lahoradigital.com
Alcalde de Madrid: 'Ya sabes que estoy en contra del feminismo del 8M'
Ampliar
(Foto: Europa Press)

Alcalde de Madrid: "Ya sabes que estoy en contra del feminismo del 8M"

sábado 21 de septiembre de 2019, 10:45h

Así firma los pactos de Gobierno, el PP de Madrid y su alcalde. Dicen una cosa en petit comité, en contra del más elemental de los Derechos Humanos, y otra cara al electorado. Este jueves la discusión pública entre el alcalde de Madrid, el popular José Luis Martínez Almeida y el concejal de Vox, Javier Ortega Smith tras el minuto de silencio por la última víctima de violencia de género no tardó en hacerse viral. Ambos políticos se reprochaban la actitud de sus formaciones en la forma de protestar. Ya es sabido que la ultraderecha se niega a reconocer que la violencia contra las mujeres es una realidad que está dejando un reguero de sangre y muerte en nuestro país. Pero lo llamativo de ayer fue comprobar que el primer edil de la capital de España está en contra del ‘feminismo del 8-M’.

El pasado 7 de marzo, Marta daba los últimos retoques a la artesanal y pequeña pancarta con la que acudiría al día siguiente a una de las mayores movilizaciones de las mujeres de la historia de España. Su cartel decía “De camino a casa quiero ser libre, no valiente”. Junto a ella estaría su madre, Carmen, que tras una vida de lucha por sus derechos nunca ha faltado a su cita del Día Internacional de la Mujer. Ella también portaba un cartel que decía “El feminismo es una forma de vivir individualmente y de luchar colectivamente”. Junto a ellas millones de mujeres en las principales ciudades españolas salieron a las calles con el objetivo de visibilizar a la mujer y luchar contra la desigualdad de oportunidades, la brecha salarial, la violencia de género y la precariedad.

Ayer, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, del Partido Popular dijo claramente que está en contra de lo que él denomina “el feminismo del 8-M”. Se lo dijo al concejal ultraderechista de Vox, Javier Ortega Smith a las puertas del Ayuntamiento de Madrid con todos los medios de comunicación como testigos. Allí el resto de partidos del consistorio de la capital guardaban un minuto de silencio tras una pancarta que decía “¡basta ya! No a la violencia de género”.

Ya sabíamos que la extrema derecha considera que la lacra social que supone que más de 1.000 mujeres hayan muerto asesinadas por sus parejas o exparejas desde el año 2003 es en realidad una especie de relato inventado por lo que denominan la “ideología de género”. Sus falsas soflamas dicen que hay que luchar contra todas las violencias y que hay que tumbar las leyes que tienen por objetivo proteger y prevenir la violencia machista.

Ayer el Partido Popular dio un paso más para estar cada vez más cerca de los postulados de la ultraderecha y situarse frente al movimiento feminista que cada año desborda las previsiones y une aún más a las mujeres reclamando sus derechos.

Precisamente este 20 de septiembre, las calles de más de 200 ciudades españolas se llenarán otra vez de mujeres en una protesta que pone el foco en el aumento de más del 50% de las agresiones sexuales durante el pasado verano, o en las escalofriantes cifras que nos dicen que este año 32 niños y niñas han quedado huérfanos por la violencia machista. Se trata de una “emergencia feminista” y por eso la próxima noche será una “noche violeta”.

El Partido Popular no se sumará a estos actos, al igual que en el año 2018 no se sumaron a las manifestaciones del 8 de Marzo, el Día Internacional de la Mujer. Cree que la izquierda ha monopolizado el movimiento feminista y por eso no tiemblan a la hora de arremeter contra él. Aunque a veces entran en contradicciones que hacen que el ex presidente del Gobierno Mariano Rajoy afirme que “no nos metamos en la brecha salarial” mientras que luce en la solapa el lazo lila del feminismo; o que la ex ministra Dolors Monserrat diga que no es feminista porque “no me gustan las etiquetas”. Recordemos que el año 2018 se convocó la primera huelga feminista de la historia y que dirigentes como la ex presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes dijo que ella “haría huelga a la japonesa”.

Ocurre que en las filas del PP saben que no pueden ir contra las mujeres, sobre todo, cuando se acercan las elecciones. Por ello, este año, el pasado mes de marzo, fueron más tibios respecto a las movilizaciones feministas y dijeron que en su formación son tan defensores de la libertad que respetan lo que cada dirigente de su partido quisiera hacer respecto a participar o no en los actos del 8-M. Eso sí, como organización política se desmarcaron de la convocatoria con el argumento de que se trata de unos actos politizados y monopolizados por la extrema izquierda. Algunas mujeres dirigentes del PP como Cuca Gamarra, Marta González o Mari Mar Blanco hicieron amago de asistir, pero al final siguieron las consignas de sus líderes y se quedaron en casa. Otras fueron más beligerantes como Isabel Díaz Ayuso quien declaró entender las “dificultades que se encuentran las mujeres” a lo largo de su vida, pero señaló que “los hombres también se topan con obstáculos”. Y añadió que “yo tengo un sobrino de 15 años y no quiero pensar que se mete en un follón con otra chica y en un juzgado él está en indefensión por ser hombre”. Estos posicionamientos radicales, le valieron a Ayuso para ser nombrada candidata del PP a la Comunidad de Madrid y que hoy presida la región en coalición con Ciudadanos y con el apoyo indispensable del partido de Rocío Monasterio y Javier Ortega Smith.

Que Almeida diga que está “en contra del feminismo del 8-M” es estar en contra de las 50.000 mujeres que colapsaron las calles de Bilbao el pasado 8 de marzo; o contra las 30.000 de La Coruña; las 40.000 de Vigo; las 350.000 se Madrid; o las 200.000 de Barcelona.

Pero no solo eso, estar en contra del “feminismo del 8-M” es estar en contra de la lucha de millones de mujeres por acabar con las condiciones de explotación y esclavitud, en contra de la lucha de las mujeres por tener un mundo social y laboralmente más justo; en contra de la lucha de las mujeres por acabar con la brecha salarial; en contra de la lucha de las mujeres por acabar con la violencia machista; en contra de la lucha de las mujeres por acabar con la justicia patriarcal; en contra de la lucha de las mujeres por acabar con la desigualdad… Y eso, señor alcalde, es estar en contra de muchas cosas y de muchas personas, entre otras, de Marta y de su madre Carmen.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Alcalde de Madrid: "Ya sabes que estoy en contra del feminismo del 8M"

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    4381 | Nerea Estriche - 23/09/2019 @ 14:18:31 (GMT)
    El único feminismo posible es el del 8M. Es importante entender eso.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de La Hora Digital

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.