lahoradigital.com
La exhumación de Franco, ¿dónde está la derecha?
Ampliar
(Foto: TW)

La exhumación de Franco, ¿dónde está la derecha?

miércoles 23 de octubre de 2019, 20:50h
El Gobierno de Pedro Sánchez lo prometió y ha cumplido: los restos del dictador Francisco Franco ya no estarán más en el Valle de los Caídos. Se ha tardado mucho tiempo y más de uno pensó que nunca se iba a producir, pero al final el Estado ha demostrado que España tiene una democracia que funciona y que ha sido capaz de poner fin a una anomalía que venía arrastrando desde hace más de 40 años. Con la exhumación de Franco, ya podemos decir que se acabó la Transición. Al menos en lo que se refiere al funcionamiento del Estado.

Aunque ha sido el Partido Socialista y el Gobierno de Pedro Sánchez quienes han liderado la iniciativa para que el dictador no siga disfrutando de un lugar calificado como patrimonio cultural y sostenido con fondos públicos, la exhumación ha sido posible gracias a la coordinación de los tres poderes del Estado. Todo comenzó en el poder legislativo, con un mandato del Congreso de los Diputados a iniciativa del PSOE. El Ejecutivo dispuso la aplicación de dicho mandato, y el judicial lo ha avalado con una sentencia clara y unánime. Podemos decir, por lo tanto, que la retirada de Franco del Valle de los Caídos ha sido un ejercicio del Estado español, que ha mostrado así una madurez democrática que, por desgracia, todavía se encuentra ausente en algunos representantes públicos de la derecha.

Mientras la maquinaria del Estado de derecho ha actuado, los partidos políticos de la derecha se han mantenido al margen de este proceso, y algunos individuos incluso han mostrado su desprecio y desdén por la exhumación del dictador. Por ejemplo, recientemente el que fue ministro del Interior en el Gobierno de Mariano Rajoy, Jorge Fernández Díaz, se mostró comprensivo con la actitud insumisa del prior del Valle de los Caídos, y muchos diputados y senadores del PP no han dejado nunca de mostrar su desprecio por las víctimas del franquismo. Ni Pablo Casado ni Albert Rivera han tenido jamás interés alguno en proporcionar un consenso político en la exhumación de Franco que pueda sumarse al consenso democrático de los poderes del Estado. No es de extrañar, por otra parte, ya que siempre que hay un momento decisivo, un avance o un momento crítico, las derechas no están a la altura.

La derecha aún no ha llegado al S.XXI

Así, por desgracia, se constata que la derecha de este país aún no ha llegado al siglo XXI, como sí han hecho los funcionarios de los poderes del Estado y el resto de partidos políticos. Y no lo demuestran solamente con su pasividad y cierto rechazo ante la exhumación del dictador, sino, y esto es más grave, ante los ataques, amenazas e insultos de la extrema derecha actual.

¿Dónde están las condenas de PP y Ciudadanos a los insultos y amenazas de Vox contra el PSOE? ¿Por qué siguen azuzando el odio entre españoles con declaraciones como las que hicieron en la Asamblea de Madrid insinuando que las personas de izquierda queman iglesias en pleno S.XXI? La sociedad y la democracia española están avanzando. Más les vale a las derechas avanzar también si no quieren acabar en el desván.

La exhumación del dictador del Valle de los Caídos es un gran avance para todas las personas que vivimos en España, y significa saldar una enorme deuda de nuestra democracia con su pasado y con las víctimas del franquismo cuya memoria sale reforzada, su reparación moral queda saldada y su dignidad, que nunca se perdió porque siempre ha sido la dignidad de nuestra democracia, queda reforzada. Quienes perdieron su dignidad fueron sus verdugos y quienes son hoy sus herederos.

La figura del dictador que hurtó a España de su democracia durante 40 años ya no seguirá mirando desafiante a la capital de España desde el Valle de los Caídos. Se ha cerrado una página importante en nuestra historia pero que jamás olvidaremos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios