lahoradigital.com
El Ayuntamiento de Madrid será gobernado por el PP, CS y la extrema derecha de Vox
Ampliar
(Foto: Europa Press)

El Ayuntamiento de Madrid será gobernado por el PP, CS y la extrema derecha de Vox

sábado 15 de junio de 2019, 14:13h
Este sábado se conjuró en Madrid, la capital de España, el acuerdo contra natura del tripartito de la derecha, la extrema derecha y los autodenominados liberales. Partido Popular, Ciudadanos y Vox se han unido sin complejos para hacer alcalde de Madrid a Jose Luis Martínez Almeida, cabeza de lista del PP para la capital. Begoña Villacís, de Ciudadanos, será la teniente de alcalde, y Javier Ortega Smith, de Vox es ya un concejal "de facto", así como lo serán los cuatro concejales de la formación ultra. Precio que tanto Cs como PP, han pagado para echar del gobierno de la capital de España a la lista más votada, la de Manuela Carmena, de Más Madrid. Este pacto tripartito lo han extendido a cuantas capitales de España han podido si las cifras sumaban.

Jose Luis Martínez Almeida, con un perfil político bajo y que se no ha apoyado tanto como cabía esperar en la figura de Pablo Casado para su campaña, ha sido proclamado nuevo alcalde de Madrid con los votos de sus 15 concejales, los 11 de Ciudadanos y los 4 de la extrema derecha de Vox. Esta trilogía desbanca al partido ganador de Manuela Carmena, Más Madrid (20) más 8 del Partido Socialista de Madrid. Los bajos resultados del candidato socialista municipal, Pepu Hernández, que no fue elegido por las bases, debido al miedo existente en el Psoe-m para presentar un candidato de potencia y arrastre fuerte, ha lastrado los buenos resultados de Manuela Carmena y Más Madrid. Desde hoy, el partido socialista de Madrid, debería replantearse no sólo la candidatura a la alcaldía de la capital, sino una serie de errores que se han dado en la Comunidad de Madrid. En los que también ha salido perjudicado uno de los mejores candidatos que la Comunidad podrá llegar a tener nunca, Angel Gabilondo.

Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno en funciones, no ha podido dejar de expresar su tristeza al calificar "el resultado de Madrid como muy lamentable" al pasar de un gobierno progresista, que redujo eficazmente la deuda de la capital, e hizo mejoras sociales, de convivencia y medioambiente, muy aplaudidas por los madrileños, a un gobierno donde los autodenominado liberales, que vinieron a regenerar la política y echar al partido de la corrupción del gobierno, han servido la alcaldía en bandeja a un partido como el PP que hizo de Madrid el epicentro de su corrupción, con el agravante, además, de abrir las puertas del consistorio y de “regalar” cuatro concejalías a la extrema derecha, que ya ha anunciado que entre sus primeras medidas están las de “echar al Orgullo Gay de la ciudad” y revertir el “Madrid Central” que ha rebajado considerablemente la contaminación en la capital. Además de la reducción del presupuesto en la lucha contra la Violencia de Généro, algo que niegan que exista, al igual que acaban de hacer, este tripartito en la Junta de Andalucía, donde también han conformado gobierno de pacto con la ultraderecha.

Almeida es el gran desconocido ya que su campaña ha sido gris. De él se sabe que simpatiza con el ex alcalde popular, Álvarez del Manzano —alcalde entre 1991 y 2003— por el que siente cierta simpatía. De su relación con Gallardón nada, en cuanto a su relación con Esperanza Aguirre se conoce que formó parte de su equipo en sus comienzos políticos, e Ignacio González, con quien fue secretario general del Gobierno regional. Durante su trayectoria política ha estado en segundos y terceros planos dentro de la Administración de los sucesivos gobiernos del Partido Popular. Fue director de Patrimonio entre 2007 y 2011. Un perfil gris, denominan sus compañeros de la oposición.

El pacto global entre PP y Vox ha sido la piedra angular que ha servido para extenderse a otras capitales de España, como es el caso de Zaragoza, donde la triple derecha ha conseguido desplazar al alcalde de Podemos, y ha nombrado a Jorge Azcón, del PP, y el acuerdo también estaba previsto que se extendiera a las ciudades de Huesca y Teruel. En el primer caso no se ha respetado el pacto, pero sí en el segundo. De hecho Luis Felipe, del PSOE de Huesca, es el ganador de las elecciones y nuevo alcalde, gracias a que algún concejal de Ciudadanos se haya negado a votar con Vox y PP.

Por su parte, la ministra de Haciebnda, Maria Jesús Montero, ha lamentado la vergüenza que produce que un partido que se llma liberal, "se han escorado de esta manera hasta la ultra derecha y están firmando partidas en contra de los derechos y con medidas que van también contra las ayudas a los vulnerables".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de La Hora Digital

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.