de Congressos de Cataluña en Barcelona, donde se efectua la entrega de los premios de la Fundación Princesa de Girona 2019 (FPdGi).

Se trata del primer acto oficial de la Princesa Leonor en Cataluña que durante la mañana del mismo lunes se había reunido con algunos de los premiados Princesa de Girona de años anteriores y junto a ellos ha realizado la tradicional 'foto de familia'. La Princesa Leonor pronunciará parte de su discurso en castellano y otra parte en catalán, lo mismo que hará su padre el Rey Felipe VI. Además de la Familia Real en pleno, al acto acudirá la vicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo

A su llegada al acto, en el Palacio de Congresos de Catalunya, los Reyes y sus hijas han sido recibidos con una prolongada ovación y gritos de "¡Viva el Rey!" y "¡Viva la Princesa de Girona!". Un poco más lejos, los alborotadores y los CDR estaban desafiando a los Mossos en la Diagonal, que ha sido cortada. Se trata del primer acto oficial de la princesa Leonor en territorio catalán al que asisten casi 1.400 invitados, que han ido accediendo al edificio con bastante antelación precisamente ante la posibilidad de que hubiera problemas de movilidad y para superar con tiempo los diversos controles de seguridad.

Felipe VI, Letizia, la princesa Leonor y la infanta Sofía han sido recibidos a las puertas del Palacio de Congresos por la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo; el presidente del Senado, Manuel Cruz; la delegada del Gobierno en Catalunya, Teresa Cunillera; el presidente de la Fundación Princesa de Girona, Francisco Belil; y la directora de la institución, Mònica Margarit.

Felipe VI ha dado un breve discurso en catalán en el que ha hablado sobre la violencia y ha pedido que ceses. También acuden a este evento muchísimos invitados en representación de la sociedad catalana, entre ellos numerosos empresarios encabezados por el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, y el de Foment del Treball (la principal patronal catalana), Josep Sánchez Libre. Muchos de los espectadores que esperaban a los Reyes han agradecido a la institución su presencia y consideración con Cataluña donde dicen, serán siempre bienvenidos.

Como suele ser habitual en los actos de protesta callejera en Barcelona, los manifestantes se han concentrado de forma amenazadora ante la presencia de los Mossos d’Esquiadra en la avenida Diagonal, que es el lugar de convocatoria señalado por los CDR, y ante la puerta del Real Club de Polo en la avenida Doctor Marañón. Según periodistas toda la zona ha sido ampliamente blindada y no queda ninguna posibilidad de que la Familia Real sufra el más mínimo riesgo.

Los manifestantes en este caso impiden el paso a las personas que quieren asistir al acto en el Palau de Congressos y las empujan para bloquear su paso, entre los que se destacan al concejal del PP en Barcelona, Josep Bou. Además, los manifestantes gritan consignas como “Fuera las fuerzas de ocupación” y “Fuera el Borbón”, y llevan carteles con la imagen del Rey boca abajo y quemándola, además de llevar coronas tachadas.

Los antidisturbios de la Brigada Móvil de los Mossos d’Esquadra han efectuado un cordón policial que corta la avenida Diagonal, contando con la ayuda de la Policía Nacional en los alrededores del edificio. Muchos de los manifestantes llevaban fotos del Rey para quemarlas en actos de provocación. "Ni Rey ni Miedo en Barcelona", eran algunas de las consignas, así como "las calles serán siempre nuestras".

Varios manifestantes han rodeado a periodistas de diferentes medios de comunicación a los que han llegado a increpar y gritando lemas como “Prensa española, manipuladora” y han lanzado agua y bolas de papel.

Los del Comités de Defensa de la República (CDR) han convocado también una protesta para bloquear el Club de Polo, por donde salen algunos de los invitados, pese a que se sigue manteniendo la concentración en la avenida Diagonal.

En el interior del Palacio de Congresos, el acto de entrega de premios se han desarrollado con normalidad. El Rey de España no ha eludido su responsabilidad y verdaderamente siempre se ha mostrado muy cauto y neutral con respecto a Cataluña.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Hora Digital

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.