lahoradigital.com

SALEN A LA LUZ ARTIMAÑAS DEL PP PARA DESMOTIVAR A VOTANTES DE IZQUIERDAS

Pablo Casado, al igual que en las anteriores campañas del PP, también juega sucio en la del 10-N

Pablo Casado, al igual que en las anteriores campañas del PP, también juega sucio en la del 10-N

miércoles 30 de octubre de 2019, 17:27h

Según una noticia publicada por Eldiario.es el Partido Popular tiene un objetivo claro para las próximas elecciones generales: desmovilizar a la izquierda. Para ello, ha contado con la ayuda inestimable del consultor Aleix Sanmartín, el fichaje estrella de la formación encargado de su estrategia electoral para el 10-N, quien ya habría utilizado los mismos métodos en Andalucía para lanzar la falsa creencia de que Pedro Sánchez y Susana Díaz estaban enfrentados, replicado ahora en la figura del propio presidente en funciones y Pablo Iglesias, con el fin de desestabilizar a los votantes.

Pablo Casado hace trampas en su campaña, de la misma forma que el PP hizo trampas durante sus útlimas campañas, tanto nacionales como regionales, con financiación ilegal de cientos de millones obtenidos de forma irregular tras cobrar comisiones a empresas a cambio de adjudicaciones públicas. En esta repetición de campaña del 10-N, a la que España se ha visto abocada a concurrir gracias al bloqueo de PP, CS y UP, al partido ganador de las mismas, el Psoe, también el PP utiliza trampas. Frases como "No contéis conmigo" o "Yo no voto" protagonizan cientos de carteles que han aparecido este fin de semana en ciudades como Madrid, Murcia o Granada. Una campaña cuyo rastro ha seguido eldiario.es y cuyo equipo de investigación ha llegado hasta la propia sede de Pablo Casado y sus aledaños.

Todo parece indicar que el promotor de la idea es un falso grupo de apoyo a Iñigo Errejón que estaría capitaneado por Josep Lanuza, quien a su vez trabaja para Aleix Sanmartín, el asesor cordobés que diseñó "la campaña que convirtió a Juan Manuel Moreno Bonilla en presidente de Andalucía", dice él mismo en su web. Con esta campaña, Sanmartín efectivamente consiguió desmotivar a los votantes de izquierdas andaluces con cuya abstención dejaron libre el camino a un gobierno del PP, basado en Ciudadanos y con la extrema derecha de VOX.

A finales de septiembre Pablo Casado fichó a Sanmartín para su equipo de estrategia electoral, aunque tras conocer la filtración han asegurado que "no tenemos nada que ver con esa campaña. No sabemos de dónde sale". Pese a esto, fuentes consultadas por eldiario.es apuntan a que tanto la impresión como la colocación de carteles, los anuncios de Facebook y las pegatinas estaría por encima de los 10.000 euros.

Lanuza, por su parte, asegura que ha invertido varios miles de euros "por iniciativa personal" en la campaña de Facebook, siendo la primera vez que se le achacan este tipo de tácticas, mientras que Sanmartín no sería debutante en estas prácticas, puesto que estuvo detrás de una campaña similar para desincentivar el voto entre los votantes del PSOE en Andalucía en las últimas elecciones autonómicas. Para ello, habría utilizado una página llamada "Socialistas por el cambio", donde fomentaba mensajes de enfrentamiento entre Susana Díaz y Pedro Sánchez.

Sanmartín ha negado formar parte de aquella campaña de intoxicación, tácticas ya conocidas en políticas que llegar a contaminar el debate público en el referéndum del Brexit, en las elecciones que hicieron presidente a Donald Trump y en otros procesos electorales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios