lahoradigital.com
Batet convoca la investidura de Sánchez para el 23 de julio
Ampliar
(Foto: Europa Press)

Batet convoca la investidura de Sánchez para el 23 de julio

martes 02 de julio de 2019, 13:18h

La presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, ha convocado el debate de investidura del candidato a la Presidencia del Gobierno propuesto por el Rey, Pedro Sánchez, para el día 22 de julio, a las 12:00 horas, tal y como ha anunciado este martes en una comparecencia ante los medios de comunicación en la Cámara baja.

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha despejado la incógnita: el debate de investidura se celebrará los próximos 22 y 23 de julio. Así lo ha confirmado en el Congreso de los Diputados tras mantener una conversación telefónica con el jefe del Ejecutivo en funciones, Pedro Sánchez, ya que éste se encuentra en Bruselas ultimando la investidura comunitaria.

El líder del PSOE necesita mayoría absoluta en la primera votación, es decir, 176 diputados de los 350 que conforman el Congreso, y que se celebrará el 23 de julio. En caso de no resultar, se iría a una segunda votación, 48 horas después de la primera (el 25 de julio), en la que necesitaría una mayoría simple.

De no ser investido el candidato propuesto por el Rey, empezarían a contar otros dos meses en los que Sánchez intentaría conseguir los apoyos necesarios para evitar que, completado el plazo, se disuelvan las cortes y se convoquen nuevas elecciones, que por la fecha marcada para la sesión de investidura sería el 10 de noviembre. El presidente del Gobierno en funciones llegará al debate sin los apoyos necesarios, aunque los últimos sondeos apuntan a que una repetición electoral favorecería tanto a los socialistas como a los populares, mientras que Ciudadanos, Unidas Podemos y Vox perderían fuerza.

Por otra parte, las negociaciones con Pablo Iglesias parecen encalladas ante la negativa de Sánchez de incluir a miembros de la formación morada en el Consejo de Ministros. Tal es el caso que el líder de Podemos ya ha señalado que no votaría a favor en una primera vuelta, mientras que el socialista ha advertido que la investidura será en julio o no se hará. Tampoco contará con la abstención de Pablo Casado o Albert Rivera, que han dicho por activa y por pasiva que no facilitarán su reelección.

Así será la sesión de investidura

La sesión de investidura, prevista en el artículo 99 de la Constitución y regulado en los artículos 170 a 172 del Reglamento del Congreso de los Diputados, comienza con la intervención del candidato a presidente del Gobierno, que expone ante la Cámara el programa del Gobierno que pretende formar y solicita al Congreso la confianza para hacerlo.

Finalizada la intervención de Sánchez, la sesión se suspenderá para reanudarse con los representantes de los distintos grupos parlamentarios para plantear su posición, durante un máximo de 30 minutos. El candidato a la investidura les responde, y puede hacerlo uno por uno o de forma agrupada. La segunda intervención de los grupos parlamentarios será, de acuerdo con los tiempos reglamentarios, de 10 minutos.

Una vez acabado el debate se realizará la primera votación, que tendrá lugar el 23 de julio, por llamamiento, es decir, se nombra a los diputados uno a uno, por orden alfabético a partir de una letra elegida al azar, para que en voz alta digan Sí, No o Abstención a la investidura. En esta primera vuelta, el candidato necesita el apoyo de la mayoría absoluta de la Cámara, es decir, 176 diputados, para ser elegido presidente del Gobierno.

Si no la obtiene, se realizará una nueva votación pasadas 48 horas. En este segundo debate, que tendría lugar, en su caso, el 25 de julio, el candidato tendrá diez minutos para pedir el respaldo de la Cámara, y los representantes de los grupos parlamentarios dispondrán de cinco minutos. En esta votación, el candidato será investido presidente si obtiene mayoría simple, más votos a favor que en contra.

En caso de que Sánchez no obtuviera la confianza de la Cámara podrían tramitarse sucesivas propuestas siguiendo el mismo procedimiento: el Rey, tras consultar a los representantes de las formaciones con escaño en el Congreso, propondría candidato a través de Batet. Si en dos meses desde la primera votación de investidura no se hubiera investido presidente del Gobierno, el Rey disolvería ambas Cámaras y convocaría nuevas elecciones con el refrendo de la presidenta del Congreso.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios