lahoradigital.com
El PP vuelve a utilizar la 'campaña de intoxicación delictiva' que le dio resultados en Andalucía donde hoy gobierna con la extrema derecha

El PP vuelve a utilizar la "campaña de intoxicación delictiva" que le dio resultados en Andalucía donde hoy gobierna con la extrema derecha

domingo 03 de noviembre de 2019, 13:53h

Nuevos datos sobre la polémica campaña de desinformación que presuntamente llevó a cabo el Partido Popular para desmovilizar a los votantes de izquierda en Andalucía; una acción que habría repetido en los actuales comicios generales y que tendría el mismo sello, la ayuda del consultor Aleix Sanmartín, contratado para diversas causas por el Partido Popular. Tanto diarios como El País y Eldiario.es apuntan su investigación en esta dirección, que el propio Presidente en funciones del Gobierno, Pedro Sánchz, ayer dió por buenas a asegurar que tras las campañas de usurpación de identidades y de intoxicación para fomentar la abstención de la izquierda, está el Partido Popular y gente allegada a Casado.

El foco de atención de la investigación periodística, que el Psoe da por buena, se posa ahora sobre Elías Bendodo, presidente del PP de Málaga, actual consejero de la Presidencia y portavoz del Gobierno de Juan Manuel Moreno, de quien además es amigo personal. Fue el encargado de diseñar la campaña de las elecciones andaluzas del 2 de diciembre en las que el partido perdió siete escaños y alrededor de 317.000 votos con respecto a los comicios de 2015.

Pero su objetivo no era ganar, si no que el PSOE perdiese la fuerza que arrastraba tras 40 años de Gobierno en una comunidad de claro bagaje socialista. La meta era poder sumar con sus rivales a la par que compañeros de la derecha, es decir, Ciudadanos y Vox. Aprovecharon el momento en que a sabiendas de que ganaría Susana Díaz, por la fuerte movilización socialista en Andalucía, ésta estaba en una especie de bache reputacional por su enfrentamiento en las primarias con Pedro Sánchez.

"No se trataba de ganar al PSOE, sino de sumar con el bloque de derechas. Notábamos en la calle un hartazgo del votante socialista y un rechazo específico contra Susana Díaz y apostamos por la desmovilización de la izquierda", llegó a confesar el propio Bendodo en la presentación del libro 'El cambio andaluz. Cómo perdió el poder el PSOE de Susana Díaz' (Editorial Almuzara), del periodista Juan Manuel Marqués Perales.

Tal y como apuntaba el El Diario, y también El País, en este rumbo tuvo mucho que ver el consultor Aleix Sanmartín (Hornachuelos, Córdoba, 1980), cuyos inicios están ligados al PSOE en el Ayuntamiento cordobés, e incluso habría ofrecido sus servicios a Díaz antes de fichar finalmente por los 'populares'. Se dice que Díaz rechazó de pleno estas maniobras sucias, que incluso llevan implícito castigo penal, pero en el PP encontró buena acogida.

La premisa era clara: "Para que gobierne la derecha en España, o hay una crisis económica o la izquierda no va a votar". Y, para ello, aprovecharon las diferencias existentes entre Pedro Sánchez y Susana Díaz para desangrar al partido en su principal bastión: Andalucía. Lo hicieron, como hemos visto a lo largo de esta semana, a través de carteles, páginas web y perfiles en redes sociales llamando a la abstención a los propios simpatizantes y militantes del PSOE.

Todo esto llevó a que el PSOE andaluz presentase una denuncia ante la Policía Judicial contra el administrador único de la página de Facebook 'Socialistas por el cambio', alegando que se estaba haciendo "un uso no autorizado de la marca gráfica" del partido, y solicitaron a la Fiscalía como medida cautelar "el cierre del perfil Socialistas por el cambio".

Sin embargo, el juzgado de instrucción número 1 de Sevilla decretó el sobreseimiento provisional de las actuaciones, siendo finalmente archivada la causa. El propio Sanmartín aseguraba el 2D sobre Díaz que solo "les hemos recordado a los socialistas que se quiso ir a Madrid, que dio un golpe de Estado en su partido, que perdió las primarias. Las cosas no ocurren por casualidad. Les hemos dado motivos, es un éxito nuestro".

Moreno Bonilla fue investido presidente de la Junta con el peor resultado de la historia del PP andaluz frente a un PSOE que, pese a haber ganado las elecciones, acabó por perder su bastión. Todo por una campaña que los expertos apuntan a que se estudiará en las factultades de Ciencias Políticas y que logró incluso el Napolitan Victory Awards a la Campaña Electoral del Año, otorgado por The Washington Academy.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Hora Digital

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.