lahoradigital.com
Unidas Podemos tiene la obligación histórica de facilitar un gobierno socialista
(Foto: Europa Press)

Unidas Podemos tiene la obligación histórica de facilitar un gobierno socialista

miércoles 17 de julio de 2019, 16:49h

Que lejos queda el 28 de abril y la alegría que sentí porque el Partido Socialista fue el más votado por la ciudadanía; habíamos ganado las elecciones con 123 diputados, teniendo el partido más próximo en resultados, el PP, 66 escaños, seguido de cerca por Cs, con 57.

A la vez que tuve la enorme alegría por los resultados socialistas, sentí preocupación por la enorme bajada electoral de Unidas Podemos, que se quedó con 42 diputados, pasando así a ser la cuarta fuerza política.

Mientras el PSOE casi doblaba su número de escaños en relación a los obtenidos en el año 2016, UP los reducía prácticamente a la mitad, como resultado, en mi opinión, de sus políticas sectarias y alejadas de la gente, es decir, su cada vez menor influencia política.

Dimos por supuesto que tendríamos un gobierno socialista apoyado por los partidos de izquierdas no independentistas, en particular por UP. Gobierno socialista porque el PSOE ganó las elecciones con mucha diferencia de votos y escaños en relación a los demás partidos, pero con la necesidad de apoyos, al no tener la mayoría absoluta.

El aliado natural del PSOE es UP. Y, como con la suma de los dos partidos no alcanza la mayoría absoluta, son precisos otros apoyos políticos, que existen.

Estoy consternada al ver la negativa actitud de UP para llegar a un acuerdo político con el PSOE, manteniendo posturas que podrían denominarse como chantajistas. No puedo creer que, en esa formación, o en el residuo que va quedando de la misma porque uno a uno la van abandonando, no existan personas con conocimientos acerca de lo que es una negociación y de las tácticas que deben seguirse para conseguir alcanzar un acuerdo.

La condición sine qua nom es tener voluntad de conseguir el acuerdo y ésta se deduce, no de las palabras, sino de las condiciones, imposibles de obtener en este caso, que se ponen para sentarse a negociar. Eso no es negociar. Eso es, como mínimo, hacer perder el tiempo. Cuando se quiere llegar a un acuerdo en cualquier cuestión, teniendo claros los objetivos a conseguir y claro también que todos no se podrán alcanzar y que a alguno de ellos habrá que renunciar, se ensalzan las virtudes de la contraparte, pero no te la pones en contra antes de empezar a hablar, pidiendo lo que sabes que nunca te dará. Eso es dejar claro que te importa un rábano llegar a un acuerdo y que estás dispuesto a llevar al límite las contradicciones, arriesgando así en este caso la constitución de un gobierno de izquierdas.

No se puede afirmar con un mínimo de seriedad que el PSOE no haya planteado sucesivas alternativas en esa negociación para la investidura y formación de gobierno. Y sí se puede afirmar, por el contrario, que UP no se ha movido de su petición inicial y casi única, consistente en que sus dirigentes formen parte del Gobierno; no he escuchado ni visto desacuerdo alguno con ninguna de las propuestas de programa de gobierno que el Partido socialista hizo a UP. Parece que todo da igual, salvo entrar los dirigentes de UP en el Gobierno.

Yo entiendo y comparto los argumentos que se dan por el PSOE para que no sea así. Esta postura de UP no es nueva y es fácil suponer que, si entraran en el Gobierno, no va a cambiar. Lo que permite imaginar que el consejo de ministros se puede convertir en un semillero de disputas, es decir, devenir ineficaz. Perdedores por esta cerrazón que no alcanzo a comprender, somos toda la ciudanía, particularmente, las personas más necesitadas de impulsos legales y ayuda por parte del Gobierno.

Resolver las diferencias y los conflictos mediante cesiones recíprocas, es satisfactorio, pero requiere inteligencia y generosidad por todas las partes negociantes, además de esa voluntad decidida de querer, por encima de todo, llegar a un acuerdo.

En estos días hemos visto cómo los socialistas han ido ofreciendo alternativas sucesivas de acuerdo, diferentes, imaginativas, con el fin de llegar a un acuerdo con UP y conseguir su apoyo para resolver la situación de interinidad que tenemos. Pero no hemos visto, insisto, esta actitud por parte de UP, lo que es prueba de que o no sabe o no quiere llegar a ningún acuerdo.

Que UP están decididas a votar lo mismo que el PP, Cs y VOX con tal de no facilitar gobiernos socialistas, lo hemos constatado hoy con las votaciones para la formación de gobierno en La Rioja, donde hace 24 años que gobierna el PP. Pues bien, Podemos, que cuenta con una sola diputada, ha exigido 3 consejerías de un Gobierno de 8, planteamiento absurdo, que no responde ni a la lógica ni al sentido común, que es lo que se hace cuando de verdad no se desea llegar a un acuerdo, pedir lo que no te pueden dar. Como no lo han conseguido, ha votado NO a un gobierno socialista, junto con PP y Cs. Habrá nueva votación el jueves y confío que Podemos reflexione y vote a favor de la formación de un gobierno socialista.

Conozco muchas personas del entorno de UP que no están de acuerdo con esta política suicida y, yo no sé quién pueda ser, pero alguien con capacidad de influir en sus dirigentes debiera intervenir con urgencia ante ellos para hacerles ver su tremendo error histórico, por el bien de la mayoría de este país, que somos la clase media y trabajadora, grandes perjudicados durante la crisis y necesitados de políticas de progreso e igualdad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Hora Digital

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.