lahoradigital.com
Igualdad y Diversidad desde la perspectiva feminista
Ampliar

Igualdad y Diversidad desde la perspectiva feminista

miércoles 07 de agosto de 2019, 21:26h
Hablar de Igualdad y Diversidad se ha convertido en uno de los debates animados del comienzo de esta último periodo de gobierno tanto en la constitución de los Ayuntamientos como en el de los Gobiernos Autonómicos. Incluso ha llegado a nivel estatal ante un posible acuerdo entre UP y el PSOE para gobernar de forma conjunta este país en un acuerdo que hubiera sido realmente histórico.

En este inusitado debate, que hace años no hubiera apenas trascendido puesto que eran pocos los que defendían la idea de Igualdad y diversidad como políticas prioritarias para un gobierno, se producen situaciones un tanto preocupantes en cuanto se mezclan, intencionadamente o no, conceptos como la Igualdad y la Diversidad. Ya no nos extraña ver concejalías de Derechos Civiles, o Consejerías de los Feminismos y la Diversidad, etc…

A muchas feministas esta realidad nos preocupa enormemente por lo que tiene de perverso trasladar un mensaje equívoco a la ciudadanía poniendo en un mismo plano las políticas de igualdad de derechos de mujeres y hombres y las políticas de diversidad donde podemos incluir a los colectivos LGTBI en la sexual pero también a las personas con diferentes capacidades, religiones, procedencias, etc…

En primer lugar unir ambas políticas invisibiliza a la primera suponiendo que podemos incluirlo todo en un mismo “saco” de reivindicaciones y propuestas sin tener en cuenta las diferentes realidades en las que estamos presentes.

Las mujeres también somos diversas pero cuando se nos discrimina no se hace por ser blanca, negra, lesbiana o discapacitada solamente. Antes hay una construcción social que establece desigualdades entre hombres y mujeres, que mediante sus estructuras, prácticas y normas establece el predominio y do­minación del varón sobre la mujer en la organización económica, política, social y cultural

Este planteamiento no quiere decir, lógicamente, que no haya que trabajar por el reconocimiento social , por la visibilidad de las diferentes diversidades. Como parte también de la diversidad, soy mujer lesbiana, creo que “somos diferentes, somos iguales” y por tanto hay que trabajar por los muchos puntos que tenemos en común y tender puentes de entendimiento.

Me preocupa especialmente la racialización del discurso en el que hemos ido cayendo y que sólo lleva al debilitamiento de la lucha por las desigualdades de unos y de otros frente al heteropatriarcado, la heteronorma y todos los que defienden el regreso al pasado con mensajes y aplicación de políticas reales de fomento delos delitos de odio.

Sin embargo tengo que hacer hincapié en evitar mezclar ambas políticas en la práctica diaria de un gobierno. Como decía al principio poner la Igualdad y la Diversidad en un mismo plano invisibiliza a la primera y acaba la lucha feminista siendo, y esta vez si, la “maria” de las políticas municipales o autonómicas. Diluida en una macro concejalía de bienestar social o una consejería de políticas inclusivas.

El feminismo no puede permitirse después de tantos años de lucha y reivindicaciones estar supeditado de esta forma porque junto a esta “moda” subyacen otros intereses de dudosas intenciones que , entre otras cosas, introducen nuevas teorías como la queer, hija del posmodernismo, que bajo la acusación de transfobia a todo lo que no sea su pensamiento liberal, pretenden que aceptemos que el sexo es una construcción social que no se asigna al nacer arbitrariamente , o que pasemos de ser “mujeres gestantes” a simples “cuerpos gestantes” para de paso colarnos lo de los vientres de alquiler por el camino.

Los derechos de las diferentes diversidades no pueden poner en peligro los derechos de las mujeres y la deconstrucción del sujeto político mujer es un hecho si sólo se apoya la diversidad entendiendo que las mujeres somos un colectivo mas dentro de esas diversidades,

La defensa de esta posición me ha supuesto que en las redes sociales se me insulte con el nombre de moda de la progresía. Soy una TERF. Sin embargo nunca nadie me habrá oído decir que las personas transexuales no tengan derecho a vivir en sus propios términos y a no ser discriminadas, agredidas o asesinadas por ello.

Desde el feminismo en el que me he formado, el feminismo de la Igualdad, creo que debemos reconducir las políticas municipales y autonómicas. No puede gestionar ni dirigir un área de este calado social quien está en contra de la abolición de la prostitución, a favor de los vientres de alquiler , la teoría queer o la custodia compartida impuesta. Va en contra de las mujeres, del conjunto de las mujeres quien así piensa y actua. Mezclar ambas políticas, diversidad e igualdad, pretenden sin mas construir un nuevo relato del feminismo que, sinceramente, no nos podemos permitir.

No soy en absoluto partidaria de las posturas maximalistas entendiendo como estas las que impiden el acuerdo y el consenso. Soy feminista como soy miembra del colectivo LGTBI. Necesitamos entendernos como históricamente lo hicimos para crecer y avanzar . Y así con el resto de colectivos de la diversidad. Debemos buscar juntos y juntas complicidades con la sociedad en momentos como este en el que arrecian los mensajes del odio.

Y sobre todo, para acabar, no siempre lo que se presenta como progresista lo es. Reflexionemos sobre esto desde nuestros diferentes ámbitos de trabajo pero sobre todo si en tus manos está aplicar políticas de izquierdas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Igualdad y Diversidad desde la perspectiva feminista

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    4028 | atalante - 08/08/2019 @ 16:07:38 (GMT)
    Resulta bastante clarificador leer que lo que buscáis es una supremacía femenina subvencionada, en modo alguno una igualdad y ya ni que decir del respeto a la libertad de opinión: todo el que no coincida con la vuestra tiene que ser calificado como criminal por odio. Y luego os quejáis de que aparezcan voces atacando la situación a que hemos llegado. Pocas para lo que habéis montado que, por cierto, nada tienen que ver ni con la izquierda ni con el progresismo.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de La Hora Digital

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.