lahoradigital.com
Isabel Díaz cesa a la presidenta de Avalmadrid como alto cargo de su gobierno para tratar de alejarse del ‘caso Ayuso’
Ampliar
(Foto: Europa Press)

Isabel Díaz cesa a la presidenta de Avalmadrid como alto cargo de su gobierno para tratar de alejarse del ‘caso Ayuso’

viernes 30 de agosto de 2019, 15:30h

La presidenta de la entidad semipública, Rosario Rey García, que concedió un crédito de 400.000 euros a una empresa propiedad del padre de Isabel Díaz Ayuso, era directora general de Economía del Ejecutivo madrileño y deberá dar explicaciones sobre la decisión de Avalmadrid de no proceder contra los avalistas del préstamo.

El denominado ‘Caso Ayuso’ ya se ha cobrado su primera ‘víctima’ en el nuevo Gobierno Regional de la Comunidad de Madrid y no ha sido otra que la presidenta de Avalmadrid, Rosario Rey García, que era hasta ahora directora general de Economía del Ejecutivo madrileño.

Con esta maniobra, la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, trata de poner tierra de por medio del caso que la involucra directamente en el procedimiento por el que una empresa propiedad de sus padres, MC Infortécnica, consiguió un crédito de 400.000 euros. La concesión de este dinero estaba avalado con parte del patrimonio de la familia de la presidenta, pero Avalmadrid, tras siete años de impago, nunca ha cumplido la decisión de su propio Comité de Morosidad, que ordenaba proceder contra los avalistas del préstamo para recuperar el dinero.

En primera instancia, la presidenta afirmó que nada tenía que ver con este tema. Después, ante la contundencia de las informaciones periodísticas, tuvo que asumir que en el 2011, justo antes de convertirse en diputada autonómica contactó con la entidad para, según sus palabras, “saber a qué persona había que dirigirse para solicitar un crédito para la empresa participada por mi padre”. Pero, nuevamente, la aparición de nuevos correos electrónicos, publicados por Infolibre, demuestran que la presidenta sigue mintiendo. En dichos documentos se puede ver que la actual presidenta mantuvo una comunicación continuada en el tiempo con un alto cargo de Avalmadrid y se interesó por la relación de avalistas del préstamo y por las actividades de los socios de su padre en la empresa que debía devolver el crédito. Sospechaba la presidenta que los socios de su padre, que estaba de baja por enfermedad, estaban trasladando su ‘negocio’ a empresas paralelas y pensaban dejar caer la empresa primigenia. Esto le suponía un problema ya que el patrimonio con el que su padre avaló el crédito estaba en peligro.

En esos meses de 2011, Díaz Ayuso y su hermano aceptaron la donación de parte del patrimonio de su padre: un piso en Madrid y las acciones de una empresa propietaria de un local también en la capital de España. Con ello, protegía este patrimonio ya que sabía que Avalmadrid podría proceder contra éste para recuperar el dinero prestado.

Ahora, con la decisión de cesar a Rosario Rey García, la presidenta popular pretende soltar lastre. Y probablemente no se quedará aquí. Ya en el debate de investidura, el nuevo socio de los populares, Ignacio Aguado (Ciudadanos), dijo que habría que cerrar Avalmadrid. El resto de grupos políticos no están en contra de esta decisión, pero no sin antes esclarecer todo lo ocurrido en esta entidad. Cada día que pasa, el escándalo sobre Avalmadrid sigue creciendo ya que el procedimiento por el que MC Infortécnica consiguió su financiación no es el único ni el más grave.

Según publica Infolibre este viernes, Avalmadrid tiene más de treinta operaciones fallidas y en nueve de ellas están implicados nueve exconsejeros de la entidad.

Avalmadrid es una entidad semipública en la que participan la Comunidad de Madrid y Bankia como accionistas mayoritarios y su objetivo primigenio es la financiación de las pymes madrileñas. El problema es que en este momento tiene operaciones fallidas, es decir, créditos sin devolver, que ascienden a más de diez millones de euros. Se trata de 32 operaciones de las que no se ha podido recuperar el dinero prestado. Lo escandaloso es que nueve de esas operaciones tienen que ver con empresas relacionadas con nueve exconsejeros de la entidad. Se trata de Pedro Olabarría, Sol Olábarri, Jesús Martín, Juan Pablo Lázaro, Francisco Novela, Patricio Rodríguez, Alfonso Carcasona, Fernando Rodríguez y José Miguel Guerrero.

Tal descontrol de la concesión de créditos llevo al Banco de España a pedir una sanción económica de 100.000 euros por haber incumplido dos de los tres requerimientos que el supervisor bancario le solicitó en 2012.

En ese año 2012 los inspectores del Banco de España alertaron que Avalmadrid estaba siendo utilizada para financiar solo a unos pocos y, curiosamente, estas personas tenían evidentes lazos con exconsejeros de la entidad o con miembros del PP de Madrid. Así avisaron que “el 1,7% de los acreditados/avalados cuentan con un riesgo individual superior a un millón de euros y acumulan el 30,6% de los riesgos en vigor”.

Algunos de los clientes ‘vip’ de Avalmadrid fueron los ex presidentes de la CEIM, Arturo Fernández, y de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán. Las empresas de ambos fueron financiadas con más de seis millones de euros en diferentes operaciones que casi en su totalidad no se han devuelto.

Pese a que el caso de Avalmadrid sigue creciendo, la presidenta regional Díaz Ayuso prefiere pasar página y no está dispuesta a dar las explicaciones pertinentes. El propio PSOE de Madrid ha pedido con insistencia la creación de una comisión de investigación en la Asamblea de Madrid, pero la mayoría de la triple derecha madrileña (PP, Cs y Vox) previsiblemente tumbará esa posibilidad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Hora Digital

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.