lahoradigital.com
Blanquear a Vox ¿No es una traición a la democracia?
Ampliar
(Foto: RTVE)

Blanquear a Vox ¿No es una traición a la democracia?

martes 18 de junio de 2019, 18:04h
Los partidos de derecha, PP y Cs, están impregnándose del ideario franquista de VOX que, como el Caballo de Troya con sus troyanos, ha entrado por la puerta trasera en nuestros Parlamentos y Ayuntamientos y está recibiendo de esos partidos de derechas un poder enorme que no se corresponde ni de lejos con los resultados electorales. Con ello, los partidos de derecha están violentando la voluntad mayoritaria de los y las votantes, que en su inmensa mayoría no han dado su voto a la extrema derecha. ¿No es esto una perversión de la democracia? ¿No es una traición a la democracia?

Estamos en la era de la digitalización, casi cada persona desde la adolescencia tiene un ordenador o un teléfono móvil, donde concentra sus contactos, correos electrónicos, fotografías, documentos privados y públicos, documentos relativos a sus actividades laborales, profesionales, sociales, asociativas, etc., etc.

Conservar en un dispositivo electrónico una parte de nuestra vida es algo común y cotidiano que hacemos casi sin darnos cuenta, en el pueden estar documentos relativos a nuestros intereses económicos, nuestra vida laboral o, personales la agenda diaria, o informes relativos a la salud, entre otros muchos.

¿Qué pasa cuando un virus troyano entra en nuestro ordenador o nuestro teléfono móvil? Que proporciona el control remoto del ordenador o dispositivo móvil al ciberdelincuente, éste puede, sin permiso, acceder a la lectura y escritura de archivos, borrarlos, eliminar o modificar fotografías, modificar archivos, robar información bancaria, contraseñas, códigos de seguridad, borrar completamente el disco, etc., etc.

El acceso de estos troyanos a nuestros ordenadores es simple, basta abrir una app recomendada para escuchar música para que entre un troyano en nuestro sistema. Esta simplicidad contiene en si misma la gravedad y trascendencia expuesta.

No sólo hay troyanos en los ordenadores, a veces también hay troyanos en la vida pública, que actúan con la misma simplicidad, se introducen en el sistema democrático, y precisamente por la simplicidad de sus argumentos, vinculados a la emotividad de los sujetos, controlan el sistema administrando a su conveniencia los archivos y fuentes de la democracia, confundiendo al destinatario hasta lograr el objetivo.

Los troyanos entran por la puerta de atrás para obtener el control remoto de nuestro teléfono u ordenador. O de nuestras vidas.

Le guste o no le guste al Gobierno andaluz, los troyanos de VOX se han infiltrado en él y han tomado el control remoto. En tan pocos días de Gobierno, hemos visto cómo han exigido y obtenido archivos del personal trabajador, con listados que afectan a derechos protegidos. Cómo denominan violencia intrafamiliar a la violencia de género, desnaturalizándola. Cómo exigen concejalías que no se corresponden con la proporción de votos obtenidos. O cómo eliminan áreas de género y diversidad para convertirlas en familia y bienestar social.

Los pactos que estamos observando en este tiempo de la turbopolitica, como dice Cristina Monge, están violentando la voluntad de la ciudadanía española expresada en las urnas. La extrema derecha ha obtenido 24 representantes en el Congreso, lo que representa el 6,8% y de los 1268 diputadxs autonómicos, le corresponden 57, es decir, el 4.5% del total.

Los partidos de derecha, PP y Cs, están impregnándose del ideario franquista de VOX que, como el Caballo de Troya con sus troyanos, ha entrado por la puerta trasera en nuestros Parlamentos y Ayuntamientos y está recibiendo de esos partidos de derechas un poder enorme que no se corresponde ni de lejos con los resultados electorales. Con ello, los partidos de derecha están violentando la voluntad mayoritaria de los y las votantes, que en su inmensa mayoría no han dado su voto a la extrema derecha. ¿No es esto una perversión de la democracia? ¿No es una traición a la democracia?

Sí lo es. Y frente a esta respuesta de la derecha española consistente en abrir la puerta al Caballo de Troya con sus troyanos para que entre en las instituciones democráticas con el fin de destruirlas, en Alemania, por el contrario, se ha producido la unión de todas las fuerzas democráticas para impedir el acceso de la extrema derecha a una alcaldía, consiguiéndolo.

O hacemos el cordón sanitario como en Alemania o nuestras fotografías, nuestros documentos, agendas, contactos y direcciones, nuestra democracia, en definitiva, la perderemos definitivamente, destruida por esos troyanos de VOX a quienes los partidos de derecha abrieron la puerta y les dieron mucho más poder de aquel que los ciudadanos les otorgaron en las urnas.

Porque cuando la democracia está en peligro, nos tenemos que defender.

María Durán i Febrer

Altamira Gonzalo Valgañon

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Blanquear a Vox ¿No es una traición a la democracia?

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    3617 | Olegario Martínez - 19/06/2019 @ 15:11:05 (GMT)
    Yo no creo que sea un peligro de la democracia. Considerarlo así conllevaría pensar que son nuevos. Y no lo son. La gente de Vox (sus políticos y sus votantes) han existido siempre, tanto en las calles como en las instituciones (AP, FN, PP...). Si las derechas españolas están dispuestas a pactar con Vox es porque lo toleran y lo contienen. El legado del franquismo estaba ya muy a salvo antes de la irrupción de la "extrema derecha".

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de La Hora Digital

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.